LO MÁS PO­TEN­TE DEL 2018

ES UN RU­BRO QUE TO­MA CA­DA DÍA MÁS FUER­ZA EN LAS DIS­TIN­TAS OBRAS DEL PAÍS, GRA­CIAS A LA TECNOLOGÍA.

La Cuarta - El Constructor - - PORTADA - Jorge Par­do So­to

Ade­más, pa­ra la se­gu­ri­dad de los cons­truc­to­res, el mer­ca­do tie­ne va­rias op­cio­nes atrac­ti­vas, a tra­vés de nue­vos mo­de­los que, gra­cias a la tecnología, son efi­cien­tes y más fá­ci­les de ma­ne­jar.

Los vehícu­los pa­ra la cons­truc­ción son va­ria­dos, ya que van des­de li­ge­ros mon­ta­car­gas, pa­san­do por ca­mio­nes tol­va, ca­mio­ne­tas y fur­go­nes pa­ra trans­por­te de per­so­nal, y has­ta ma­qui­na­ria pe­sa­da co­mo re­tro­ex­ca­va­do­ras, en­tre otras. El mer­ca­do na­cio­nal es ro­bus­to en mar­cas y mo­de­los, tan­to en el seg­men­to de pro­duc­tos nue­vos así co­mo pa­ra el arrien­do de equi­pos. Es­ta úl­ti­ma op­ción es ideal pa­ra las py­mes y pro­yec­tos de cons­truc­ción más pe­que­ños. In­de­pen­dien­te­men­te de la con­fi­gu­ra­ción que re­quie­ra el cons­truc­tor, lo im­por­tan­te, ase­gu­ran los es­pe­cia­lis­tas, es que los vehícu­los sean efi­cien­tes en ca­pa­ci­dad, que con­ta­mi­nen lo me­nos po­si­ble y, es­pe­cial­men­te, que ten­gan un buen ren­di­mien­to, en­tre otras ven­ta­jas.

Arrien­do co­mo op­ción

La op­ción de arrien­do de ma­qui­na­ria y vehícu­los pe­sa­dos de­be ir apa­re­ja­do con un ser­vi­cio de man­ten­ción y re­pa­ra­ción por par­te de la em­pre­sa que ofre­ce el ser­vi­cio, me­jor aún si es­te con­tem­pla la asis­ten­cia en te­rreno. Por lo que, en es­te ca­so, no to­do es el pre­cio del arrien­do. Lo pri­mor­dial es el fun­cio­na­mien­to cons­tan­te de la ma­qui­na­ria.

Pau­ta de man­ten­ción me­cá­ni­ca

Otro fac­tor re­le­van­te es la pau­ta de man­ten­ción que de­be te­ner to­do vehícu­lo que rea­li­ce tra­ba­jos pe­sa­dos. Guiar­se por lo que in­di­ca el fa­bri­can­te del vehícu­lo es fun­da­men­tal. La pau­ta pue­de di­se­ñar­se: - Por horas de trabajo - Ki­lo­me­tra­je

- Y/o por tiem­po. Res­pec­to de las má­qui­nas, por ejem­plo, las que se usan pa­ra el mo­vi­mien­to de tie­rra, el fo­co de­be es­tar pues­to en el motor, trans­mi­sión y sis­te­ma hi­dráu­li­co.

Ca­pa­ci­ta­ción del ope­ra­rio

Un fac­tor re­le­van­te es la ca­pa­ci­ta­ción del ope­ra­dor y /o con­duc­tor. Es­te de­be es­tar en­tre­na­do téc­ni­ca­men­te, y so­bre to­do en as­pec­tos de se­gu­ri­dad.

No­ve­da­des en equi­pos com­pac­tos

Mu­chas em­pre­sas se es­pe- cia­li­zan en equi­pos com­pac­tos, es el ca­so de Still (de Der­co­maq), que cuen­ta con va­rios vehícu­los pen­sa­dos pa­ra car­ga y descarga en bo­de­gas. La mar­ca tie­ne mo­de­los con op­cio­nes de mo­vi­mien­to

de car­ga, así co­mo api­la­do­res eléc­tri­cos en al­tu­ra. Cuen­tan con ca­rac­te­rís­ti­cas tec­no­ló­gi­cas al ser­vi­cio de una ope­ra­ción fá­cil y có­mo­da pa­ra el ope­ra­dor. Se­gún ase­gu­ra Os­val­do Araya, de Still Der­co­maq, los equi­pos tie­nen una ta­sa de fa­lla cer­ca­na a ce­ro. “Los pe­rio­dos en­tre man­ten­cio­nes son muy pro­lon­ga­dos y to­ma po­co tiem­po rea­li­zar­las, por lo que la dis­po­ni­bi­li­dad es ca­si to­tal”, ex­pli­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.