Las ha­bi­li­da­des de los ex­per­tos en in­for­má­ti­ca

Las for­ta­le­zas de ca­da per­so­na son dis­tin­tas, tan­to co­mo lo son las ne­ce­si­da­des de una em­pre­sa. Pe­ro to­das ellas pue­den po­ten­ciar­se y lle­var a los es­pe­cia­lis­tas a di­fe­ren­ciar­se a la ho­ra de op­tar por un pues­to de tra­ba­jo.

La Tercera - Especiales - - Ediciones Especiales De La Tercera -

En el área de ne­go­cios, el li­de­raz­go es muy va­lo­ra­do, al igual que el ma­ne­jo de las tec­no­lo­gías y la ca­pa­ci­dad de apo­yar y par­ti­ci­par ac­ti­va­men­te en la em­pre­sa. “Si bien se de­be desa­rro­llar y po­ten­ciar el co­no­ci­mien­to téc­ni­co, es re­co­men­da­ble que los es­pe­cia­lis­tas en in­for­má­ti­ca sean ca­pa­ces de tra­ba­jar mu­chos te­mas de ges­tión, so­lu­cio­nes tec­no­ló­gi­cas pa­ra el ne­go­cio y que pue­dan apo­yar ges­tio­nan­do pro­ce­sos”, se­ña­la Eduar­do Azó­car, di­rec­tor de Tec­no­lo­gías de la In­for­ma­ción (TI) de Adec­co Chi­le.

En ese sen­ti­do, con­vie­ne desa­rro­llar­se co­mo una per­so­na abier­ta, que va­ya más allá de en­fo­car­se só­lo en so­lu­cio­nes téc­ni­cas, sino que tam­bién de­be im­pul­sar aque­llas que son fun­cio­na­les. “En la eta­pa de for­ma­ción, el alumno por lo ge­ne­ral va des­cu­brien­do en qué áreas se va a ir en­fo­can­do. Por ejem­plo, pue­de op­tar por ges­tión o un área más li­ga­da a los ne­go­cios, y en esa mar­cha es im­por­tan­te apren­der so­bre: có­mo apo­yar el área de con­ta­bi­li­dad o co­mer­cial con so­lu­cio­nes tec­no­ló­gi­cas, có­mo apo­yar al área de re­cur­sos hu­ma­nos, có­mo se de­fi­nen los cos­tos en el área co­mer­cial, có­mo se en­tien­de el área de con­ta­bi­li­dad, có­mo son los con­tra­tos, en qué con­sis­te la ley en Chi­le pa­ra los pro­ce­sos, có­mo son la ven­ta y los már­ge­nes, etc.”, de­ta­lla Azó­car.

An­tes el in­for­má­ti­co era un pro­fe­sio­nal más ce­rra­do en sus pro­ce­sos tec­no­ló­gi­cos y las ofi­ci­nas te­nían las mis­mas ca­rac­te­rís­ti­cas, si­tios don­de na­die en­tra­ba y es­pa­cios que na­die co­no­cía, se­gún el eje­cu­ti­vo de Adec­co Chi­le. Hoy en cam­bio, lo que se bus­ca es po­der te­ner gen­te más abier­ta y que no ten­ga te­mor de con­ver­sar con otras áreas. “Hoy el área de in­for­má­ti­ca no só­lo so­lu­cio­na la caí­da de un soft­wa­re o se de­di­ca a ‘apa­gar in­cen­dios’, ya que eso es lo me­nos im­por­tan­te. Hoy en día un in­for­má­ti­co tie­ne que pro­yec­tar su desem­pe­ño en apo­yar real­men­te el ne­go­cio de la em­pre­sa, don­de tra­ba­ja y desa­rro­llar sus ha­bi­li­da­des blan­das pa­ra un buen desem­pe­ño en su fu­tu­ro la­bo­ral”, aña­de Azó­car.

Coin­ci­de con es­ta pos­tu­ra el ge­ren­te ge­ne­ral de la con­sul­to­ra Vec­tor, Ja­vier Sil­va, que ve a los pro­fe­sio­na­les TI ca­da vez más en­fren­ta­dos a ma­yo­res desafíos, es­pe­cial­men­te, en ha­bi­li­da­des per­so­na­les co­mo li­de­raz­go, ma­ne­jo de con­flic­tos, tra­ba­jo en equi­po y em­pa­tía. “En ge­ne­ral, son ha­bi­li­da­des que el mun­do la­bo­ral exi­ge en la ma­yo­ría de los ru­bros, pe­ro han en­tra­do al sec­tor TI y acom­pa­ñan a otras que son fun­da­men­ta­les co­mo el co­no­ci­mien­to de ges­tión, ca­pa­ci­dad de sín­te­sis, ma­ne­jo de ba­se de da­tos y ana­lí­ti­ca”, co­men­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.