La obra de San Jo­sé

El téc­ni­co vas­co con­ti­núa le­van­tan­do co­pas, lue­go de su pa­so por Bo­li­via. Be­ñat se trans­for­ma en el cuar­to en­tre­na­dor ex­tran­je­ro en ser cam­peón de la Pri­me­ra Di­vi­sión con Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca.

La Tercera - El Deportivo - - EL 13º TÍTULO DE UNIVERSIDAD CATÓLICA - Carlos Ta­pia A.

“Yo me adap­té al equi­po. Mi de­ber era sa­car lo me­jor de ca­da uno y dar­les una idea”.

BE­ÑAT SAN JO­SÉ, EN­TRE­NA­DOR DE LA UC

“He­mos si­do el equi­po más re­gu­lar, por­que le­van­ta­mos el tro­feo. Hay que ce­le­brar”.

“El mer­ca­do es­tá abier­to. Hay que es­tar aten­tos y ha­cer un muy buen tra­ba­jo de scou­ting”.

Uno de los res­pon­sa­bles di­rec­tos del éxi­to de Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca en 2018 na­ció en San Se­bas­tián, Es­pa­ña, ha­ce 39 años. Lue­go de la era de Ma­rio Sa­las en la pre­cor­di­lle­ra, cu­yo clí­max su­ce­dió en 2016 con la ob­ten­ción de tres tro­feos, el 21 de di­ciem­bre del año pa­sa­do el club es­tu­dian­til con­fir­ma a Be­ñat San Jo­sé co­mo su nue­vo téc­ni­co, con un víncu­lo has­ta 2019. Ayer se re­ti­ró em­pa­pa­do de la can­cha del Germán Bec­ker. De ju­go, lue­go de que sus ju­ga­do­res le ver­tie­ran en­ci­ma el bal­de be­bi­da, y tam­bién de glo­ria, por su la es­tre­lla cru­za­da.

La apues­ta por el vas­co aca­bó con el tí­tu­lo 13 del club. “Yo me adap­té al equi­po. Mi de­ber era sa­car lo me­jor de ca­da uno. Lo pri­me­ro que te­nía que ha­cer era adap­tar­me y dar­les una idea”, re­cor­dó ayer, emo­cio­na­do.

Be­ñat te­nía la res­pon­sa­bi­li­dad de de­vol­ver a la UC el pro­ta­go­nis­mo, con un pre­su­pues­to es­cuá­li­do, me­nor en com­pa­ra­ción con Co­lo Co­lo y la U, los otros gran­des del país. El la­do po­si­ti­vo (si es que se pue­de con­si­de­rar así) es que el equi­po, al no te­ner com­pe­ten­cia in­ter­na­cio­nal, se con­cen­tró ne­ta­men­te en el tor­neo lo­cal, del que fue lí­der to­do el año.

San Jo­sé ya co­no­cía el me­dio, lue­go de su es­ta­día por De­por­tes Antofagasta. Des­em­bar­có en San Carlos de Apo­quin­do lue­go de ser bi­cam­peón con Bo­lí­var, si­tio en el cual com­par­tió con el ar­que­ro Ma­tías Di­tu­ro, otro ele­men­to cla­ve pa­ra el fes­te­jo de la fran­ja. De he­cho, fue el en­tre­na­dor quien so­li­ci­tó su fi­cha­je.

Si hay al­go que marcó la pri­me­ra eta­pa del cam­peo­na­to fue la cons­tan­te ro­ta­ción im­pul­sa­da por el es­pa­ñol, dán­do­le la oportunidad a to­dos sus ju­ga­do­res pa­ra mos­trar­se. No era ex­tra­ño que un ju­ga­dor fue­se ti­tu­lar en una fe­cha y a la si­guien­te apa­rez­ca en la tri­bu­na, solo por de­ci­sión téc­ni­ca. Esa bús­que­da fue me­nor en la se­gun­da rue­da, don­de sí se evi­den­ció una ba­se más es­ta­ble y un di­bu­jo más re­pe­ti­do: 4-2-3-1. Tam­bién ayu­dó en es­to la lle­ga­da de Se­bas­tián Sáez, el cen­tro­de­lan­te­ro que no tu­vo en las 15 jor­na­das ini­cia­les. Además, con la exi­gen­cia de dar­le mi­nu­tos a ju­ve­ni­les, en­con­tró en Ig­na­cio Saavedra a un vo­lan­te ina­mo­vi­ble.

San Jo­sé es el un­dé­ci­mo en­tre­na­dor cam­peón del tor­neo na­cio­nal con los cru­za­dos (Ig­na­cio Prie­to y Ma­rio Sa­las tie­nen dos es­tre­llas ca­da uno). Además, es el cuar­to ex­tran­je­ro que guía a Ca­tó­li­ca ha­cia la co­ro­na. El úl­ti­mo fue el his­pano- ar­gen­tino Juan Antonio Piz­zi, quien asu­mió a mi­tad de 2010 re­em­pla­zan­do a Mar­co Antonio Fi­gue­roa. Jus­ta­men­te, el tí­tu­lo de Ma­ca­nu­do su­ce­dió en el úl­ti­mo cam­peo­na­to lar­go que se dis­pu­tó has­ta el ac­tual, for­ma­to que se cam­bió en aque­lla oportunidad a raíz del te­rre­mo­to del 27 de fe­bre­ro. Los otros dos fo­rá­neos en le­van­tar la co­pa fue­ron el ar­gen­tino Mi­guel Moc­cio­la (1961) y el in­glés Wi­lliam Bur­nic­kell (1954).

Las odio­sas com­pa­ra­cio­nes per­mi­ten ver la cam­pa­ña de Be­ñat con otros es­tra­te­gas que con­si­guie­ron un éxi­to si­mi­lar. El 2016 fue un gran año pa­ra la UC, con un iné­di­to bi­cam­peo­na­to, de la mano del ac­tual es­tra­te­ga de Spor­ting Cristal. El Co­man­dan­te po­cas ve­ces mu­tó del di­bu­jo que lo lle­vó a cam­peo­nar, el 4- 2- 3- 1, mis­mo que usó el es­pa­ñol en la se­gun­da rue­da. En am­bos ca­sos, un fac­tor re­le­van­te fue Die­go Buo­na­not­te, ya sea armando o ano­tan­do. Tam­bién la al­ta pre­sen­cia de ju­ga­do­res de ca­sa (Kus­ce­vic, Mag­nas­co, Re­bo­lle­do, Saavedra, Fuen­za­li­da, Mun­der, por ci­tar a al­gu­nos).

Eso sí, un gran ma­tiz fue que la UC ver­sión 2018 pro­fun­di­zó su tra­ba­jo de­fen­si­vo y el or­den en la za­ga. De los úl­ti­mos seis téc­ni­cos cam­peo­nes con el club, cua­tro ju­ga­ron con lí­nea de cua­tro en el fon­do: Fer­nan­do Car­va­llo, Piz­zi, Sa­las y San Jo­sé. En el 2002, Ju­ve­nal Olmos apos­tó por el 3-4-1-2, con el trío de Cris­tián Ál­va­rez, Pa­blo Len­ci y Mi­guel Ra­mí­rez (el ca­pi­tán) atrás. Tres años más tar­de, el equi­po for­ma­do por Jor­ge Pellicer, que además fue se­mi­fi­na­lis­ta de la Co­pa Su­da­me­ri­ca­na, de­fen­día con la ter­na for­ma­da por Jai­me Ru­bi­lar, Mau­ri­cio Zen­teno y Fa­cun­do Im­bo­den.

Una de las crí­ti­cas más re­pe­ti­das ha­cia la la­bor del en­tre­na­dor vas­co fue lo po­co vis­to­so del jue­go de la UC, que ga­na­ba con lo mí­ni­mo (va­rios 1-0 lo jus­ti­fi­can) y que su es­ti­lo no era re­fle­jo de la his­to­ria del club, ese de un fút­bol de buen pie. De to­das for­mas, los re­sul­ta­dos ter­mi­na­ron ava­lan­do lo cons­trui­do por Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca du­ran­te es­ta cam­pa­ña.

Lue­go de dos años, la co­pa lle­ga a la pre­cor­di­lle­ra de la mano de Be­ñat San Jo­sé.

Kus­ce­vic em­pa­pa a Be­ñat co­mo par­te de la ce­le­bra­ción cru­za­da en el sur.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.