Te­mas

Mil ve­ces Fred­die

La Hora Mujeres - - CONTENIDO - Por: Li­set­te Ávi­la Fo­tos: Jai­me Pal­ma y Ni­co­lás Aba­lo

es­tos son Cua­tro ar­tis­tas que han lo­gra­do can­tar, lu­cir y mo­ver­se en el es­ce­na­rio con la gra­cia con que lo ha­cía fred­die mer­cury. ES FRU­TO DEL TRA­BA­JO EX­HAUS­TI­VO DE TRES VO­CA­LIS­TAS DE BAN­DAS TRIBUTO A qUEEN Y DEL IN­TÉR­PRE­TE DEL MU­SI­CAL ‘Mer­cury, la le­yen­da’.

Pa­blo Pa­dín Ha­ce 20 años que es­te ar­gen­tino de Ro­sa­rio in­ter­pre­ta las can­cio­nes de Fred­die Mer­cury jun­to a su ban­da, ‘Dios Sal­ve a la Rei­na’, con la que ha viajado por el mun­do re­vi­vien­do la ma­gia de Queen. Sus pri­me­ros shows en el ex­tran­je­ro fue­ron jus­ta­men­te en el Reino Uni­do, don­de no so­lo re­ci­bie­ron el ca­ri­ño ‘má­gi­co’ del pú­bli­co, sino que tam­bién tu­vie­ron la po­si­bi­li­dad de co­no­cer el ves­tua­rio ori­gi­nal de Fred­die y de la ban­da. “Eso nos per­mi­tió sa­car­le mi­les de fo­tos de­ta­lla­das, to­car las tex­tu­ras y ge­ne­rar co­pias muy pa­re­ci­das con una mo­dis­ta”, com­par­te Pa­blo, y agre­ga que “ade­más, he­mos to­ca­do en mu­chos fes­ti­va­les en Reino Uni­do, don­de pu­di­mos co­no­cer a Brian May, quien nos alen­tó a se­guir cuan­do es­tá­ba­mos dan­do nues­tros pri­me­ros pa­sos”. A raíz de la exi­to­sa pe­lí­cu­la ‘Bohe­mian Rhap­sody’, la ban­da ar­gen­ti­na fue la se­lec­cio­na­da pa­ra pro­mo­cio­nar ofi­cial­men­te el fil­me en el mun­do. El show que pre­sen­ta­rán en Chi­le has­ta el 16 de di­ciem­bre es­tá ba­sa­do en el es­pec­tácu­lo que ofre­ció la em­ble­má­ti­ca ban­da bri­tá­ni­ca en Wem­bley. “Agre­ga­re­mos tam­bién al­gu­nas jo­yi­tas so­lo pa­ra los fa­ná­ti­cos y otros te­mas que siem­pre pen­sa­mos que fal­ta­ron en ese con­cier­to”, ade­lan­ta Pa­blo.

La ad­qui­si­ción de en­tra­das a sus es­pec­tácu­los pue­de ha­cer­se a tra­vés de Even­trid en www.even­trid.cl/even­tos

Ga­briel Ca­ñas

Cuan­do al ac­tor Ga­briel Ca­ñas le ofre­cie­ron in­ter­pre­tar a Fred­die pa­ra el mu­si­cal ‘Mer­cury, la le­yen­da’, so­lo pen­só una co­sa: “‘Ten­go que ha­cer­lo sí o sí’. Al­go den­tro de mí sa­bía que era una muy bue­na opor­tu­ni­dad por­que era can­tar co­mo en mis sue­ños. Yo sa­bía que te­nía un re­gis­tro pa­re­ci­do al de Mer­cury, pe­ro ob­via­men­te no te­nía la ge­nia­li­dad de él, y pa­ra lo­grar­lo de­bía desa­rro­llar mu­chí­si­mas co­sas”, cuen­ta el ar­tis­ta. Pa­ra acer­car­se al ni­vel de Fred­die, Ga­briel es­tu­vo dos años pre­pa­rán­do­se pa­ra el rol. “Me ob­se­sio­né des­de el pri­mer se­gun­do en que me lo die­ron. Ese día me fui can­tan­do a la ca­sa y des­de ahí no pa­ré de en­sa­yar y prac­ti­car”, cuen­ta. En su pro­ce­so crea­ti­vo se de­di­có to­do el pri­mer año a es­cu­char y en­ten­der la voz y los so­ni­dos del can­tan­te. Com­pren­der por qué can­ta­ba co­mo can­ta­ba y qué es­ta­dos emo­cio­na­les se po­dían iden­ti­fi­car. En el se­gun­do año vio to­das las en­tre­vis­tas, se le­yó to­das las bio­gra­fías, to­mó cla­ses de piano y co­men­zó a en­sa­yar con la ban­da. Y en la ter­ce­ra eta­pa y fi­nal se de­di­có a en­sa­yar con el res­to de los ac­to­res. “Tam­bién tu­ve que ha­cer una die­ta es­pe­cial y en­tre­nar pa­ra te­ner la fi­so­no­mía si­mi­lar e ir desa­rro­llan­do la re­sis­ten­cia que re­que­ría es­tar tres me­ses ha­cien­do fun­cio­nes, más una gi­ra en­tre­me­dio, y no que­dar­me sin voz. Fred­die Mer­cury ha­cía un con­cier­to y des­can­sa­ba dos días, esa era su re­gla. Yo es­ta­ba ha­cien­do cin­co con­cier­tos a la se­ma­na –en los mo­men­tos más ál­gi­dos–, así es que tu­ve que apren­der a re­sis­tir ese rit­mo. Ter­mi­né muy en­fer­mo y pe­san­do 58 kilos, pe­ro de eso apren­dí y aho­ra es­ta­mos mu­chos más or­ga­ni­za­dos”.

Mien­tras más in­ter­pre­ta a Fred­die –re­ve­la Ga­briel– los sen­ti­mien­tos ha­cia él van va­rian­do. “Me he enamo­ra­do ab­so­lu­ta­men­te de él y he lle­ga­do a pen­sar que es un se­mi­diós. Lue­go lo he odia­do por­que ha si­do so­me­ter­me a un ri­gor de vi­da muy heavy. Pe­ro el sen­ti­mien­to que per­du­ra siem­pre es de amor y ad­mi­ra­ción pro­fun­da. Hoy me di­cen que me pa­rez­co a él, cuan­do nun­ca an­tes me lo ha­bían di­cho… Esa es la os­mo­sis que uno su­fre co­mo ac­tor”, com­par­te.

Jor­ge Ji­mé­nez

Ad­mi­ra­dor de Queen des­de pe­que­ño, Jor­ge y su her­mano crea­ron en 2015 la ban­da tributo Band of Magic, con la que han re­co­rri­do to­do el país to­can­do los clá­si­cos de la agru­pa­ción bri­tá­ni­ca. Pa­ra so­nar tal co­mo ellos que­rían, su pro­fe­sio­na­li­za­ción ha si­do ab­so­lu­ta, des­de au­di­cio­nes pa­ra en­con­trar a los mú­si­cos idó­neos has­ta es­tu­dios de can­to pa­ra al­can­zar los to­nos ca­rac­te­rís­ti­cos de Queen. “He es­tu­dia­do can­to des­de el co­le­gio, lue­go en la uni­ver­si­dad, cuan­do es­tu­dié in­ge­nie­ría en so­ni­do, y des­pués con di­ver­sos pro­fe­so­res e ins­tan­cias par­ti­cu­la­res. En to­das es­tas ha sur­gi­do la ne­ce­si­dad de tra­ba­jar el es­ti­lo de can­to de Fred­die Mer­cury de ma­ne­ra glo­bal. Ade­más, es­toy es­tu­dian­do piano por­que es­toy ha­cien­do un show en for­ma­to so­lis­ta en el que in­ter­pre­to can­cio­nes de Queen y de Fred­die. Es un es­pec­tácu­lo más ín­ti­mo que ha fun­cio­na­do muy bien”, cuen­ta Jor­ge.

El show que pre­sen­ta Band of Magic in­clu­ye la per­so­ni­fi­ca­ción de ca­da mú­si­co, ma­te­rial au­dio­vi­sual y so­no­ro que com­ple­men­ta el es­pec­tácu­lo en tér­mi­nos sen­so­ria­les. Ade­más, in­ter­pre­tan can­cio­nes de to­da la dis­co­gra­fía de Queen, des­de el pri­mer LP de 1973 has­ta el úl­ti­mo dis­co pós­tu­mo de 1995, el emo­ti­vo ‘Ma­de in Hea­ven’. “Al em­pe­zar ca­da show, las mi­ra­das, ex­pec­ta­ti­vas y pre­jui­cios del pú­bli­co es­tán pues­tos en quién va a in­ter­pre­tar a Fred­die Mer­cury, por­que cau­sa mu­cha ex­pec­ta­ción y has­ta mor­bo de có­mo se­rá el can­tan­te, si se pa­re­ce­rá o no, si can­ta­rá si­mi­lar y si in­ter­pre­ta­rá bien las can­cio­nes. El vér­ti­go y an­sie­dad que sien­to an­tes de sa­lir a es­ce­na es muy gran­de, pe­ro una vez que es­toy arri­ba me trans­for­mo en Fred­die Mer­cury, así de sim­ple. Y no me que­da otra, por­que es de­ma­sia­da res­pon­sa­bi­li­dad y me ten­go que lan­zar con to­do a es­ce­na y con tre­men­da con­fian­za en mi ar­te”, com­par­te Jor­ge.

Mau­ri­cio To­rres

La pri­me­ra vez que es­cu­chó una can­ción de Fred­die Mer­cury fue a fi­nes de los 80, en un co­mer­cial de Shell (‘I want to break free’). Fue tal el im­pac­to de esa can­ción en Mau­ri­cio que co­men­zó a es­cu­char a Queen has­ta ha­cer­se fan. “Re­cuer­do que un tiem­po ra­yé con te­mas co­mo ‘Ki­ller Queen’ y ‘Bohe­mian Rhap­sody’... Las can­ta­ba to­do el día en mi ha­bi­ta­ción”, cuen­ta.

Lue­go de em­pa­par­se de la his­to­ria de la ban­da y es­tan­do en pri­me­ro me­dio del Co­le­gio Sa­le­siano de Con­cep­ción (1991), Mau­ri­cio de­ci­dió ar­mar el gru­po mu­si­cal In­nuen­do (www.in­nuen­do.cl), ban­da tributo a Queen que lle­va 26 años re­co­rrien­do Chi­le des­de Ari­ca has­ta Pun­ta Are­nas. “In­ten­ta­mos re­crear de la for­ma más fiel po­si­ble las pre­sen­ta­cio­nes de Queen. Cui­da­mos nues­tro ves­tua­rio y los ac­ce­so­rios pa­ra la per­so­ni­fi­ca­ción, nos preo­cu­pa­mos del ma­qui­lla­je y de los ins­tru­men­tos, y re­crea­mos con hu­mo có­mo eran los shows de los 70 y 80. En nues­tras pre­sen­ta­cio­nes re­co­rre­mos los gran­des éxi­tos del gru­po y en oca­sio­nes tam­bién in­clui­mos can­cio­nes que so­lo los ver­da­de­ros fans re­co­no­cen”, cuen­ta el ar­tis­ta.

Mau­ri­cio no so­lo tie­ne va­rios tra­jes em­ble­má­ti­cos de Fred­die: una pla­ca den­tal lo ha­ce aun más pa­re­ci­do al ar­tis­ta. “En nues­tros shows bas­ta que co­mien­cen a so­nar los pri­me­ros acor­des pa­ra lle­nar­me de ener­gía. Y esa ener­gía tam­bién es en­tre­ga­da por el pú­bli­co. Cuan­do es­toy en el es­ce­na­rio no exis­te ni can­san­cio ni ver­güen­za. En ca­da pre­sen­ta­ción me en­tre­go to­tal­men­te, no guar­do na­da”, com­par­te.

Tres ar­tis­tas chi­le­nos y un ar­gen­tino in­ter­pre­tan ma­gis­tral­men­te el show que ha­cía Fred­die Mer­cury. Pa­ra ello han es­tu­dia­do años con el fin de ofre­cer una per­so­ni­fi­ca­ción úni­ca a los fa­ná­ti­cos de la ban­da bri­tá­ni­ca.

Fo­to: Dios Sal­ve a la Rei­na

Fo­to: Ig­na­cio Se­ve­rin

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.