La Cuarta

El puzzle del descenso quedó con reglas fijas para los condenados

• La ANFP mandó un comunicado a los clubes aclarando ciertos vacíos en la forma que se definirán las caídas a los potreros, donde ahora hasta tiemblan los antepenúlt­imos.

- Cristián Fajardo @cfajardoc ←

Si nuestro querido torneo nacional ya es toda una confusión con los partidos pendientes, sin contar que cada vez se extiende más, espérese a ver lo que ocurriría en la pelea por el descenso, donde el reglamento tenía tantos vacíos en la letra chica que cualquiera podría salir a gritar su verdad.

Lo que todos tenían claro es que como el torneo 2019 no finalizó, este 2020 se jugaría uno donde entraría en acción la famosa “tabla ponderada de porcentaje­s”. Esta correría en paralelo a la del campeonato del año que ya nos dejó, por lo que en conclusión al infierno se irían los equipos que terminaran últimos en cada listado. Como yapa, se estableció que los penúltimos de ambas clasificac­iones jugarían una definición a muerte y en cancha neutral.

Pero los capos de los números y de los pronóstico­s hace rato venían pidiendo una aclaración a la ANFP, porque nadie dijo qué pasaría en caso de que se repitieran equipos acogotados.

Por descarte se dijo que si el lugar 17 (penúltimo) lo ocupaba el mismo equipo en ambas tablas, descendía por un tubo y sin un partido de definición, acompañand­o a los dos colitas de ambas clasificac­iones.

Pero la esposa del zorro quedó cuando alguien se pregunto qué pasaba si un equipo “X” terminaba último en un listado (descendía automática­mente) y penúltimo en el otro listado. ¿Corría la tabla? ¿El otro penúltimo se metía solito a un carrete en Cachagua? ¿Se venía un cachipum?

Por eso, la ANFP envió un documento a los clubes rayando la cancha de nuevo. Eso sí, la gran novedad es que el cuco le cayó a los equipos que terminen en el lugar 16. ¿Cómo? Es que la gran interrogan­te dejó con tiritones a los que están tratando de arrancar del foso y que ocupan la antepenúlt­ima plaza. En la circular se estableció que si un equipo es penúltimo en una tabla y ya descendió por la otra al ser colista, corre la lista dejando ahogado al que venía arriba. ¡Ayyy! Así, si un club es último (18°) en la tabla general del torneo 2020 (desciende) y además penúltimo en la ponderada, condena a jugar la definición única entre el 17° de la general y el 16° de la ponderada.

Por lo contrario, si un elenco es último en la ponderada (desciende) y penúltimo en la general, hace correr la lista del actual torneo, jugando el penúltimo de la ponderada contra el antepenúlt­imo de la general. ¡Más dolorrrr! En este ejercicio hace rato que se viene poniendo como ejemplo a Iquique, que actualment­e es último en la ponderada y antepenúlt­imo en la general. Si los dragones siguieran cayendo en la tabla larga del 2020 conderían al que está 16° a jugar una definición. En buen chileno, si el campeonato terminara hoy, descenderí­an el Colo (general), Iquique (ponderada) y la final la jugarían Coquimbo contra la Universida­d de Concepción. Aunque por la gran cantidad de partidos pendientes todo puede pasar todavía. ¡Chan, chan!

 ??  ?? El duelo de promoción cerrará el torneo 2020.
El duelo de promoción cerrará el torneo 2020.
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile