Al Día Be­lle­za

Con la lle­ga­da del ca­lor vie­ne la ex­hi­bi­ción de par­tes del cuer­po que es­tán ocul­tas en otras épo­cas. Y, ho­rror, los bra­zos no sue­len es­tar ap­tos pa­ra ves­ti­dos sin man­gas o su­da­de­ras. Bue­na ali­men­ta­ción, ejer­ci­cios y cre­mas re­afir­man­tes le pue­den cam­biar e

La Hora Mujeres - - CONTENIDO -

Rea­fir­me sus bra­zos

No hay na­da más lin­do que unos bra­zos sua­ves y bien de­li­nea­dos. Con­se­guir­los no es ta­rea fá­cil, pe­ro tam­po­co im­po­si­ble.

Cuan­do exis­te so­bre­pe­so se tien­de a acu­mu­lar gra­sa en la par­te su­pe­rior de los bra­zos, y eso se so­lu­cio­na con­tro­lan­do la ali­men­ta­ción y rea­li­zan­do es­ti­ra­mien­tos de ma­ne­ra re­gu­lar, pa­ra alar­gar los múscu­los y es­ti­li­zar las lí­neas.

El área en­tre el co­do y el hom­bro es una de las par­tes del cuer­po por las que las cé­lu­las adi­po­sas mues­tran una es­pe­cial pre­fe­ren­cia. Pa­ra evi­tar­lo es im­por­tan­te que ac­túe en cuan­to no­te los pri­me­ros sín­to­mas. Si es dis­ci­pli­na­da y cons­tan­te, con la apli­ca­ción de una cre­ma an­ti­ce­lu­lí­ti­ca y los ma­sa­jes pa­ra dre­nar y reac­ti­var las zo­nas, pron­to no­ta­rá los re­sul­ta­dos. Ex­fo­lie sus bra­zos dos ve­ces por se­ma­na con un guan­te de crin y un gel es­pe­cí­fi­co pa­ra re­du­cir el po­ro y fa­ci­li­tar el rie­go san­guí­neo.

Uti­li­ce un guan­te de crin de for­ma ha­bi­tual y evi­te los cam­bios brus­cos de pe­so.

Evi­te los ja­bo­nes agre­si­vos y los ba­ños pro­lon­ga­dos, por­que ha­cen que la piel pier­da su fun­ción de ba­rre­ra pro­tec­to­ra y au­men­te la se­que­dad. Apli­que un cho­rro de agua fría al ter­mi­nar el ba­ño pa­ra to­ni­fi­car­los y for­ta­le­cer­los. Hi­drá­te­los a dia­rio con pro­duc­tos que con­ten­gan ac­ti­vos re­afir­man­tes. Los acei­tes cor­po­ra­les, ade­más de dar un ex­tra de hi­dra­ta­ción, apor­tan un bri­llo fa­vo­re­ce­dor cuan­do la piel es­tá bron­cea­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.