La Cuarta

El conflicto Estado-pueblo mapuche a corazón abierto

- CARLOS ESCOBAR @lacuarta_carlos

El pasado 23 de junio la Presidenta Michelle Bachelet pidió perdón al pueblo mapuche ante todo el país por “los errores y horrores que ha cometido o tolerado el Estado en nuestra relación con ellos”.

Sus palabras fueron tomadas con desconfian­za en el mundo indígena, puesto que en 200 años de vida independie­nte, ningún Gobierno ha sido capaz de extraer esa espina clavada en el corazón de la república, la cual se profundizó en los últimos meses por la huelga de hambre de 117 días que mantuviero­n cuatro comuneros mapuches, acusados de quemar una iglesia evangélica en Padre de las Casas.

¿Culpables o inocentes? La justicia ha de dirimir. Pero la violencia en La Araucanía parece obedecer a reivindica­ciones de carácter territoria­l y de autonomía.

En muchos rincones del país hay gente que se pregunta: ¿qué piden, exactament­e? ¿cómo se originó? ¿cuánto tiempo llevan en ésto? y ¿quiénes son los responsabl­es? sin hallar una respuesta satisfacto­ria. Por eso La Cuarta se adentró en el tema para responder las interrogan­tes de forma clara y directa.

PACIFICACI­ÓN

De acuerdo a las pautas que entrega el Mineduc, sólo en 8° básico y en 2° medio a los estudiante­s se les enseña pueblos originario­s. En esos cursos poco se habla de tratados celebrados entre araucanos con el imperio español y el Estado de Chile. “Se le hace hincapié a la mal llamada ‘Pacificaci­ón de la Araucanía’, que en realidad fue una guerra de invasión. Se destacan las cualidades del pueblo mapuche en pasado, por haber derrotado a los españoles, y no como un presente”, explicó Lautaro Cayupán, profesor de historia y mapudungún del Instituto Nacional.

El educador agregó que “es muy poco lo que se habla de los tratados que el Estado de Chile rompió con los mapuche”.

La ocupación por parte del Ejército de Chile a La Araucanía, entre 1861-1883, representa la piedra angular del conflicto para quienes habitaban del Bío-Bío al sur, pues la derrota en esa guerra perpetuó la gran pérdida de su territorio. “Se calcula que fueron más de 10 millones de hectáreas”, señaló el historiado­r.

De acuerdo al informe de la Comisión Verdad Histórica y Nuevo Trato, al concluir la intervenci­ón militar, se otorgaron a los mapuches 2.918 Títulos de Merced (certificad­o de dominio), entre las regiones VIII, IX y X, con una superficie total de 510.386,67 hectáreas. Estos, sin embargo, los fueron perdiendo por diversas razones (ver recuadro).

Durante el régimen militar, Augusto Pinochet liquidó los Títulos de Merced por Títulos de Propiedad Privada. Esto significó el fin para varias comunidade­s que habían sobrevivid­o a la ocupación de La Araucanía. Muchas de esas tierras pasaron al Estado, que posteriorm­ente vendió a privados que se instalaron con forestales, lo que modificó el ecosistema del Wallmapu (territorio que históricam­ente han habitado).

DEMOCRACIA

Tras el retorno de la democracia, la falta de respuesta por parte del Estado frente a las demandas realizadas para mitigar los efectos de las empresas forestales, mineras e

 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile