Ten­den­cia de los chi­le­nos pa­ra ad­qui­rir una vi­vien­da.

Los chi­le­nos es­tán pos­ter­gan­do los pla­nes de ad­qui­rir una vi­vien­da pa­ra op­tar por el arrien­do. Los ex­per­tos del sec­tor pro­yec­tan que es­ta ten­den­cia se­gui­rá cre­cien­do, in­clu­so con ci­fras si­mi­la­res a las que hoy tie­nen paí­ses eu­ro­peos, lo que abre una atrac

La Tercera - Especiales - - Portada - Por: An­drés Or­tiz

Uno de los slo­gan más uti­li­za­dos en el mer­ca­do in­mo­bi­lia­ria ha si­do el sue­ño de la ca­sa pro­pia. Pe­ro por dis­tin­tos fac­to­res, el an­he­lo se es­tá pos­ter­gan­do y mu­chas fa­mi­lias es­tán re­plan­tean­do es­ta pro­yec­ción.

“En Chi­le nos en­con­tra­mos con que esos pa­ra­dig­mas han cam­bia­do y hoy arren­dar es una po­si­bi­li­dad vá­li­da en un mer­ca­do que ca­da vez en­ca­re­ce más los cos­tos de ven­tas, por lo que la po­si­bi­li­dad de com­prar se ha­ce ca­da vez más le­ja­na y se al­zan los arrien­dos”, se­ña­la Juan Se­bas­tián Mo­ra­les, so­cio director de Reis­tock.com, em­pre­sa de ase­so­ría en in­ver­sión in­mo­bi­lia­ria.

Se­gún ex­pli­ca el ex­per­to, hoy cer­ca del 20% de los chi­le­nos es arren­da­ta­rio de una pro­pie­dad, mien­tras que en los paí­ses OCDE apro­xi­ma­da­men­te esa ci­fra lle­ga a un 30%, e in­clu­so en al­gu­nos mer­ca­dos eu­ro­peos es­ta ten­den­cia pue­de su­pe­rar el 40%. “No im­por­tan­do el al­za de los pre­cios de arrien­do o ven­ta de ca­sas y de­par­ta­men­tos, la ten­den­cia es a que si­ga su­bien­do el por­cen­ta­je de per­so­nas que pre­fie­ran arren­dar, acer­cán­do­nos a ci­fras de paí­ses más desa­rro­lla­dos en que el por­cen­ta­je prio­ri­ta­rio de la po­bla­ción arrien­da”, afir­ma Juan Se­bas­tián Mo­ra­les.

Mer­ca­do di­ná­mi­co

En tan­to, Ro­ber­to Con­tre­ras, director Es­cue­la de Post­gra­do de UTEM y Doc­tor en Eco­no­mía In­dus­trial de la mis­ma uni­ver­si­dad, apun­ta que el di­na­mis­mo del mer­ca­do inmobiliario y el fac­tor in­mi­gra­ción pro­pi­cian el au­ge del ni­cho de arrien­do: “Te­ne­mos un in­cre­men­to sos­te­ni­do de pro­fe­sio­na­les jó­ve­nes con po­der ad­qui­si­ti­vo, que desean independizarse de los pa­dres, bus­can de pre­fe­ren­cia de­par­ta­men­tos en centro de la ciu­dad o cer­ca­nos a su lu­gar de tra­ba­jo. Por otra par­te se ob­ser­va un fuer­te in­cre­men­to de la in­mi­gra­ción, con per­so­nas que tardan en to­mar la de­ci­sión de ad­qui­rir bie­nes du­ra­de­ros, y por otra par­te tie­nen me­nos ac­ce­so al sis­te­ma fi­nan­cie­ro que per­mi­ta fi­nan­ciar la com­pra de un ac­ti­vo inmobiliario”. Se­gún el aca­dé­mi­co de la UTEM, el au­men­to de la de­man­da de arrien­do ex­pli­ca­do por los fac­to­res an­te­rio­res per­mi­te al­qui­lar de ma­ne­ra rá­pi­da un bien in­mue­ble en Chi­le. Y Ro­ber­to Con­tre­ras aña­de otro fac­tor que ex­pli­ca es­ta ten­den­cia: “Ade­más, se am­plió la for­ma de arren­da­mien­to, es fá­cil que se unan un par de per­so­nas pa­ra al­qui­lar de ma­ne­ra con­jun­ta”.

Res­pec­to de qué fac­to­res con­si­de­rar al in­ver­tir en un in­mue­ble pa­ra lue­go arren­dar­lo, el so­cio director de Reis­tock.com di­ce: “Pri­me­ro va­lo­rar la ubi­ca­ción y lue­go quién cons­tru­ye, ave­ri­guar to­do del hi­po­te­ca­rio (com­pa­rar ta­sas, va­lor cuo­ta, por­cen­ta­je del pie), co­te­jar va­lo­res de arrien­do anual y ven­ta en el en­torno. Por úl­ti­mo, ve­ri­fi­car qué va­lo­ra más el arren­da­ta­rio y se­gún eso mol­dear la es­tra­te­gia de mar­ke­ting pa­ra arren­dar­lo, co­mo por ejem­plo si pu­bli­car en el dia­rio o en por­ta­les de arrien­do”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.