Con­se­jos y fac­to­res que se de­ben con­si­de­rar al mo­men­to de so­li­ci­tar­lo.

Es­ta­bi­li­dad la­bo­ral, in­gre­so men­sual, his­to­rial de cré­di­to, deu­das ac­tua­les, en­tre otros fac­to­res, de­be­rían eva­luar­se fren­te a la ins­tan­cia de so­li­ci­tar un cré­di­to hi­po­te­ca­rio a una ins­ti­tu­ción ban­ca­ria.

La Tercera - Especiales - - Portada - Por: Jorge Alia­ga San­do­val

“¿Con­ta­mos con la li­qui­dez y la ca­pa­ci­dad de pa­go su­fi­cien­te pa­ra po­der ad­qui­rir un cré­di­to hi­po­te­ca­rio?”, plan­tea co­mo pregunta ini­cial el in­ge­nie­ro co­mer­cial Da­vid Moreno Ve­ne­gas. Hay al­gu­nas re­co­men­da­cio­nes bá­si­cas que se de­ben te­ner en cuen­ta al mo­men­to de so­li­ci­tar un cré­di­to hi­po­te­ca­rio a una ins­ti­tu­ción fi­nan­cie­ra:

• Es­ta­bi­li­dad la­bo­ral: “Cual­quier ban­co va­lo­ra­rá me­jor a un tra­ba­ja­dor de­pen­dien­te que lle­ve un buen tiem­po desem­pe­ñán­do­se en una mis­ma em­pre­sa”, de­ta­lla Moreno.

• In­gre­sos men­sua­les: Uno de los ele­men­tos que hay que te­ner muy pre­sen­tes es la ca­pa­ci­dad de pa­go. “Pre­sen­tar bo­le­tas de pa­go pa­ra de­mos­trar la ca­pa­ci­dad de de­di­car no más del 40% de tus in­gre­sos al pa­go del prés­ta­mos que es­tás so­li­ci­tan­do es vi­tal”, di­ce es­te es­pe­cia­lis­ta. Otro pun­to im­por­tan­te es el his­to­rial de pa­gos, por ejem­plo, de la tar­je­ta de cré­di­to, que po­drían mer­mar la pun­tua­ción del cré­di­to.

• His­to­rial de cré­di­to: Un fac­tor que in­ci­de es el tiem­po que se lle­va ac­ce­dien­do al cré­di­to, pe­ro tam­bién las ten­den­cias en los pa­tro­nes de pa­go y las so­li­ci­tu­des de re­fi­nan­cia­mien­to de cré­di­to. • La ex­pe­rien­cia de prés­ta­mos: Una bue­na car­ta de pre­sen­ta­ción pa­ra es­te ti­po de cré­di­tos es la ex­pe­rien­cia en cré­di­tos an­te­rio­res co­mo los cré­di­tos de es­tu­dios o au­to­mo­tri­ces. “De­mues­tran con­fian­za, sol­ven­cia y no atra­so, lo que pue­de ser de apo­yo en las con­di­cio­nes de aper­tu­ra al cré­di­to hi­po­te­ca­rio”, di­ce Moreno. • Deu­das ac­tua­les: Con­tar con sal­dos al­tos de deu­das (en re­la­ción con el lí­mi­te del cré­di­to to­tal) de va­rias tar­je­tas po­dría re­fle­jar un ma­yor ries­go de in­cum­pli­mien­to y re­du­cir la ca­li­fi­ca­ción.

• La im­por­tan­cia de la ta­sa: “El in­te­rés es el cos­to por el di­ne­ro que se pres­ta, por cuan­to su apli­ca­ción de­ter­mi­na­rá el di­vi­den­do a pa­gar. Por lo tan­to, es ne­ce­sa­rio que el clien­te co­ti­ce en el mer­ca­do las dis­tin­tas ta­sas de in­te­rés ofre­ci­das, pues­tas que es­tas va­rían dia­ria­men­te”, co­men­ta es­te in­ge­nie­ro co­mer­cial. Ade­más, la ta­sa de in­te­rés a la que le otor­ga­rán el mutuo hi­po­te­ca­rio es aque­lla que se pac­ta el mis­mo día de fir­mar la es­cri­tu­ra del mutuo, por lo que la co­ti­za­ción es só­lo una re­fe­ren­cia. “Con­si­de­re que si bien al pac­tar un cré­di­to se pue­den acor­tar pe­rio­dos de gra­cia que re­tar­dan el ini­cio del ser­vi­cio del cré­di­to, du­ran­te esos pe­rio­dos el cré­di­to de­ven­ga in­tere­ses y, por con­si­guien­te, los di­vi­den­dos al pa­gar su obli­ga­ción le re­sul­ta­rán más al­tos”, aña­de Moreno.

En tan­to, los ban­cos con­si­de­ran re­qui­si­tos co­mo que el so­li­ci­tan­te ten­ga un pie im­por­tan­te, cuen­te con el 25% del suel­do pa­ra pa­gar, ten­ga un suel­do fi­jo y la an­ti­güe­dad la­bo­ral igual o ma­yor a un año, ha­ya rea­li­za­do una ta­sa­ción co­rrec­ta de la vi­vien­da y es­té lim­pio co­mer­cial­men­te (por ejem­plo, no apa­re­cer con deu­das en Di­com).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.