Te­mas

Do­ne su re­ga­lo

La Hora Mujeres - - CONTENIDO -

Es un he­cho que el fre­ne­sí de es­tas fies­tas, jun­to con el can­san­cio de fin de año y las ex­pec­ta­ti­vas pues­tas en el si­guien­te, ge­ne­ran una sen­sa­ción de es­trés inevi­ta­ble. Si quiere aho­rrar­les a sus fa­mi­lia­res y ami­gos el tiem­po y ener­gía que po­drían gas­tar en bus­ca de un re­ga­lo pa­ra us­ted, exis­te una pla­ta­for­ma on­li­ne con la cual po­drá in­vi­tar­los a que do­nen el di­ne­ro de ese ob­se­quio a una causa so­cial.

To­do ocu­rre en Do­ning.me, la pla­ta­for­ma web de fi­nan­cia­mien­to co­lec­ti­vo don­de en­con­tra­rá tres op­cio­nes pa­ra ayu­dar. Una de ellas es crean­do un even­to pa­ra que sus ami­gos do­nen el di­ne­ro de sus re­ga­los a al­gu­na de las di­fe­ren­tes cau­sas que apo­ya. El ob­je­ti­vo es que es­tos pro­yec­tos lo­gren re­cau­dar el di­ne­ro ne­ce­sa­rio pa­ra se­guir con su la­bor so­cial. “Es­ta mo­da­li­dad es­tá pen­sa­da en quie­nes tie­nen en men­te una ce­le­bra­ción, ya sea de cum­plea­ños, ma­tri­mo­nio, Na­vi­dad, amigo secreto, etc., y que en su vi­da ha­yan re­ci­bi­do per­ma­nen­te­men­te re­ga­los que no les gustan, no les que­dan bien o sim­ple­men­te no ne­ce­si­tan. Al crear un even­to en Do­ning.me y do­nar ese re­ga­lo, la per­so­na evi­ta que se mal-

gas­te di­ne­ro y tiem­po en esos re­ga­los. A cam­bio, la pla­ta­for­ma in­vi­ta­rá a sus ami­gos a do­nar el di­ne­ro que gas­ta­rán en sus re­ga­los a una o más cau­sas de su in­te­rés”, ex­pli­ca Michael Klaus, di­rec­tor eje­cu­ti­vo y uno de los crea­do­res de Do­ning.

Tam­bién es­tá la op­ción de do­nar di­rec­ta­men­te, es de­cir, si en­cuen­tra una causa de su in­te­rés, pue­de do­nar di­ne­ro en lí­nea, de for­ma sim­ple y rá­pi­da en dos sim­ple pa­sos. O, bien, sus­cri­bir­se des­de mil pe­sos men­sua­les y do­nar­los a al­gu­na de las ONG que le in­tere­se.

Ade­más de di­fun­dir pro­yec­tos so­cia­les de ins­ti­tu­cio­nes sin fi­nes de lu­cro, las cua­les apo­yan cau­sas des­ti­na­das a per­so­nas en si­tua­ción de po­bre­za, ex­clu­sión so­cial, sa­lud, ayu­da hu­ma­ni­ta­ria, animales y me­dioam­bien­te, que re­quie­ren fi­nan­cia­mien­to, en Do­ning co­nec­tan es­tas cau­sas con las per­so­nas que tie­nen el de­seo de ayu­dar. “Una vez que en­cuen­tre una o más cau­sas que sean de su in­te­rés o le ha­gan sen­ti­do, pue­de do­nar de

for­ma sim- ple y rá­pi­da e in­vi­tar a otros a su­mar fuer­zas”, agre­ga Klaus.

De­trás de Do­ning se en­cuen­tra un gru­po de pro­fe­sio­na­les que han es­ta­do del la­do de las ONG co­mo vo­lun­ta­rios, lo que les ha per­mi­ti­do co­no­cer de pri­me­ra mano la ne­ce­si­dad real de con­tar con re­cur­sos eco­nó­mi­cos pa­ra con­ti­nuar im­pac­tan­do la vi­da de quie­nes más lo ne­ce­si­tan. Tam­bién han es­ta­do del la­do de los do­nan­tes, apo­yan­do di­fe­ren­tes cau­sas y com­pren­dien­do que mu­chas ve­ces el no con­tar con in­for­ma­ción cla­ra de qué se hi­zo con los re­cur­sos do­na­dos des­in­cen­ti­va se­guir ha­cién­do­lo. Por eso han con­cen­tra­do sus es­fuer­zos en lo­grar que las cau­sas sean vi­si­bles y se cuen­te con in­for­ma­ción cla­ra y trans­pa­ren­te res­pec­to del uso de los re­cur­sos.

En­tre las ini­cia­ti­vas es­tá Aca­de­mia Ba­su­ra Ce­ro, un pro­gra­ma edu­ca­ti­vo de ca­rác­ter so­cio-am­bien­tal que bus­ca ge­ne­rar con­cien­cia, ca­pa­ci­da­des y en­tre­gar las he­rra­mien­tas ne­ce­sa­rias a sus be­ne­fi­cia­rios pa­ra ha­cer fren­te a la pro­ble­má­ti­ca de la ba­su­ra de ma­ne­ra in­te­gral. Tam­bién hay una que co­la­bo­ra pa­ra que 60 nue­vos jó­ve

nes se con­vier­tan en el pri­mer pro­fe­sio­nal de su fa­mi­lia, una que bus­ca pre­ve­nir el bull­ying a tra­vés del fút­bol, un pro­yec­to orien­ta­do a me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de pa­cien­tes con Par­kin­son y sus fa­mi­lia­res, otro que en­tre­ga pró­te­sis per­so­na­li­za­das y fa­bri­ca­das por im­pre­so­ras 3D pa­ra per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad, una app pa­ra ni­ños que fo­men­ta la rea­li­za­ción de exá­me­nes pre­ven­ti­vos, un pro­gra­ma de arrien­dos de ves­ti­dos de fiesta que fi­nan­cia el fun­cio­na­mien­to de clí­ni­cas mó­vi­les que re­co­rren to­do Chi­le rea­li­zan­do ma­mo­gra­fías gra­tui­tas a mu­je­res de es­ca­sos re­cur­sos y que vi­ven ale­ja­das de cen­tros de sa­lud y otra que bus­ca en­tre­gar una so­lu­ción ha­bi­ta­cio­nal sos­te­ni­ble a 100 fa­mi­lias que vi­ven en si­tua­ción de ur­gen­cia y vul­ne­ra­bi­li­dad, en­tre otros pro­yec­tos.

Co­men­zó a ope­rar a fi­nes de oc­tu­bre y en po­co más de un mes lo­gró re­cau­dar al­re­de­dor de $250.000. Sin em­bar­go, se es­pe­ra que con su cam­pa­ña na­vi­de­ña es­ta ci­fra au­men­te. “Si el 5% de la po­bla­ción de Chi­le (apro­xi­ma­da­men­te 850.000 per­so­nas) do­na a lo me­nos un re­ga­lo que re­ci­bi­rían y que no ne­ce­si­tan (pen­se­mos que el di­ne­ro que se gas­ta­ría en ese re­ga­lo es $10.000), po­dría­mos re­unir en donaciones pa­ra ayu­dar a otros la su­ma de $8.500 mi­llo­nes anua­les”, ex­pli­ca Michael Klaus, el fun­da­dor de es­te crowd­fun­ding so­li­da­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.