Eu­ro­pa man­da

Los gol­fis­tas eu­ro­peos vuel­ven a ga­nar el tro­feo (17,5 a 10,5) y es­ti­ran su ra­cha: cua­tro de las cin­co úl­ti­mas edi­cio­nes.

La Tercera - El Deportivo - - GOLF / COPA RYDER - Juan Morenilla (El País), Pa­rís

La Ry­der es de Eu­ro­pa. Fue ne­ce­sa­ria una jor­na­da de in­di­vi­dua­les de mu­chí­si­mos ner­vios y ten­sión pa­ra que la co­pa re­gre­sa­ra al vie­jo con­ti­nen­te (17,5 a 10,5). Lo hi­zo con un cla­ro acen­to es­pa­ñol. Jon Rahm ga­nó su par­ti­do con­tra Ti­ger Woods, de­ci­si­vo pa­ra so­fo­car la re­mon­ta­da de Es­ta­dos Uni­dos, y Ser­gio Gar­cía se con­vir­tió con 25,5 pun­tos en el má­xi­mo ano­ta­dor en la his­to­ria de la com­pe­ti­ción, por de­lan­te de Nick Fal­do.

La ven­ta­ja con la que los eu­ro­peos ha­bían co­men­za­do la ma­ña­na (10-6) se fue di­lu­yen­do po­co a po­co has­ta ver­se re­cor­ta­da a un pun­to ( 10,5 a 9,5). La me­cha pren­dió. To­das las mi­ra­das se di­ri­gie­ron en­ton­ces ha­cia el cuar­to par­ti­do del día: Jon Rahm (23 años) con­tra Ti­ger Woods (42). En ese cho­que ge­ne­ra­cio­nal se es­ta­ba de­ci­dien­do un bo­ca­do de la Ry­der. La ex­plo­sión de Rahm cuan­do en el 17 me­tió el putt pa­ra ga­nar el ho­yo y el par­ti­do fue mo­nu­men­tal. Ti­ró el pa­lo, gri­tó, se gol­peó el pe­cho... Su par­ti­do con Ti­ger fue una com­bi­na­ción de gran­des gol­pes con otros fa­lla­dos cuan­do las ma­nos tem­bla­ban. Era el pe­so de la his­to­ria. Y más si Ti­ger re­mon­ta­ba ( ea­gle en el 9) y apre­ta­ba el pu­ño. Ha­bía que ser muy fuer­te pa­ra aguan­tar tan­ta adre­na­li­na. To­dos los de­mo­nios des­apa­re­cie­ron con ese gol­pe del 17 que le hi­zo en­lo­que­cer. So­lo ba­jó de re­vo­lu­cio­nes pa­ra acep­tar la fe­li­ci­ta­ción de Ti­ger y de­di­car­le unas pa­la­bras de ad­mi­ra­ción. Lue­go vol­vió el éxtasis. Y a las lá­gri­mas.

Sa­bía Rahm, sa­bía Eu­ro­pa, que esa vic­to­ria era fun­da­men­tal. El triun­fo de­fi­ni­ti­vo lle­gó de una ex­tra­ña ma­ne­ra, con una bo­la de Mic­kel­son al agua que de­ci­dió el due­lo an­te Mo­li­na­ri. Es­pec­ta­cu­lar el ita­liano, con cin­co de cin­co, al­go iné­di­to des­de 1979, y par­te de una pa­re­ja in­ven­ci­ble con Fleet­wood ( Mo­li­wood, co­mo les han bau­ti­za­do). Los si­guien­tes due­los fue­ron pa­ra el pal­ma­rés.

Pa­rís no fue Me­di­nah y Es­ta­dos Uni­dos se que­dó sin mi­la­gro y sin ajus­tar cuen­tas pen­dien­tes. Ha­ce 25 años que sus es­tre­llas no ven­cen en sue­lo vi­si­tan­te (1993, The Belfry), el mis­mo tiem­po en el que no lo­gran im­po­ner­se en dos edi­cio­nes con­se­cu­ti­vas. La deu­da con­ti­nua­rá. Eu­ro­pa ha he­cho su­ya la com­pe­ti­ción des­de que en 1979 los ju­ga­do­res con­ti­nen­ta­les se unie­ran a los bri­tá­ni­cos en es­ta gue­rra de los mun­dos. Des­de ese año bi­sa­gra, Eu­ro­pa ha ga­na­do 12 de las 20 edi­cio­nes de la Ry­der. Son sie­te de las nue­ve úl­ti­mas, cua­tro de cin­co.

Es­ta­dos Uni­dos pue­de do­mi­nar el rán­king mun­dial, te­ner más nú­me­ro uno y ga­nar más gran­des, pe­ro cuan­do se tra­ta de ju­gar en equi­po, los ga­lo­nes no lo son to­do. El es­pí­ri­tu gre­mial no es­tá en su ADN. No hay me­jor sín­to­ma que Ti­ger, un ga­na­dor uni­ver­sal cuan­do ha fun­cio­na­do co­mo mar­ca pro­pia, ven­ce­dor de 14 gran­des, pe­ro del mon­tón cuan­do se ha alis­ta­do ba­jo la ban­de­ra de su país. Por re­sul­ta­dos (so­lo una Ry­der ga­na­da de ocho, 21 de­rro­tas en sus par­ti­dos por 13 vic­to­rias, ce­ro pun­tos en Pa­rís) co­mo por su as­cen­den­cia en el ves­tua­rio. Y el pro­pio Ti­ger lo re­co­no­ció: “Es de­cep­cio­nan­te por­que he per­di­do los cua­tro par­ti­dos, y son cua­tro pun­tos pa­ra el equi­po eu­ro­peo. Soy uno de los fac­to­res que han con­tri­bui­do a per­der la co­pa, y no tie­ne mu­cha gra­cia. Es frus­tran­te por­que vi­ni­mos pen­sa­do que to­dos es­tá­ba­mos ju­gan­do bas­tan­te bien, y no he fun­cio­na­do al ni­vel al que es­ta­ba ju­gan­do”.

En Eu­ro­pa hoy se pe­lea hom­bro con hom­bro. Eso es la Ry­der. Así se ga­na.

“De­cep­cio­nan­te. He per­di­do los cua­tro par­ti­dos y no tie­ne gra­cia. Es frus­tran­te”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.