Ma­nuel lle­va un año en running y ya es to­do un “Correcaminos”

El jo­ven sue­le co­rrer diez kilómetros, y el 6 de ma­yo par­ti­ci­pa­rá en el cir­cui­to 5 k de la Co­rri­da de la Cons­truc­ción. La coor­di­na­ción en­tre co­rre­dor y guía es fun­da­men­tal. Por eso, tie­nen que prac­ti­car har­to an­tes.

La Cuarta - El Constructor - - CORRIDA DE LA CONSTRUCCIÓN - Me­lis­sa Ama­ro P.

Ma­nuel Cid (16) es de Ren­ca y es­tu­dia en el Cen­tro Edu­ca­cio­nal Lau­ra Vi­cu­ña. Des­de que na­ció tu­vo una vi­sión li­mi­ta­da, pe­ro eso no ha si­do un im­pe­di­men­to pa­ra él. De he­cho, le gus­ta mu­cho an­dar en bi­ci­cle­ta. Ha­ce un año, su ma­má lo ins­cri­bió en la “Fun­da­ción Luz”, por sus pro­ble­mas vi­sua­les y, en ese mis­mo tiem­po em­pe­zó a in­tere­sar­se por el ‘running’ y par­ti­ci­par en co­rri­das, gra­cias a la in­vi­ta­ción que le hi­zo una pro­fe­so­ra de edu­ca­ción fí­si­ca de su co­le­gio an­te­rior (Co­le­gio San­ta Lu­cía). “Des­pués me me­tí a un equi­po, ‘Ayüwn’, que es un club de mon­ta­ñis­mo y trek­king. El otro día fui­mos al Ca­jón del Mai­po”, co­men­ta el jo­ven, y agre­ga que “aho­ra, el 6 de ma­yo, voy a ir a una co­rri­da en el Me­tro San­ta Lu­cía, a la Co­rri­da de la Cons­truc­ción, en el cir­cui­to de 5 kilómetros”.

Ma­nuel co­rre bien se­gui­do y en di­ver­sos re­cin­tos. “Sue­lo prac­ti­car atle­tis­mo en la Es­cue­la Mi­li­tar. Me ayu­da un guía, y prac­ti­co una vez a la se­ma­na, des­de las 18 has­ta las 20 ho­ras (…). A ve­ces voy al Es­ta­dio Na­cio­nal. Sue­lo co­rrer co­mo 10 kilómetros”, ex­pli­ca.

Lo que más le gus­ta de co­rrer es co­no­cer más gen­te y par­ti­ci­par, y en­tre las co­sas que apren­dió en es­te tiem­po es a ha­cer co­rrec­ta­men­te los bra­ceos (mo­vi­mien­to de los bra­zos que ayu­da a co­rrer me­jor). Por eso, Ma­nuel ex­pli­ca que es muy im­por­tan­te coor­di­nar es­te mo­vi­mien­to y el rit­mo con el guía, ya que van su­je­tos con una cuer­da en las ma­nos, y prac­ti­car an­tes de las co­rri­das: “Hay que ir co­no­cien­do el bra­zo de la per­so­na y así có­mo ma­ne­jar­se con él. Una vez, en una co­rri­da don­de íba­mos mal, anu­la­ron a mi guía. Lo que pa­sa es que el caballero iba muy ade­lan­te, en­ton­ces, la co­sa es apren­der, don­de en­treno, con el guía”. Ma­nuel cuen­ta que en oca­sio­nes pue­de co­rrer so­lo, pe­ro “a ve­ces ne­ce­si­to guía en el ce­rro, o en co­rri­das con mu­cha gen­te. Pa­ra el 6 de ma­yo, con­sul­ta­ré si ne­ce­si­to uno”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.