PA­RA QUE SE­PA DE CE­PAS

No to­dos los vi­nos son igua­les. An­tes se ha­bla­ba de blan­co o tin­to, pe­ro exis­ten va­rie­da­des tan dis­tin­tas que re­sul­ta to­da una opor­tu­ni­dad ex­pe­ri­men­tar. Acá, una guía sim­ple pa­ra sa­ber cuál es la su­ya.

La Hora Mujeres - - ESPECIAL -

Has­ta ha­ce al­gu­nas dé­ca­das la gen­te so­lía to­mar vino tin­to o blan­co. Con eso bas­ta­ba, no se ne­ce­si­ta­ba más in­for­ma­ción ni más da­tos. Pe­ro en la me­di­da en que la in­dus­tria del vino se fue desa­rro­llan­do, los con­su­mi­do­res fue­ron evo­lu­cio­nan­do y es­to se trans­for­mó no so­lo en un gus­to más re­fi­na­do por par­te de quie­nes be­ben, sino tam­bién en par­te de la cul­tu­ra.

La ce­pa, por de­fi­ni­ción, co­rres­pon­de al tron­co de la vid o de la pa­rra, pe­ro sue­le de­no­mi­nar­se ce­pas a las va­rie­da­des vi­ní­fe­ras que da­rán ori­gen a un ti­po de vino.

Los vi­nos que se ela­bo­ran pue­den ser de una sola ce­pa, por ejem­plo, ca­ber­net sau­vig­non que, en de­fi­ni­ti­va, es el ti­po de uva con el que se hi­zo o, en su de­fec­to, una mez­cla de ce­pas, que sue­le ser lla­ma­do en­sam­bla­je. Aun­que se cree que exis­ten más de 10 mil va­rie­da­des de uva en el mun­do, se ha lo­gra­do es­ta­ble­cer me­dian­te aná­li­sis ge­né­ti­co que al me­nos 1.368 se uti­li­zan pa­ra ela­bo­rar vi­nos que se co­mer­cia­li­zan en al­gu­na par­te del mun­do.

Las ce­pas más co­mu­nes que se pro­du­cen en Chi­le:

BLAN­CAS SAU­VIG­NON BLANC

Es­ta uva pa­ra vino blan­co cre­ce en Chi­le prin­ci­pal­men­te en los va­lles de Ca­sa­blan­ca y San An­to­nio, en sue­los ar­ci­llo­sos y pen­dien­tes con sol. El sau­vig­non blanc pro­vie­ne del Loi­ra y Bur­deos (Fran­cia) y a ni­vel mun­dial es la ce­pa más po­pu­lar pa­ra vino blan­co. Se ca­rac­te­ri­za por ser un vino fres­co y has­ta chis­pean­te, de una in­ten­sa aci­dez. Es ideal pa­ra un buen ape­ri­ti­vo. Sir­ve pa­ra acom­pa­ñar ce­bi­ches, pes­ca­dos -oja­lá a la pa­rri­lla- y que­sos.

Char­don­nay

La más po­pu­lar ce­pa de vino blan­co del mun­do se en­cuen­tra prác­ti­ca­men­te en to­dos los paí­ses pro­duc­to­res y lo­gra vi­nos sa­bro­sos, ca­pa­ces de agra­dar a to­do pa­la­dar. Ori­gi­nal­men­te es de Bor­go­ña, pe­ro tie­nen ex­ce­len­tes re­pre­sen­tan­tes en Ca­li­for­nia, Aus­tra­lia, Nue­va Ze­lan­da y Ar­gen­ti­na. Las con­di­cio­nes óp­ti­mas pa­ra su cul­ti­vo son los cli­mas no muy cá­li­dos. En Chi­le, el va­lle de Ca­sa­blan­ca y su ve­cino San An­to­nio, por la fres­cu­ra que apor­ta la cer­ca­nía del mar. De sus ca­rac­te­rís­ti­cas des­ta­can su aro­ma neu­tral, una tex­tu­ra sua­ve y una aci­dez ex­ce­len­te. Ideal pa­ra pes­ca­dos gra­sos -un salmón, por ejem­plo-, po­llo asa­do y ma­ris­cos.

Ries­ling

Es­ta ce­pa blan­ca pro­ve­nien­te de Ale­ma­nia es una de las más im­por­tan­tes a ni­vel mun­dial, aun­que ofre­ce mu­chas ver­sio­nes. Sus me­jo­res re­sul­ta­dos se

dan en zo­nas frías. En Chi­le se cul­ti­va en los va­lles más fríos de la zo­na cen­tral: Ca­sa­blan­ca, San An­to­nio, Ra­pel, Cu­ri­có y tam­bién en Bio­bío. “Es­ta va­rie­dad de uva blan­ca es muy atrac­ti­va por su ca­rác­ter y ex­pre­si­vi­dad aro­má­ti­ca. Des­ta­can aro­mas flo­ra­les y cí­tri­cos, en bo­ca tie­ne al­ta aci­dez y vo­lu­men, por lo que tam­bién pue­de ser un buen com­po­nen­te de mez­cla. Es muy ver­sá­til a la ho­ra de acom­pa­ñar co­mi­das y per­so­nal­men­te me gus­ta mu­cho con os­tras y sus­hi. Se pue­den en­con­trar di­fe­ren­tes es­ti­los de vino, de se­cos a dul­ces, y es in­tere­san­te ver sus dis­tin­tas ex­pre­sio­nes de­pen­dien­do del va­lle en que es­té plan­ta­do”, ex­pli­ca Ro­sa­rio Pal­ma, enó­lo­ga de Cou­si­ño Ma­cul.

TIN­TAS CA­BER­NET SAU­VIG­NON

Es co­no­ci­da co­mo la ce­pa mo­nar­ca de las tin­tas. Pro­vie­ne de Bur­deos. En Chi­le el ca­ber­net se cul­ti­va des­de ha­ce apro­xi­ma­da­men­te 150 años y cre­ce en vi­des con sus raí­ces ver­da­de­ras. El cli­ma cá­li­do, la ba­ja pro­duc­ti­vi­dad y unas uvas bien ma­du­ras re­pre­sen­tan una ex­ce­len­te ma­te­ria pri­ma pa­ra los vi­ni­cul­to­res. Sus vi­nos son in­ten­sos, fru­to­sos y con­cen­tra­dos. Un buen ca­ber­net pue­de du­rar años em­bo­te­lla­do, evo­lu­cio­nan­do su fru­ta ini­cial en un vino más com­ple­jo en aro­mas y sa­bo­res. Ideal pa­ra acom­pa­ñar co­mi­das es­pe­cia­das, em­pa­na­das o un buen asa­do.

CAR­MÉ­NÈ­RE

Por mu­chos años es­ta ce­pa fue con­fun­di­da con mer­lot. Ori­gi­na­ria de Fran­cia, prác­ti­ca­men­te des­apa­re- ció en el mun­do por en­fer­me­da­des de la pa­rra, has­ta que se re­des­cu­brió en nues­tro país en los años 90. Sus ca­rac­te­rís­ti­cas son un co­lor ro­jo in­ten­so con un aro­ma a ba­yas; ade­más es fru­to­so, in­ten­so, pe­ro liviano a la vez. “Por ejem­plo, en nues­tro Ma­quis Car­mé­nè­re Gran Re­ser­va se ex­pre­sa el la­do más flo­ral y fres­co de la va­rie­dad. Un vino muy sa­bro­so, car­ga­do de fru­ta ne­gra con to­ques de fi­nas hier­bas co­mo sal­via y ro­me­ro, las que le dan un ca­rác­ter muy re­fres­can­te”, di­ce Ro­dri­go Ro­me­ro, enó­lo­go de Vi­ña Ma­quis.

Mer­lot

Pro­vie­ne de Bur­deos, Fran­cia. En Chi­le se le aso­cia co­mo el opues­to al ca­ber­net: me­nos as­trin­gen­te, más dul­ce y liviano, me­nos áci­do, pe­ro con iden­ti­dad. “Es una ce­pa sen­si­ble en to­dos los ám­bi­tos, des­de el cam­po a la bo­te­lla. Se sien­ten aro­mas a fru­tas ne­gras y tie­ne ta­ni­nos sua­ves. Pa­ra Vi­ña Cou­si­ño Ma­cul, el mer­lot es uno de los com­po­nen­tes en nues­tros vi­nos íco­nos, Lo­ta y Fi­nis Te­rrae, por­que apor­ta ele­gan­cia, fru­to­si­dad y sua­vi­dad a la mez­cla”, di­ce la enó­lo­ga Ro­sa­rio Pal­ma.

MAL­BEC

De ori­gen fran­cés, tam­bién se le co­no­ce co­mo ‘cot’. Son vi­nos ne­gros con per­so­na­li­dad y es el gran pro­ta­go­nis­ta del vino ar­gen­tino. En nues­tro país hay va­rias viñas que lo pro­du­cen, pe­ro en un es­ti­lo más grue­so que el ar­gen­tino, que es más fres­co. Sue­len ser in­ten­sos de aro­mas y sa­bo­res y de una aci­dez que re­fres­ca. Per­fec­to pa­ra una car­ne a la pa­rri­lla. “El mal­bec chi­leno se di­fe­ren­cia por una fru­ta más ro­ja, más vi­bran­te en bo­ca

Ori­gi­na­ria de Fran­cia, la ce­pa del car­mÉ­nÈ­re prác­ti­ca­men­te des­apa­re­ció en el mun­do por en­fer­me­da­des de la pa­rra, has­ta que se re­des­cu­brió en nues­tro país en los años 90.

y, ge­ne­ral­men­te, con un pa­la­dar me­dio me­nor”, di­ce Re­na­to Czisch­ke, enó­lo­go je­fe de Vi­ña Lau­ra Hart­wig.

Sy­rah

Si bien no es muy pro­duc­ti­va, es de al­ta ca­li­dad. Pro­ve­nien­te de

Fran­cia, se cul­ti­va bas­tan­te en

Aus­tra­lia, don­de se le lla­ma shi­raz. Su ela­bo­ra­ción es com­pli­ca­da, ya que las vi­des no re­sis­ten po­co sol, ni tam­po­co mu­cho. El he­mis­fe­rio sur, con su cli­ma más es­ta­ble, ofre­ce me­jo­res con­di­cio­nes pa­ra el cul­ti­vo de es­ta ce­pa. Es pa­ra quie­nes bus­can gran can­ti­dad de fru­tas ne­gras, cuer­po y vo­lu­men.

Pi­not noir

Le di­cen ‘el blan­co de los tin­tos’. Es de­li­ca­do, de cli­mas fríos, y por ello ha te­ni­do bue­nos re­sul­ta­dos en Nue­va Ze­lan­da y Ca­li­for­nia, y en Chi­le, en Ca­sa­blan­ca y San An­to­nio. Es ligero, de fres­ca aci­dez y al­go ater­cio­pe­la­do. Ideal pa­ra pes­ca­dos más fuer­tes o gra­sos, aves y en­sa­la­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.