Cam­biar su vehícu­lo de tra­ba­jo es una bue­na op­ción ca­da cin­co años

Lue­go de unos 100 mil ki­ló­me­tros los au­tos em­pie­zan a pre­sen­tar fa­llas. Por eso es im­por­tan­te man­te­ner­los bien tan­to pa­ra su uso co­mo pa­ra su pos­te­rior ven­ta.

La Cuarta - El Comerciante - - NEWS - Me­lis­sa Ama­ro Poblete

Mu­chas ve­ces, el vehícu­lo de tra­ba­jo se con­vier­te en un so­cio más den­tro de la py­me, por lo mis­mo, pue­de

dar un po­co de pe­na cam­biar­lo, pe­ro es un pa­so ne­ce­sa­rio pa­ra me­jo­rar la efi­cien­cia en el trans­por­te y car­ga de mer­ca­de­rías y pro­duc­tos. No es un gas­to, sino una in­ver­sión pa­ra el ne­go­cio.

Da­niel Ve­ga Ha­ris­toy,

do­cen­te de las ca­rre­ras Téc­ni­co e In­ge­nie­ría en Me­cá­ni­ca Au­to­mo­triz y Au­to­tró­ni­ca de Duoc UC, se­de Con­cep­ción, co­men­ta que, al ser de tra­ba­jo, es­tos vehícu­los pue­den de­te­rio­rar­se an­tes que otro ti­po de au­tos, pe­ro no sue­le ha­ber in­con­ve­nien­tes mien­tras es­té vi­gen­te la ga­ran­tía del fa­bri­can­te.

De to­dos mo­dos, hay que re­vi­sar aten­ta­men­te las eta- pas an­tes de que ex­pi­re el ki­lo­me­tra­je o el tiem­po. “Cla­ra­men­te nos va a con­ve­nir man­te­ner un vehícu­lo den­tro de es­ta con­di­ción, que nor­mal­men­te se man­tie­ne cer­ca de los 100 mil ki­ló­me­tros o cin­co años (lo que se cum­pla pri­me­ro). Lue­go de es­ta can­ti­dad de re­co­rri­do, es co­mún que los vehícu­los co­mien­cen a pre­sen­tar fa­llas de ma­ne­ra más re­cu­rren­te, lo que nos lle­va a in­ver­tir ca­da vez más en re­pues­tos y mano de obra ca­li­fi­ca­da, por lo que ya no se­rá tan ren­ta­ble co­mo he­rra­mien­ta de tra­ba­jo”, ex­pli­ca.

De to­dos mo­dos, no hay que de­jar­se lle­var so­lo por

esos fac­to­res. “Pue­de te­ner mu­chos ki­ló­me­tros re­co­rri­dos, pe­ro con una man­ten­ción de pri­mer ni­vel y, por el con­tra­rio, pue­de mos­trar una can­ti­dad me­nor

de ki­ló­me­tros re­co­rri­dos, pe­ro con una man­ten­ción

de­fi­cien­te”, ad­vier­te el aca­dé­mi­co.

Me­jo­ras por den­tro y fue­ra

Si su vehícu­lo ya es­tá muy vie­ji­to y cues­ta ven­der­lo, no pier­da la es­pe­ran­za. “En es­tos ca­sos, por lo ge­ne­ral, lo más de­ter­mi­nan­te es la par­te es­té­ti­ca: una bue­na lim­pie­za in­te­rior, ex­te­rior, la­va­do de mo­tor o cha­sis nos pue­den ayu­dar en la pre­sen­ta­ción, ade­más de al­gún tra­ta­mien­to que pue­da de­vol­ver a la pin­tu­ra un me­jor as­pec­to y bri­llo, co­mo el si­mu­ni­za­do o pu­li­do”, re­co­mien­da el do­cen­te de Duoc UC se­de Con­cep­ción. Res­pec­to de la par­te me­cá­ni­ca, ase­gú­re­se de que no exis­tan fu­gas en el mo­tor o trans­mi­sión. “Es­to nor­mal­men­te tie­ne un cos­to re­du­ci­do pa­ra me­jo­rar­lo y ayu­da bas­tan­te en el as­pec­to y la pre­sen­ta­ción al mo­men­to de ofer­tar un vehícu­lo”, co­men­ta Da­niel Ve­ga. Asi­mis­mo, es con­ve­nien­te que si­ga es­tas re­co­men­da­cio­nes:

- Cui­de la con­duc­ción y no so­bre­pa­se la ca­pa­ci­dad de car­ga del vehícu­lo. - Reali­ce una man­ten­ción pe­rió­di­ca y ha­ga to­dos los pro­ce­di­mien­tos se­gún lo in­di­ca­do por el fa­bri­can­te. - Tó­me­se el tiem­po ne­ce­sa­rio pa­ra leer el ma­nual de usua­rio, así ob­ten­drá el me­jor desem­pe­ño de su vehícu­lo sin cau­sar da­ños.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.