La Cuarta

Comienza el infierno del Dakar con ocho chilenos al volante

Hoy comienzan las 12 etapas del rally en Arabia Saudita, tierra en donde los nacionales esperan llegar a lo más alto del podio como lo hizo Ignacio Casale en 2020.

- Luis Escares @EscaresVil­la ←

Ayer arrancó una nueva edición del Dakar con el prólogo de 11 kilómetros cronometra­dos en la ciudad de Yeda, Arabia Saudita, con ocho chilenos en competenci­a.

En autos, Francisco “Chaleco” López y su copiloto Juan

Pablo Latrach finalizaro­n quintos, a ocho segundos del ganador Austin Jones. Mientras que en camiones, Ignacio Casale junto a Álvaro León terminaron en el Top 10, a 30 segundos del bielorruso Siarhej Viazonuch. Pablo Quintanill­a, en motos, logró la octava plaza a 22” del winner Ricky Brabec. Mientras que José Ignacio Cornejo fue 25°, cerrando el primer tramo a 50 segundos de la punta.

En Quads son dos chilenos los que sacaron la cara: Giovanni Enrico terminó quinto, a sólo 10 segundos de Alexandre Giroud, por su parte Ignacio Pedemonte fue noveno. Un prólogo que sirvió como bocadillo para la competenci­a de hoy, en donde los competidor­es nacionales tendrán que demostrar todas sus dotes como navegantes para lograr buenos resultados, tal como

Casale y Quintanill­a, quienes terminaron en el podio en la última edición.

Desde Arabia, Quintanill­a cuenta que “comenzamos bien, con un prólogo correcto y planificad­o, en donde buscamos una posición de partida para mañana entre el quinto y el décimo puesto y lo conseguimo­s. Además, tomamos contacto con el ritmo que pide el Dakar y me quedaron buenas sensacione­s. Ya estoy con todas las ganas para enfrentar la primera etapa de carrera”.

Nacho Cornejo agregó que “me sentí muy bien sobre la moto, pero lo de verdad comienza el domingo, así que a concentrar­se en lo que se viene que será muy duro”. “Chaleco” López también mostró su sentir indicando que “este tramo no era para andar a fondo ni arriesgar, porque había muchísimas piedras y rocas peligrosas, sin embargo, igual quedamos cerca del líder. Este domingo la situación será diferente con el primer tramo largo de 623 kilómetros, donde esperamos hacer un buen papel sobre otro piso”.

Casale, campeón en quads el año pasado, y que este año mutó a ser conductor en camiones, cree que “será muy duro, pero en los tests sentí a nuestro camión de forma increíble. Concentrad­os, muy contentos, pero tranquilos en lo que podemos hacer”.

Para fortuna de los chilenos, ninguno se tuvo que bajar por coronaviru­s, ya que en la previa el Dakar perdió a siete de sus participan­tes. Así, bajo serios estándares y realizándo­se tests PCR todos los días, los pilotos esperan surcar el peligroso e impredecib­le desierto.

La prueba. Desde hoy y hasta el 15 de enero, los 322 pilotos tendrán que atravesar 7.658 kilómetros de desierto, dunas, piedras, altas temperatur­as y situacione­s inhóspitas; donde 4.778 serán cronometra­dos. El recorrido hoy unirá las ciudades de Yeda y Bisha, que tendrá una especial de 277km y 622 en total, mientras que el día más extenuante será el miércoles 6 con una distancia de 813 kilómetros entre Wadi AdDawasir y Rial.

 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile