An­tes de pa­sar la bro­cha tes­tee los co­lo­res con es­ta téc­ni­ca in­fa­li­ble

No gas­te di­ne­ro en vano con la com­pra de ga­lo­nes, sin an­tes pro­bar có­mo se ve­rá el co­lor real­men­te en la su­per­fi­cie a tra­tar.

La Cuarta - El Constructor - - DATO PRÁCTICO - Jor­ge Par­do So­to

Un buen con­se­jo, an­tes de pin­tar, es pro­bar có­mo se ve­rá el co­lor ele­gi­do en la su­per­fi­cie a tra­tar. Exis­ten dos for­mas: una es ver la pa­le­ta de co­lo­res en la tien­da es­pe­cia­li­za­da, pe­ro que tie­ne la des­ven­ta­ja de que no re­pro­du­ce fiel­men­te el tono que ten­drá el pigmento una vez apli­ca­do, y la otra es la si­guien­te: lo más con­ve­nien­te es que com­pre una mí­ni­ma can­ti­dad de co­lor que desea, ates de ad­qui­rir los ga­lo­nes de­fi­ni­ti­vos. Des­pués, pin­te un área pe­que­ña y es­pe­re unos días. Las pin­tu­ras pue­den reac­cio­nar cro­má­ti­ca­men­te unas con otras y lan­zar re­fle­jos que cam­bien sus apa­rien­cias. Los co­lo­res pue­den ver­se dis­tin­tos con va­rios ti­pos de ilu­mi­na­ción o al sol.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.