Op­cio­nes pa­ra los abo­ga­dos

De­re­cho tri­bu­ta­rio, ad­mi­nis­tra­ti­vo, pe­nal y tam­bién éti­ca son es­pe­cia­li­za­cio­nes muy re­que­ri­das por los pro­fe­sio­na­les que de­fien­den in­tere­ses in­di­vi­dua­les o co­lec­ti­vos. Pa­ra ellos, el pre­gra­do es só­lo el co­mien­zo.

La Tercera - Especiales - - Front Page - Por: Fa­bio­la Ro­mo

No­ve­da­des en de­re­cho éti­co, ad­mi­nis­tra­ti­vo y pe­nal.

Ejer­cer el de­re­cho lle­va aso­cia­da una gran res­pon­sa­bi­li­dad, es­pe­cial­men­te, por­que los abo­ga­dos ve­lan por los in­tere­ses de las per­so­nas u or­ga­ni­za­cio­nes que re­pre­sen­tan. En ese con­tex­to, Clau­dio Bus­tos, abo­ga­do so­cio de Bus­tos Tax & Le­gal, ex­pli­ca que quie­nes deseen de­di­car­se al De­re­cho Tri­bu­ta­rio, de­ben es­tar dis­pues­tos a asu­mir un en­fo­que in­ter­dis­ci­pli­na­rio e in­te­gra­dor, que in­vo­lu­cra ac­ti­va­men­te a otras dis­ci­pli­nas, ta­les co­mo con­ta­bi­li­dad, fi­nan­zas, ne­go­cios y ma­te­rias que, en ge­ne­ral, mar­can la pau­ta de fun­cio­na­mien­to de las em­pre­sas. “La es­pe­cia­li­za­ción es ab­so­lu­ta­men­te fun­da­men­ta, y re­quie­re años de es­tu­dio y de tra­ba­jo es­pe­cí­fi­co en el área”, se­ña­la.

De igual for­ma, Bus­tos re­co­mien­da com­ple­men­tar la es­pe­cia­li­dad ju­rí­di­ca con un en­fo­que aca­dé­mi­co de ne­go­cios, a tra­vés de un MBA, por ejem­plo, o de un cur­so de pos­tí­tu­lo en fi­nan­zas o con­ta­bi­li­dad, lo cual es una muy bue­na op­ción pa­ra quie­nes bus­can desa­rro­llar su ejer­ci­cio pro­fe­sio­nal en el ám­bi­to de los im­pues­tos. De to­dos mo­dos, al mar­gen de la es­pe­cia­li­za­ción aca­dé­mi­ca, pa­ra lo­grar con­ver­tir­se en un ex­per­to es fun­da­men­tal el ejer­ci­cio pro­fe­sio­nal ac­ti­vo con ex­clu­si­vi­dad en el área, di­ce el abo­ga­do. De­re­cho éti­co

Pa­ra Cris­tián Gon­zá­lez, so­cio Tax & Le­gal de Kres­ton MCA, la éti­ca en el De­re­cho es un te­ma cla­ve. “Co­mo dis­ci­pli­na fi­lo­só­fi­ca, es fun­da­men­tal ad­qui­rir ple­nos co­no­ci­mien­tos en di­cha área, más aun pa­ra los abo­ga­dos, ya que nues­tra le­gis­la­ción con­tie­ne in­nu­me­ra­bles con­cep­tos cu­ya com­pren­sión los re­quie­re. Ha­bla­mos con fre­cuen­cia de bue­na fe, bue­nas cos­tum­bres, or­den, etc., con­cep­tos que in­vo­lu­cran ha­cer la dis­tin­ción en­tre el bien y el mal”, sos­tie­ne.

Por lo an­te­rior, el abo­ga­do cree que es ade­cua­do pro­fun­di­zar en la éti­ca no so­lo pa­ra fu­tu­ras lí­neas ar­gu­men­ta­ti­vas de de­fen­sa, sino tam­bién por los cri­te­rios in­ter­pre­ta­ti­vos, en el ca­so de los jue­ces y usua­rios del de­re­cho y, co­mo cri­te­rios ge­ne­ra­do­res de nor­mas, en el ca­so de los le­gis­la­do­res. De to­das ma­ne­ras, en su opi­nión es ne­ce­sa­ria una cuo­ta de apli­ca­ción prác­ti­ca pa­ra asen­tar los con­cep­tos. “La éti­ca es­tá pre­sen­te, in­ser­ta y ro­dea ca­da ac­ti­vi­dad pro­pia de la pro­fe­sión en to­do mo­men­to y du­ran­te to­da la vi­da del abo­ga­do”, di­ce Gon­zá­lez. De­re­cho ad­mi­nis­tra­ti­vo

La orien­ta­ción y ase­so­ría le­gal a em­pre­sas pa­ra la in­ter­ac­ción con en­ti­da­des de la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca, es cla­ve pa­ra lo­grar el cum­pli­mien­to de sus co­me­ti­dos cons­ti­tu­cio­na­les e ins­ti­tu­cio­na­les. Los abo­ga­dos es­pe­cia­li­za­dos en de­re­cho ad­mi­nis­tra­ti­vo apo­yan la re­vi­sión, pre­pa­ra­ción y redacción de pro­yec­tos de ley, así co­mo las ba­ses pa­ra li­ci­ta­cio­nes y con­cur­sos. “A las per­so­nas y em­pre­sas, las ase­so­ra­mos en la in­ter­pre­ta­ción ju­rí­di­ca de la nor­ma­ti­va y en el aná­li­sis de la le­ga­li­dad, y el de­re­cho de sus pe­ti­cio- nes, re­cla­ma­cio­nes y re­cur­sos an­te la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca”, ex­pli­ca Ma­ría Paz Gue­rra, abo­ga­da de De­re­cho Ad­mi­nis­tra­ti­vo de La­gos & Aso­cia­dos. De­re­cho pe­nal

En de­re­cho pe­nal, la abo­ga­da Ca­ta­li­na Tua­ne de La­gos & Aso­cia­dos des­ta­ca las ha­bi­li­da­des ne­ce­sa­rias pa­ra la li­ti­ga­ción oral, que ayu­dan a de­fen­der de me­jor ma­ne­ra los in­tere­ses de los re­pre­sen­ta­dos. Tan­to la for­ma co­mo el fon­do son im­por­tan­tes. Por eso, ex­pli­ca que es in­dis­pen­sa­ble pro­fun­di­zar so­bre la teo­ría del de­li­to y es­pe­cia­li­zar­se en cier­to ti­po de ilí­ci­tos, por­que tan­to el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co co­mo el Po­der Ju­di­cial es­tán cons­tan­te­men­te ac­tua­li­zán­do­se y el mun­do pri­va­do no se pue­de que­dar atrás.

De­re­cho Tri­bu­ta­rio es una es­pe­cia­li­dad que re­quie­re in­ten­so es­tu­dio en pro­fun­di­dad, ya que la for­ma­ción de pre­gra­do es muy ge­ne­ral, afir­ma el abo­ga­do Clau­dio Bus­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.