La Cuarta

DOCTOR Ugarte le puso la dosis de enseñanza y carisma a la tele

Uno de los personajes que se ganó el cucharón de la gente este 2020 es el doctor Ugarte. Su carácter afable lo hizo tener un espacio estable en un matinal e incluso ganar la corona de Rey Guachaca.

-

Fue en marzo pasado cuando un desconocid­o médico de la Clínica Indisa asomaba en las mañanas del Buenos Días a Todos, enseñando todo lo que se sabía acerca del Covid-19. Rápidament­e, el bonachón doctor Sebastián Ugarte (61) entró a las casas de todos los chilenos y se ganó el cariño, respeto y credibilid­ad de la barra. “En lo personal ha sido un año con una carga de trabajo muy importante multiplica­ndo las horas del día en la atención directa de enfermos y, por otra parte, ha significad­o mantenerse a distancia de la familia”, cuenta.

— ¿Qué es lo que más le ha llamado la atención en esta pandemia? El compromiso del personal de salud (...) los trabajador­es han afrontado con gran compromiso y vocación a veces teniendo que cambiarse de sus casas para no contagiar a sus familias, han superando todos sus temores. La verdad es que me siento orgulloso de tener por compañeros de trabajo a gente tan comprometi­da. — ¿Pensó alguna vez que iba a ser tan famoso? Tampoco uno debe tomarlo tan en serio, porque esto es transitori­o. Cuando pase la epidemia, uno volverá a su trabajo normal, va a dejar de tener figuración pública y volverá al anonimato, eso es normal, hay que asumirlo con la humildad que se requiere. — ¿A qué cree que se debe su fama? El que uno tenga una cierta credibilid­ad es también un cierto desafío de decir con seriedad sólo la verdad. Esto puede ser incómodo, pero uno tiene que decirlo con el mayor respeto tratando de no ofender y siempre positivo y sin transar jamás la verdad.

— Mal año en la salud y también para su equipo, ¿o no? El Colo Colo de mi adolescenc­ia fue el vicecampeó­n de América con el Chamaco Valdés, Pollo Véliz, Carlos Caszely, fueron años que el Colo nos dio mucha alegría, eran años un poco difíciles y son amores que duran toda la vida. Independie­ntemente de que le vaya bien o mal son cosas que no se cambian.

— Buen año para usted, fue bien premiado... Ha sido un honor ser chileno del año y un tremendo honor ser Rey Guachaca, la verdad es que implica también un compromiso de acompañar a la comunidad guachaca que hace solidarida­d en diferentes lugares del país (...) es un honor ser reconocido por mis pares y por los demás chilenos como un guachaca más, a pesar de la distancia que puede generar la educación y los títulos universita­rios.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile