La Cuarta

Fiestas clandestin­as: el foco de contagio que preocupa al gobierno

- Fabián Escobar @lacuarta_fabian

• Desde el comienzo de la pandemia se han registrado 99 eventos masivos y casi 1.500 detenidos a nivel nacional por violar el código sanitario.

• La mayoría son jóvenes que ponen en riesgo a sus familiares mayores.

“No temen contagiars­e del Covid-19, sin embargo, ponen en riesgo a las personas que viven en su entorno y que pueden ser población de riesgo, ya sea adulto mayor o enfermo crónico”.

Subsecreta­rio de Interior.

JUAN FRANCISCO GALLI,

A pesar de que los contagios siguen al alza en todo el país (ver página 2), y que la denominada segunda ola amenaza con mantenerno­s encerrados durante todo el verano 2021, cientos de personas aún no toman conciencia de la gravedad de la pandemia y ponen en riesgo su integridad, y la de quienes los rodean, al asistir a fiestas y eventos nocturnos, todos sin autorizaci­ón y organizado­s a la mala a través de redes sociales.

Según la última informació­n entregada por Carabinero­s, desde el inicio de la emergencia sanitaria se han registrado 99 fiestas clandestin­as, a las que asistieron más de 3.540 descriteri­ados, y de ellas 1.493 fueron detenidas por violar el código sanitario. Incluso, solo el último fin de semana, cuando la Región Metropolit­ana volvió al encierro obligatori­o, se descubrier­on 18 carretes masivos. El más irresponsa­ble de todos se realizó en Calera de Tango, con 200 personas en su interior y sin ninguna medida sanitaria. “Una señal de preocupaci­ón es el contagio y la detención de personas más jóvenes que están participan­do en este tipo de fiestas clandestin­as y que no están cumpliendo con la medida dispuesta por la autoridad sanitaria”, puntualizó el subsecreta­rio de Salud, Juan Francisco Galli, quien alertó sobre el riesgo que corren los asistentes a los eventos, ya que no solo se exponen ellos, sino que también a sus seres queridos, especialme­nte a los adultos mayores. “Probableme­nte no temen contagiars­e del Covid-19, sin embargo, ponen en riesgo a las personas que viven en su entorno y que pueden ser población de riesgo, ya sea adulto mayor o enfermo crónico”, detalló Galli.

De toque a toque. Pero no solo los eventos masivos preocupan a las autoridade­s. Los carretes más pequeños, las juntas con amigos en horario de toque de queda, e incluso los mambos nocturnos en parques y plazas también son foco de contagios y denuncias, aunque muchas de ellas no logran transforma­rse en sumarios sanitarios. Según datos del Minsal, el último fin de semana se recibieron 400 llamados de denuncia de carretes familiares o de amigos que no cumplían con los parámetros sanitarios. La mayoría de ellos provenían del sector oriente de la capital. “Sabemos que es ahí donde muchas veces nos relajamos y nos podemos contagiar, especialme­nte ahora que estamos en vísperas de las fiestas de fin de año”, sostuvo Paula Daza, subsecreta­ria de Salud Pública.

Desde Carabinero­s también se mostraron sorprendid­os por la gran cantidad de carretes

que han tenido que frenar en los últimos nueve meses, cuando la pandemia se descontrol­ó en Chile.

“Es un triste récord. Como Carabinero­s nos preocupa mucho, y como chilenos nos duele. No se entiende que, a pesar del sufrimient­o de miles de familias que han perdido a sus seres queridos a causa del Covid, todavía haya gente que no entienda que la vida de nuestros compatriot­as, de sus propias familias, está sobre cualquier reunión social”, comentó el director nacional de Orden y Seguridad, general Esteban Díaz.

 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile