Pro­fe­sio­na­les TI

Pro­fe­sio­na­les con vi­sión es­tra­té­gi­ca, con ex­pe­rien­cia y cer­ti­fi­ca­cio­nes, se han adap­ta­do a los nue­vos re­que­ri­mien­tos tec­no­ló­gi­cos y me­to­do­ló­gi­cos de las or­ga­ni­za­cio­nes en las que la se­gu­ri­dad in­for­má­ti­ca es par­te del co­ra­zón de su ne­go­cio.

La Tercera - Especiales - - Front Page - Por: Fa­bio­la Ro­mo

Es­pe­cia­li­za­ción de ex­per­tos en ci­ber­se­gu­ri­dad, in­for­má­ti­ca y pro­gra­ma­ción.

Po­co a po­co en Chi­le se han ido desa­rro­llan­do em­pre­sas es­pe­cia­lis­tas en se­gu­ri­dad in­for­má­ti­ca, que dan so­por­te a per­so­nas y or­ga­ni­za­cio­nes de to­dos los tamaños. Se­gún Al­fon­so Ochoa, country ma­na­ger de DNA Hu­man Ca­pi­tal, los car­gos de ma­yor de­man­da en el mer­ca­do son los de

pro­yect ma­na­ger. “Hoy se es­tá cul­ti­van­do gen­te que pue­da lle­var ade­lan­te pro­yec­tos de tec­no­lo­gía con vi­sión es­tra­té­gi­ca”, se­ña­la, so­bre el per­fil es­tra­té­gi­co que no siem­pre es fá­cil de en­con­trar.

Ban­cos, ase­gu­ra­do­ras o AFP, don­de la se­gu­ri­dad in­for­má­ti­ca es cru­cial pa­ra su

co­re bu­si­ness, son las ins­ti­tu­cio­nes que más es­pe­cia­lis­tas de­man­dan y, co­mo no es sen­ci­llo, man­te­ner un ex­per­to de for­ma in­ter­na, se apo­yan mu­cho en con­sul­to­ras es­pe­cia­lis­tas en la ma­te­ria. “En Chi­le al igual que en el res­to de los paí­ses de La­tam, la men­ta­li­dad de de­fen­sa a ci­ber ata­ques aún es in­ci­pien­te, da­do la po­ca fre­cuen­cia de ellos, pe­ro se es­pe­ra que es­ta va­ya en au­men­to da­do el cre­ci­mien­to del mer- ca­do y la ex­po­si­ción a es­te ti­po de he­chos”, afir­ma Ochoa. El va­lor de la cer­ti­fi­ca­ción

Cur­sos y post­gra­dos en se­gu­ri­dad in­for­má­ti­ca son muy re­que­ri­dos en el mun­do del tra­ba­jo, por lo que la ofer­ta aca­dé­mi­ca ha ido en au­men­to tan­to en uni­ver­si­da­des co­mo en ins­ti­tu­tos pro­fe­sio­na­les. Pe­ro lo más va­lo­ra­do, se­gún el eje­cu­ti­vo de DNA Hu­man Ca­pi­tal, son las cer­ti­fi­ca­cio­nes ISO27001, SGSI/ITIL/ COBIT y CMMI. Igual­men­te, se va­lo­ra la ex­pe­rien­cia, so­bre to­do, cuan­do los can­di­da­tos han he­cho pa­san­tías en com­pa­ñías ex­tran­je­ras, don­de el te­ma es­tá muy desa­rro­lla­do.

Tal im­por­tan­cia ha co­bra­do la ci­ber­se­gu­ri­dad en Chi­le, que el Mi­nis­tro de Ha­cien­da, Fe­li­pe La­rraín, re­qui­rió al FMI una asis­ten­cia téc­ni­ca pa­ra eva­luar las bre­chas que exis­tían en el país, cu­yos re­sul­ta­dos pre­li­mi­na­res ya se re­ci­bie­ron. En ese sen­ti­do, el fun­da­dor y CEO de Tic­job.cl, Cris­tian Duar­te, re­co­no­ce que ha ha­bi­do una ma­yor aten­ción so­bre es­te te­ma, a pro­pó­si­to de las di­ver­sas si­tua­cio­nes que han en­fren­ta­do im­por­tan­tes or­ga­ni­za­cio­nes.

Por lo mis­mo, mu­chas ca­sas de es­tu­dio, que ini­cial­men­te ofre­cían una for­ma­ción ge­né­ri­ca en in­ge­nie­ría in­for­má­ti­ca, han to­ma­do el desafío que ha im­pues­to el avan­ce de la tec­no­lo­gía, es de­cir, se han adap­ta­do a los nue­vos re­que­ri­mien­tos tec­no­ló­gi­cos y me­to­do­ló­gi­cos de quie­nes de­man­dan pro­fe­sio­na­les de la in­for­má­ti­ca. En la era de la re­vo­lu­ción 4.0, ya no só­lo se tra­ta de re­des, desa­rro­llo de soft­wa­re, tec­no­lo­gía y ar­qui­tec­tu­ra, aho­ra, es tam­bién re­le­van­te la for­ma en que se abor­dan los pro­ce­sos de ne­go­cios y la pro­pues­ta de va­lor en tec­no­lo­gía y pro­ce­sos de au­to­ma­ti­za­ción.

En esa lí­nea, tam­bién se ha vuel­to re­le­van­te la in­ves­ti­ga­ción en in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, que pue­de apor­tar nue­vas so­lu­cio­nes pa­ra la in­ter­ac­ción en­tre usua­rios, sis­te­mas y di­ver­sas pla­ta­for­mas. Pe­ro to­do ello, va mu­cho más allá de las apli­ca­cio­nes y re­des en las que se mue­ven las per­so­nas, al­can­zan­do tam­bién sus com­por­ta­mien­tos y pro­ce­sos, que hoy día es po­si­ble imi­tar y pre­de­cir, gra­cias a los al­go­rit­mos di­se­ña­dos por in­ves­ti­ga­do­res y cien­tí­fi­cos, quie­nes es­tán siem­pre al día con la úl­ti­ma ge­ne­ra­ción de equi­pos vin­cu­la­dos al mun­do vir­tual.

For­ma­ción en In­te­li­gen­cia Ar­ti­fi­cial

La in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial de un re­tai­ler on­li­ne ayu­da a sa­ber más so­bre las pre­fe­ren­cias de los con­su­mi­do­res, pa­ra que pue­dan ofre­cer un ser­vi­cio úni­co y al­ta­men­te per­so­na­li­za­do. Asi­mis­mo, una mar­ca de za­pa­tos de­por­ti­va usa ro­bots in­te­li­gen­tes pa­ra di­se­ñar y fa­bri­car en los mer­ca­dos lo­ca­les. ¿Có­mo for­mar­se en la era de la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial? Ac­cen­tu­re en­tre­ga las si­guien­tes re­co­men­da­cio­nes:

1. Rei­ma­gi­nar y re­con­fi­gu­rar el tra­ba­jo. Se tra­ta de eva­luar ta­reas, no los pues­tos de tra­ba­jo; lue­go asig­nar las ta­reas a má­qui­nas y per­so­nas, equi­li­bran­do la ne­ce­si­dad de au­to­ma­ti­zar las la­bo­res y ele­var las ca­pa­ci­da­des de las per­so­nas.

2. Gi­rar la fuer­za de tra­ba­jo ha­cia áreas que abran nue­vas for­mas de va­lor. Se de­be ir más allá de la efi­cien­cia de los pro­ce­sos y pre­pa­rar a los em­plea­dos pa­ra crear nue­vas ex­pe­rien­cias, im­pul­sar nue­vos mo­de­los de cre­ci­mien­to rein­vir­tien­do los aho­rros de­ri­va­dos de la au­to­ma­ti­za­ción en la fu­tu­ra mano de obra.

3. Au­men­tar las nue­vas ha­bi­li­da­des. Me­dir el ni­vel de ha­bi­li­da­des y vo­lun­tad de la fuer­za la­bo­ral pa­ra apren­der a tra­ba­jar con la In­te­li­gen­cia Ar­ti­fi­cial. Es­to es, uti­li­zar pla­ta­for­mas di­gi­ta­les, orien­tar pro­gra­mas pa­ra los di­fe­ren­tes seg­men­tos de la fuer­za la­bo­ral y per­so­na­li­zar­los pa­ra me­jo­rar la adop­ción de nue­vas ha­bi­li­da­des.

“La fuer­za la­bo­ral del fu­tu­ro se ca­rac­te­ri­za­rá por el tra­ba­jo con­jun­to en­tre má­qui­nas y hu­ma­nos y por eso se de­be avan­zar aho­ra en la ca­pa­ci­ta­ción de las per­so­nas”. Ro­dri­go Gon­zá­lez, pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de Ac­cen­tu­re Chi­le. “Mu­chos em­pleos aún no exis­ten, pe­ro más ade­lan­te, es­ta­rán fuer­te­men­te in­fluen­cia­dos por los efec­tos de la re­vo­lu­ción di­gi­tal en que vi­vi­mos”. Cris­tián Duar­te, fun­da­dor de Tic­job.cl.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.