Ca­pi­tal hu­mano

La im­por­tan­cia de con­tar con conductores es­pe­cia­li­za­dos.

La Tercera - Especiales - - Portada - Por: Ro­mi­na Ja­ra­mi­llo di Le­nar­do

El éxi­to de la ca­de­na lo­gís­ti­ca en las ope­ra­cio­nes de trans­por­te es­tá da­do, en gran me­di­da, por la ca­pa­ci­dad de las or­ga­ni­za­cio­nes de con­tar con conductores con com­pe­ten­cias y ap­ti­tu­des acor­des a es­ta área. Es así co­mo la ca­li­dad del ser­vi­cio, se­gu­ri­dad, efi­cien­cia, en­tre otras, se re­la­cio­nan di­rec­ta­men­te con el fac­tor del ca­pi­tal hu­mano.

Ju­lio Vi­lla­lo­bos, di­rec­tor del Cen­tro de Trans­por­te y Lo­gís­ti­ca de la Uni­ver­si­dad An­drés Be­llo, ex­pli­ca que “ac­tual­men­te, la na­tu­ra­le­za de los ser­vi­cios de trans­por­te, los re­qui­si­tos de los ge­ne­ra­do­res de car­ga a par­tir de las de­man­das de los clien­tes fi­na­les y la so­cie­dad en su con­jun­to, exi­gen a las em­pre­sas de trans­por­te me­jo­rar sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te sus ope­ra­cio­nes, en to­dos los cua­les el con­duc­tor es fun­da­men­tal, trans­for­mán­do­se en el ver­da­de­ro fac­tor di­fe­ren­cia­dor y con una ca­pa­ci­dad enor­me de ge­ne­rar va­lor”. En­tre los as­pec­tos de las ope­ra­cio­nes, que se pue­den me­jo­rar por me­dio del ca­pi­tal hu­mano es­pe­cia­li­za­do, se cuen­tan los si­guien­tes:

1. Se­gu­ri­dad: De acuer­do a las ci­fras de ac­ci­den­ta­bi­li­dad pro­me­dio del país, el año pa­sa­do hu­bo 4,6 ac­ci­den­tes ca­da 100 tra­ba­ja­do­res (fuen­te mu­tua­li­da­des y bo­le­tín SUSESO) en el sec­tor trans­por­te (el se­gun­do con ma­yor ta­sa de ac­ci­den­ta­bi­li­dad en Chi­le), im­pac­tan­do fuer­te­men­te en ta­sas de co­ti­za­ción de las em­pre­sas y en so­bre­cos­tos la­bo­ra­les. “El pro­ble­ma de la se­gu­ri­dad vial es fun­da­men­tal pa­ra es­te sec­tor y pa­ra la so­cie­dad. Los cos­tos aso­cia­dos a los ac­ci­den­tes su­po­nen mon­tos sig­ni­fi­ca­ti­vos de di­ne­ro y tam­bién emo­cio­na­les, tan­to pa­ra man­dan­tes co­mo pa­ra los ope­ra­do­res, lle­gan­do in­clu­so a po­ner en ries­go la con­ti­nui­dad de es­tos úl­ti­mos. Tan­to en la se­gu­ri­dad vial co­mo en la se­gu­ri­dad en las ope­ra­cio­nes, la ac­ti­tud, co­no­ci­mien­to y ca­pa­ci­da­des del con­duc­tor son el prin­ci­pal fac­tor a tra­ba­jar”, en­fa­ti­za el aca­dé­mi­co de la UNAB.

2. Cos­tos de ope­ra­ción: El con­su­mo de com­bus­ti­ble (apro­xi­ma­da­men­te, 30% de los cos­tos to­ta­les), las man­ten­cio­nes, la du­ra­ción del ca­mión, en­tre otras in­ver­sio­nes de­pen­den di­rec­ta­men­te de la efi­cien­cia del con­duc­tor y de su ca­pa­ci­dad de ope­ra­ción pro­fe­sio­nal de acuer­do a lo que se­ña­la Vi­lla­lo­bos. “Las di­fe­ren­cias de con­su­mo de com­bus­ti­ble en­tre un con­duc­tor pro­fe­sio­nal con ma­ne­jo efi­cien­te de uno que no tie­ne co­no­ci­mien­tos de con­duc­ción ra­cio­nal lle­gan al 30%. Si agre­ga­mos a es­to que el desafío de la sus­ten­ta­bi­li­dad y la re­duc­ción de emi­sio­nes en el trans­por­te van de la mano con re­du­cir el con­su­mo de com­bus­ti­ble, lle­ga­mos a que nue­va­men­te el con­duc­tor es el re­cur­so hu­mano es­tra­té­gi­co pa­ra los pla­nes de sus­ten­ta­bi­li­dad, efi­cien­cia ener­gé­ti­ca o re­duc­ción de hue­lla de car­bono en el trans­por­te”, agre­ga.

3. Ser­vi­cio: el con­duc­tor es el prin­ci­pal res­pon­sa­ble del cum­pli­mien­to del ser­vi­cio pac­ta­do con el clien­te en tér­mi­nos de tiem­po, cui­da­do de la car­ga y pre­sen­ta­ción e ima­gen de la em­pre­sa man­dan­te o la de trans­por­te, co­men­ta el do­cen­te. “Su com­por­ta­mien­to, res­pon­sa­bi­li­dad y ca­pa­ci­dad de su­per­vi­sión se unen a la con­fia­bi­li­dad en los tiem­pos y ma­ne­jo cui­da­do­so to­man­do en con­si­de­ra­ción el ti­po de car­ga so­bre la cual es res­pon­sa­ble”, en­fa­ti­za.

20% de dé­fi­cit es­truc­tu­ral apro­xi­ma­da­men­te, tie­ne el sec­tor de trans­por­te, en cuan­to a ser­vi­cios de conductores pro­fe­sio­na­les. Ade­más, es­ta ci­fra po­dría ir en au­men­to de no to­mar las me­di­das ne­ce­sa­rias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.