AI­RE ACON­DI­CIO­NA­DO: UN MUN­DO DE TRA­BA­JO

SIS­TE­MA DE CLI­MA­TI­ZA­CIÓN OFRE­CE UNA AM­PLIA GA­MA DE TRA­BA­JOS TAN­TO EN PRO­YEC­TOS DE OFI­CI­NA, IN­DUS­TRIA­LES Y RE­SI­DEN­CIA­LES.

La Cuarta - El Constructor - - PORTADA - Jorge Pardo Soto

El ai­re acon­di­cio­na­do tie­ne mu­chas pe­cu­lia­ri­da­des, sin em­bar­go, no siem­pre el clien­te co­no­ce bien. Es por ello que el téc­ni­co tie­ne que, ade­más de rea­li­zar la ins­ta­la­ción o man­ten­ción de los equi­pos, ser ca­paz de ha­cer una ase­so­ría y así otor­gar un ser­vi­cio com­ple­to.

Por ello, a con­ti­nua­ción se

des­glo­san al­gu­nos de sus com­po­nen­tes, ca­rac­te­rís­ti­cas y fun­cio­nes, te­nien­do pre­sen­te que los ai­res acon­di­cio­na­dos ya no so­lo en­frían. Esen­cial­men­te son equi­pos de cli­ma­ti­za­ción, ca­da vez más com­ple­tos y ver­sá­ti­les: si es­tá pen­san­do en in­gre­sar al ru­bro, es ne­ce­sa­rio co­no­cer la ter­mi­no­lo­gía:

- 1. Bom­ba de ca­lor: es el ai­re acon­di­cio­na­do con­ven­cio­nal. El apa­ra­to ab­sor­be el ca­lor del in­te­rior pa­ra ex­pul­sar­lo fue­ra. En el ca­so de una bom­ba

de ca­lor, se in­vier­te el ci­clo me­dian­te un sis­te­ma

de vál­vu­las: se ab­sor­be el ca­lor del ex­te­rior pa­ra lle­var­lo al in­te­rior.

- 2. Ca­pa­ci­dad fri­go­rí­fi­ca o ca­lo­rí­fi­ca: es la po­ten­cia pa­ra re­fres­car o ca­len­tar que su­mi­nis­tra una uni­dad al in­te­rior en for­ma

de ai­re frío o ca­lien­te.

- 3. Cla­si­fi­ca­ción ener­gé­ti­ca: es la re­la­ción en­tre fri­go­rías pro­du­ci­das (o ca­lo­rías) y con­su­mo eléc­tri­co. Ojo que la cla­si­fi­ca­ción ener­gé­ti­ca ayu­da a dis­tin­guir los equi­pos que tie­nen me­jor re­la­ción ca­pa­ci­dad/con­su­mo.

- 4. Coe­fi­cien­tes de efi­cien­cia ener­gé­ti­ca (SEER y SCOP): re­fle­jan la re­la­ción ca­pa­ci­dad/con­su­mo

de los equi­pos. Se cal­cu­lan di­vi­dien­do la ca­pa­ci­dad del equi­po (en kW) en­tre el con­jun­to eléc­tri­co to­tal má­xi­mo.

Los equi­pos de ai­re acon­di­cio­na­do de­ben ve­nir eti­que­ta­dos con su fac­tor de efi­cien­cia ener­gé­ti­ca (SEER) y su coe­fi­cien­te de ren­di­mien­to es­ta­cio­nal (SCOP).

- 5. Gas re­fri­ge­ran­te: es el gas que cir­cu­la por las tu­be­rías que re­co­rren por to­do el sis­te­ma de ai­re acon­di­cio­na­do. Las pro­pie­da­des de es­te gas ha­cen po­si­ble el in­ter­cam­bio de tem­pe­ra­tu­ra, es de­cir, re­fri­ge­ra­ción o ca­le­fac­ción.

Pe­rio­dos de man­ten­ción

Se­bas­tián Sa­la­zar, do­cen­te de In­ge­nie­ría en Cons­truc­ción Ves­per­tino

de Duoc UC, se­de Ala­me­da, ex­pli­ca que la man­ten­ción de los equi­pos es va­ria­ble, de­bi­do a que hay di­ver­sos fac­to­res. Den­tro de es­tas con­si­de­ra­cio­nes se de­be te­ner en cuen­ta:

- A) Ti­pos de equi­po de ai­re acon­di­cio­na­do.

- B) Uso que se les da a los sis­te­mas.

- C) Ubi­ca­ción don­de se ins­ta­le (si exis­te gran po­lu­ción o no).

- D) Es­ta­ción del año al mo­men­to de ha­cer el tra­ba­jo.

“A to­do equi­po de ai­re acon­di­cio­na­do o cli­ma­ti­za­ción se le de­be­ría rea­li­zar una man­ten­ción ca­da

dos me­ses en in­vierno. Se

de­be pri­vi­le­giar la uni­dad con­den­sa­do­ra del sis­te­ma

de cli­ma­ti­za­ción”, sos­tie­ne el pro­fe­sor. En tan­to, aña­de que en ve­rano se

de­be ha­cer una man­ten­ción y dar im­por­tan­cia a la uni­dad in­te­rior o eva­po­ra­dor. “En es­tas man­ten­cio­nes se de­be con­si­de­rar una bue­na lim­pie­za, con­tro­les de pre­sión, me­di­cio­nes de cau­da­les de ai­re y vol­ta­jes”, re­sal­ta.

Equi­pos más efi­cien­tes

En cuan­to a mo­de­los efi­cien­tes, el aca­dé­mi­co de Duoc sos­tie­ne que el sis­te­ma ‘in­ver­ter’ “ac­tual­men­te es lo más efi­cien­te en el mer­ca­do”. Los com­pre­so­res pue­den re­gu­lar las re­vo­lu­cio­nes del mo­tor a tra­vés de un va­ria­dor de fre­cuen­cia y es­to ha­ce que se adap­ten a las di­fe­ren­tes ne­ce­si­da­des de la ins­ta­la­ción, es­to ge­ne­ra una mo­du­la­ción del flu­jo del re­fri­ge­ran­te en ca­da mo­men­to. “Po­see la vir­tud de no pren­der o apa­gar co­mo un sis­te­ma de cli­ma­ti­za­ción con com­pre­sor tra­di­cio­nal”, ex­pli­ca Sa­la­zar. En con­clu­sión, es­tos com­pre­so­res pue­den va­riar su fre­cuen­cia o re­vo­lu­cio­nes, “sien­do más efi­cien­te en el uso de la ener­gía, mo­du­lan­do la car­ga de re­fri­ge­ran­te que se va­ya re­qui­rien­do”, con­clu­ye.

Se­bas­tián Sa­la­zar Do­cen­te de In­ge­nie­ría en Cons­truc­ción, Duoc UC, se­de Ala­me­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.