La es­tre­lla de la bue­na suer­te

La UC ga­na en el Bec­ker, cor­ta una ra­cha de más de siete meses sin ven­cer co­mo vi­si­tan­te y se con­sa­gra cam­peón del fút­bol chi­leno. De pa­so, con su vic­to­ria, con­de­na a Te­mu­co al des­cen­so.

La Tercera - El Deportivo - - FÚTBOL / EL 13º TÍTULO DE UNIVERSIDAD CATÓLICA - Cris­tián Caa­ma­ño

Fal­ta­ba el úl­ti­mo pa­so. Pa­ra mu­chos el más complejo. Lo sa­bían los ju­ga­do­res y tam­bién los hin­chas. Y más allá de las dudas que se ins­ta­la­ron tem­prano con el gol de Mi­guel Ace­val, Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca sa­có la ta­rea ade­lan­te en el sur y se con­sa­gró co­mo nue­vo cam­peón del fút­bol chi­leno. La vic­to­ria 1-2 en el Germán Bec­ker ter­mi­nó por sen­ten­ciar un tor­neo que bien de­bió abro­char el equi­po cru­za­do ha­ce bas­tan­te tiem­po. Pe­ro tu­vo que es­pe­rar has­ta la úl­ti­ma fe­cha pa­ra ba­jar la es­tre­lla 13. Qui­zás ello le da un sa­bor aún más es­pe­cial.

Con la re­ce­ta de Be­ñat mar­ca­da a fue­go, sin de­ma­sia­do bri­llo, pe­ro con un con­ven­ci­mien­to a prue­ba de to­do. Sin mi­rar de­ma­sia­do ha­cia afue­ra, ha­cien­do oí­dos sor­dos a las crí­ti­cas. Úni­ca­men­te cre­yen­do que sí era po­si­ble pe­se a te­ner un plan­tel más re­du­ci­do en com­pa­ra­ción a sus clá­si­cos ri­va­les. La UC fue lí­der prác­ti­ca­men­te to­do el año, sal­vo en la fe­cha 16. Mé­ri­to enor­me si se to­ma en cuen­ta que en 30 jor­na­das el ca­rru­sel de emo­cio­nes y sin­sa­bo­res sue­le ser di­fí­cil de so­bre­lle­var.

La úl­ti­ma va­lla pa­ra abra­zar un nue­vo tí­tu­lo no es­tu­vo exen­ta de pro­ble­mas. Par­tien­do por ha­ber que­da­do rá­pi­do en des­ven­ta­ja, tras un pe­nal san­cio­na­do por Pie­ro Ma­za. Una fal­ta que no exis­tió de par­te de La­na­ro en con­tra de Do­no­so. Ace­val con­vir­tió des­de los 12 pa­sos y le apor­tó una cuo­ta de dra­ma­tis­mo ex­tra a un par­ti­do que en la pre­via se sa­bía ten­dría mu­chas emo­cio­nes. To­man­do en cuen­ta que los al­bi­ver­des se ju­ga­ban la chan­ce de per­ma­ne­cer en Pri­me­ra.

En des­ven­ta­ja, la UC se nu­bló. Ni si­quie­ra el he­cho de es­tar con un hom­bre más en la can­cha por la ex­pul­sión de Mat­hías Ri­que­ro les fa­ci­li­tó la ta­rea. To­do pa­re­cía su­pe­di­ta­do a un ba­lón aé­reo, de pre­fe­ren­cia enviado des­de la de­re­cha, bus­can­do la ca­be­za de Sáez y Vilches. En ese pri­mer tiem­po, el elen­co cru­za­do cho­có una y otra vez con el fon­do te­mu­cano, que bien pa­ra­do al­re­de­dor de Ga­mo­nal pa­re­cía so­bre­vi­vir al ase­dio.

Te­mu­co, sa­bien­do de la de­ses­pe­ra­ción de su ri­val, in­clu­so pu­do ases­tar el gol­pe de no­cáut en el arran­que del se­gun­do tiem­po, cuan­do una lar­ga co­rri­da de Ber­to­chi pa­ra­li­zó to­dos los co­ra­zo­nes cru­za­dos. El vo­lan­te en­fren­tó mano a mano a Di­tu­ro, pe­ro en­vió su re­ma­te a las tri­bu­nas. Era el 2-0 y va­ya uno a sa­ber có­mo ha­bría res­pon­di­do el equi­po de Be­ñat en esas cir­cuns­tan­cias. Pe­ro lo que no pu­do ha­cer el cua­dro lo­cal, la UC lo trans­for­ma­ría en gol mi­nu­tos des­pués. Un ba­lón suel­to a la sa­li­da del área lo en­con­tró Ca­rre­ño y con ca­che­ta­zo de de­re­cha de­jó pa­ra­li­za­do a Ga­mo­nal. Es­ta­lli­do en el pue­blo uni­ver­si­ta­rio. Emo­ción vi­va en la ca­ra del vo­lan­te, que no ha­bía apa­re­ci­do prác­ti­ca­men­te en to­do el se­gun­do se­mes­tre y que le da­ba al equi­po la tran­qui­li­dad en el mo­men­to exac­to.

La igual­dad des­mo­ro­nó al equi­po de Mi­guel Pon­ce, que ya sa­bía que Pa­les­tino es­ta­ba ga­nan­do có­mo­da­meng­te en La Cis­ter­na, por lo que es­ta­ba con­de­na­do al des­cen­so. Y la UC, ya me­jor po­si­cio­na­da y con es­pa­cios, si­guió bus­can­do el gol de la tran­qui­li­dad. Aquel que des­pe­ja­ra to­das las dudas. Ese que que­da­ría en la his­to­ria por ser el del tí­tu­lo. Y ca­yó a tra­vés de un ca­be­za­zo de An­drés Vilches, tras un cen­tro pre­ci­so al co­ra­zón del área. Jus­ta­men­te el de­lan­te­ro, tan cues­tio­na­do por los pro­pios hin­chas, con­ver­ti­ría qui­zás las dos con­quis­tas más im­por­tan­tes de la cam­pa­ña.

Ya con la vic­to­ria en el bol­si­llo, la UC solo se de­di­có a con­tro­lar el trá­mi­te y a es­pe­rar el fi­nal del par- ti­do. La ta­rea es­ta­ba he­cha, con el con­ven­ci­mien­to de siem­pre. Con esa for­ta­le­za aními­ca tan cues­tio­na­da por los ri­va­les, pe­ro que es­te gru­po real­zó de gran ma­ne­ra en los mo­men­tos pre­ci­sos. La Co­pa que­da en buenas ma­nos. En el me­jor del 2018. La es­tre­lla de la bue­na suer­te se que­da en San Carlos de Apo­qiun­do.

Cris­tián Ál­va­rez le­van­ta el tro­feo de cam­peón en su des­pe­di­da del fút­bol.

Vilches an­ti­ci­pa a Ca­sa­no­va pa­ra con­ver­tir el gol del triun­fo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.