EL CAPERUZO

Es­tos pro­duc­tos sir­ven pa­ra pro­te­ger y her­mo­sear fa­cha­das e in­te­rio­res de ca­sas y de­par­ta­men­tos. Las téc­ni­cas de apli­ca­ción, por un la­do, y la gran di­ver­si­dad de al­ter­na­ti­vas en el mer­ca­do, por el otro, son una bue­na ayu­da pa­ra con­se­guir bue­nos re­sul­ta­do

La Cuarta - El Constructor - - PORTADA - Jor­ge Par­do So­to

Pin­tu­ras que per­mi­ten re­no­var es­pa­cios y de­jar­los co­mo nue­vos.

Es­te es el me­jor mo­men­to pa­ra ha­cer pre­su­pues­tos de re­no­va­ción de pin­tu­ras, don­de, ade­más, las mar­cas tam­bién apro­ve­chan de pro­mo­cio­nar sus pro­duc­tos co­mo nue­vos óleos y es­mal­tes, op­cio­nes que nun­ca pa­san de mo­da.

Al­gu­nos con­cep­tos:

- Óleos: es una pin­tu­ra a ba­se de acei­tes, que uti­li­za sol­ven­tes de esen­cia de tre­men­ti­na. Una com­bi­na­ción equi­li­bra­da de los com­po­nen­tes bá­si­cos de la pin­tu­ra al acei­te da­rán lu­gar a una pe­lí­cu­la ho­mo­gé­nea, fuer­te y fle­xi­ble, re­sis­ten­te al des­gas­te, que no se cuar­tea, arru­ga no des­pren­de.

Es­tos óleos son in­com­pa­ti­bles con los ma­te­ria­les al­ca­li­nos, co­mo el ce­men­to, es­tu­co de ce­men­to y hor­mi­gón, por lo tan­to, ha­brá que pro­ce­der al se­lla­do del so­por­te por me­dio de una pin­tu­ra es­pe­cial­men­te di­se­ña­da pa­ra ello.

- Es­mal­tes: se co­no­cen con es­te nom­bre aque­llas pin­tu­ras que mez­clan acei­tes con re­si­nas y que al se­car de­jan una pe­lí­cu­la

du­ra, re­sis­ten­te, li­sa y

do­ta­da de gran bri­llo. Los es­mal­tes sin­té­ti­cos no con­tie­nen acei­tes e in­clu­so pue­den ser emul­sio­nes al agua.

- Esmalte sin­té­ti­co: ba­se sol­ven­te, es­pe­cial­men­te for­mu­la­da pa­ra uso pro­fe­sio­nal en la cons­truc­ción. Po­see ex­ce­len­te bri­llo y ter­mi­na­ción, buen ren­di­mien­to y gran po­der cu­brien­te, pa­ra ba­ños, co­ci­nas, es­truc­tu­ras me­tá­li­cas, puer­tas y ven­ta­nas.

Gran di­ver­si­dad en el mer­ca­do

La in­dus­tria de las pin­tu­ras tie­ne a dis­po­si­ción una gran va­rie­dad de pro­duc­tos, es­pe­cial­men­te en los seg­men­tos de óleos y es­mal­tes: Res­pec­to al óleo, a mo­do

de ejem­plo, es­tá dis­po­ni­ble un pro­duc­to pro­fe­sio­nal (a tra­vés de dis­tin­tas mar­cas) pen­sa­do pa­ra cu­brir ma­de­ra y ace­ro, es­te úl­ti­mo pre­via­men­te

de­be con­tar con una ca­pa

de an­ti­co­rro­si­vo. Tam­bién, en el plano fa­mi­liar, pa­ra quie­nes

desean pro­te­ger sus in­mue­bles exis­ten los óleos opa­cos pen­sa­dos pa­ra su­per­fi­cies de hor­mi­gón, es­tu­co, la­dri­llos, fi­bro­ce­men­to, ye­so y

ye­so-car­tón. En al­gu­nos de es­tos ca­sos de­be­rá se­llar­se la su­per­fi­cie con un pro­duc­to acrí­li­co. Por su par­te, tam­bién se ven­den mu­cho los es­mal­tes al agua, que cuen­tan con adi­ti­vos que pre­vie­nen la pro­duc­ción de al­gas, hon­gos y bac­te­rias.

Téc­ni­cas de apli­ca­ción

La pin­tu­ra ade­cua­da

de­be­rá es­co­ger­la te­nien­do en cuen­ta dos fac­to­res prin­ci­pa­les:

1. El ma­te­rial so­bre el cual va a pin­tar (ye­so, la­dri­llo, fie­rro, ma­de­ra, etc.).

2. Si lo que va a cu­brir es­tá en el in­te­rior o ex­te­rior.

Có­mo ele­gir el pro­duc­to pa­ra in­te­rio­res

Re­cuer­de que las pin­tu­ras ma­te di­si­mu­lan me­jor los de­fec­tos de una su­per­fi­cie, pe­ro son me­nos im­permea­bles que las bri­llan­tes.

En tan­to, las pin­tu­ras bri­llan­tes po­seen ma­yor im­per­mea­bi­li­za­ción, pe­ro re­sal­tan los de­fec­tos de las su­per­fi­cies y exi­gen una cui­da­do­sa pre­pa­ra­ción pre­via.

¿Qué usar en mu­ros ex­te­rio­res?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.