AI­RE ACON­DI­CIO­NA­DO EN ALZA

ES­TOS APA­RA­TOS SON LOS LÍ­DE­RES DE LA CLIMATIZACIÓN EN VE­RANO. UN BUEN MAES­TRO INSTALADOR SIEM­PRE EN­CON­TRA­RÁ MÁS OPOR­TU­NI­DA­DES DE TRA­BA­JO.

La Cuarta - El Constructor - - PORTADA -

El con­su­mo y tem­pe­ra­tu­ra, así co­mo la ro­tu­la­ción y eti­que­ta­do de la efi­cien­cia de los equi­pos, son fac­to­res a con­si­de­rar.

Lo sis­te­mas de ai­re acon­di­cio­na­do son la fór­mu­la más efi­caz y có­mo­da de con­tro­lar la tem­pe­ra­tu­ra del ho­gar en los días más ca­lu­ro­sos del año. Sin em­bar­go, su con­su­mo eléc­tri­co pue­de su­po­ner un fuer­te in­cre­men­to en la elec­tri­ci­dad. Es ne­ce­sa­rio te­ner en cuen­ta la eco­no­mía do­més­ti­ca a la ho­ra de de­ci­dir ad­qui­rir uno de es­tos apa­ra­tos, sien­do fun­da­men­tal que ten­gan la má­xi­ma efi­cien­cia ener­gé­ti­ca. Di­cha ca­ra­te­rís­ti­ca se mues­tra en la eti­que­ta (Más efi­cien­te A, B, C, D, E, F, G, Me­nos efi­cien­te). Los equi­pos que ten­gan una A son los más efi­cien­tes, por­que re­pre­sen­tan un con­su­mo de ener­gía in­fe­rior al 55%.

Es­pa­cios pa­ra cli­ma­ti­zar

- Do­més­ti­cos: fu­sio­nan has­ta en 60 me­tros cua­dra­dos. El uso es ideal en ofi­ci­nas y ca­sas. - Co­mer­cial: ca­pa­ces de cli­ma­ti­zar des­de los 60 a 120 me­tros cua­dra­dos. Se les en­cuen­tra en tien­das co­mer­cia­les y gran­des ofi­ci­nas. Los equi­pos pue­den ser di­ver­sos co­mo split duc­to, split pi­so­sue­lo o de cas­set­te. - In­dus­trial: se em­plean en su­per­fi­cies so­bre los 120 me­tros cua­dra­dos, ta­les co­mo su­per­mer­ca­dos y gran­des cen­tros co­mer­cia­les.

Iden­ti­fi­ca­ción de efi­cien­cia

Un equi­po de ai­re acon­di­cio­na­do o bom­ba de ca­lor, nor­mal­men­te con­tie­ne al­gu­na de es­tas si­glas: - EER: Po­ten­cia Fri­go­rí­fi­ca/Po­ten­cia Eléc­tri­ca con­su­mi­da en re­fri­ge­ra­ción.

- COP: Po­ten­cia Ca­lo­rí­fi­ca/Po­ten­cia eléc­tri­ca con­su­mi­da en ca­le­fac­ción.

Des­de ha­ce bas­tan­te tiem­po to­dos los equi­pos de

bom­ba de ca­lor vie­nen eti­que­ta­dos con es­tos dos pa­rá­me­tros (EER y COP). En el ca­so de que el equi­po no ten­ga fun­ción de ca­le­fac­ción, so­lo in­di­ca­rá el EER.

Es­tos va­lo­res se­ña­lan cuán­tos kW tér­mi­cos (frío o ca­lor) en­tre­ga el equi­po por ca­da kW eléc­tri­co de con­su­mo.

Hoy los equi­pos de ai­re acon­di­cio­na­do/bom­ba de ca­lor de ex­pan­sión di­rec­ta sue­len ser del ti­po In­ver­ter, que per­mi­te re­gu­lar el ré­gi­men de gi­ro

del com­pre­sor pa­ra adap­tar­se a la de­man­da (de tem­pe­ra­tu­ra), los que pue­den fun­cio­nar, por ejem­plo, al 40% sin pro­ble­mas.

La im­por­tan­cia de lo an­te­rior se de­be a que, en el pa­sa­do, los va­lo­res EER y COP se cer­ti­fi­ca­ban con el equi­po a to­da su po­ten­cia,

don­de mu­chos fa­bri­can­tes los ma­ni­pu­lan pa­ra ob­te­ner bue­nos re­sul­ta­dos al fun­cio­nar a má­xi­ma exi­gen­cia, lo que no es real, de­bi­do a que es­tas má­qui­nas no pue­den fun­cio­nar por un pe­rio­do muy lar­go de tiem­po al 100%. Ac­tual­men­te, los equi­pos

de ai­re acon­di­cio­na­do

de­ben ve­nir eti­que­ta­dos con su fac­tor de efi­cien­cia ener­gé­ti­ca (SEER) y su coe­fi­cien­te de ren­di­mien­to es­ta­cio­nal (SCOP). Es­tos nue­vos tér­mi­nos pre­ten­den ser más rea­lis­tas ade­cuan­do el uso que se le da a la bom­ba de ca­lor o equi­po de ai­re acon­di­cio­na­do. El Sea­so­nal Energy Ef­fi­ciency Ra­te (Re­la­ción

de efi­cien­cia ener­gé­ti­ca es­ta­cio­nal) es la re­la­ción

de en­fria­mien­to to­tal de un ai­re acon­di­cio­na­do y la ener­gía que con­su­me pa­ra ge­ne­rar di­cho en­fria­mien­to, du­ran­te un año de uso. Los especialistas sos­tie­nen que a ma­yor nú­me­ro SEER, el equi­po tie­ne me­jor desem­pe­ño y me­nor con­su­mo de ener­gía.

La di­fe­ren­cia en­tre un equi­po con tec­no­lo­gía In­ver­ter

El pri­mer equi­po pue­de mo­du­lar la po­ten­cia tér­mi­ca, por lo tan­to el con­su­mo eléc­tri­co tam­bién se­rá va­ria­ble. Es­ta tec­no­lo­gía per­mi­te aho­rrar, apro­xi­ma­da­men­te, en­tre un 50% y 80% de ener­gía eléc­tri­ca.

En tan­to, en un equi­po con­ven­cio­nal, sí con­su­mi­rá su po­ten­cia eléc­tri­ca no­mi­nal has­ta que lo­gre al­can­zar la tem­pe­ra­tu­ra so­li­ci­ta­da. Una vez que lo con­si­gue, el equi­po se en­cen­de­rá y apa­ga­rá las ve­ces que sea ne­ce­sa­rio pa­ra man­te­ner la tem­pe­ra­tu­ra in­di­ca­da.

Otra de las prin­ci­pa­les

di­fe­ren­cias en­tre equi­pos In­ver­ter y los que no lo son es que la tec­no­lo­gía

de re­gu­la­ción de ve­lo­ci­dad del com­pre­sor de los pri­me­ros ha­ce que el con­su­mo de ener­gía al mo­men­to del arran­que sea mu­cho me­nor que en las má­qui­nas de ai­re acon­di­cio­na­do sin es­te sis­te­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.