El mun­do la­bo­ral en la era di­gi­tal.

Es­tu­diar hoy es pen­sar en un fu­tu­ro muy dis­rup­ti­vo, pues an­tes de egre­sar de una ca­rre­ra pro­fe­sio­nal pa­sa­rán al me­nos cin­co años, tiem­po su­fi­cien­te pa­ra que se desa­rro­llen nue­vas tec­no­lo­gías y me­to­do­lo­gías de tra­ba­jo.

La Tercera - Especiales - - Portada - Por: Fa­bio­la Ro­mo

Se­gún Eli­za­ve­ta Ho­di­re­va, ma­na­ger de DNA Hu­man Ca­pi­tal, si con­si­de­ra­mos que el 14% de los em­pleos de los paí­ses de la Or­ga­ni­za­ción pa­ra la Coope­ra­ción y el Desa­rro­llo Eco­nó­mi­cos (OCDE) po­drían ser re­em­pla­za­dos por má­qui­nas y que el 50% de los tra­ba­jos en Chi­le, pue­den ser sus­ti­tui­dos por la in­ter­ven­ción de tec­no­lo­gía, los pro­fe­sio­na­les de di­ver­sos sec­to­res eco­nó­mi­cos se en­cuen­tran an­te un desafío im­por­tan­te. Por eso, el re­to hay que to­mar­lo hoy.

Y es que, tal co­mo ex­pli­ca Jo­sé Beas, ge­ren­te de Mi­ne­ría pa­ra La­ti­noa­mé­ri­ca de Rock­well Au­to­ma­tion, en la di­gi­ta­li­za­ción de las fae­nas se cu­bren as­pec­tos ope­ra­cio-

na­les, me­dioam­bien­ta­les, de se­gu­ri­dad y fi­nan­cie­ros, con in­for­ma­ción or­ques­ta­da y con­tex­tua­li­za­da dis­po­ni­ble en tiem­po real. “Pro­mo­ver una mejora en ese sen­ti­do, en ba­se a un ma­ne­jo in­te­li­gen­te de da­ta y ma­yo­res índices de co­nec­ti­vi­dad a ni­vel de ac­ti­vos crí­ti­cos, per­mi­te, por ejem­plo, in­cre­men­tar dis­po­ni­bi­li­dad de áreas de pro­ce­so y dis­mi­nuir tiem­pos muer­tos de pro­duc­ción”, ex­pli­ca.

El es­pe­cia­lis­ta en mi­ne­ría ex­pli­ca que Chi­le ya en­tró en es­te pro­ce­so, con me­jo­res tec­no­lo­gías y di­se­ños orien­ta­dos a cu­brir el ci­clo com­ple­to de vi­da de las ope­ra­cio­nes. Sin em­bar­go, el con­cep­to de trans­for­ma­ción di­gi­tal to­da­vía ne­ce­si­ta ser adop­ta­do y, aho­ra es cuan­do.

Es­tu­diar in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial y ro­bó­ti­ca es es­tar al día per­ma­nen­te­men­te, no só­lo en la pen­san­do en la universidad, sino tam­bién mi­ran­do fue­ra de las fron­te­ras. La ma­yo­ría de los chi­le­nos de­di­ca­dos a es­tas áreas del co­no­ci­mien­to via­ja cons­tan­te­men­te a se­mi­na­rios, con­gre­sos y fe­rias in­ter­na­cio­na­les co­mo la Au­to­ma­tion

Fair, que se desa­rro­lla­rá los días 14 y 15 de no­viem­bre en Phi­la­delp­hia, Es­ta­dos Uni­dos, con spea­kers de vas­ta ex­pe­rien­cia en au­to­ma­ti­za­ción.

Tra­ba­jo re­mo­to

El nue­vo es­ce­na­rio mun­dial ha lle­va­do a que los pro­fe­sio­na­les es­tén abier­tos a adap­tar­se a nue­vas for­mas de tra­ba­jo y a apren­der a usar las nue­vas he­rra­mien­tas tec­no­ló­gi­cas que es­tán a su al­can­ce, di­ce Eli­za­ve­ta Ho­di­re­va, ma­na­ger de DNA Hu­man Ca­pi­tal. Sin em­bar­go, los desafíos van más allá de lo téc­ni­co. “La nue­va for­ma de tra­ba­jar va a im­pli­car un cam­bio en el per­fil del pro­fe­sio­nal, que de­be­rá adap­tar­se al tra­ba­jo re­mo­to de­bi­do a la au­to­ma­ti­za­ción.

Es­to im­pli­ca ma­yor in­de­pen­den­cia y proac­ti­vi­dad, en que el tra­ba­jo por objetivos se­rá la nor­ma y los sa­la­rios por cum­pli­mien­tos por KPI irán ga­nan­do te­rreno”, afir­ma la es­pe­cia­lis­ta en re­cur­sos hu­ma­nos.

En ese sen­ti­do, es bue­na idea, an­tes de es­tu­diar, mi­rar lo que es­tá pa­san­do y qué se es­tá de­man­dan­do en los mer­ca­dos más desa­rro­lla­dos pa­ra an­ti­ci­par­se. “Lo im­por­tan­te es es­tar aten­to e in­for­ma­do de los cam­bios que es­tán im­pac­tan­do a to­das las in­dus­trias y, por lo tan­to, a to­das las pro­fe­sio­nes. Es pre­ci­so te­ner pre­sen­te que la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial y la ro­bó­ti­ca rem­pla­za­rán al­gu­nas ac­ti­vi­da­des que hoy rea­li­za el ser hu­mano: con­duc­to­res de vehícu­los, pi­lo­tos de avio­nes en al­gu­nas ac­ti­vi­da­des co­mo mi­ne­ría y agri­cul­tu­ra, ope­ra­rios de mi­ne­ría, ana­lis­tas de in­for­ma­ción, etc.”, ex­pli­ca Cris­tian Duar­te, fun­da­dor de Ti­cJob Chi­le.

Ma­chi­ne Lear­ning

Así co­mo el co­no­ci­mien­to evo­lu­cio­na, las ha­bi­li­da­des cam­bian. Por eso, an­tes de de­ci­dir ha­cia dón­de orien­tar la ca­rre­ra, con­vie­ne es­tu­diar a fon­do los con­te­ni­dos y la co­ne­xión con ellos, los mé­to­dos de apren­di­za­je y lo que se ne­ce­si­ta pa­ra desa­rro­llar­se jun­to con la dis­rup­ción di­gi­tal que es­ta­mos ex­pe­ri­men­tan­do. “Se de­be te­ner pre­sen­te que, pa­ra el año 2020, el 59% de la po­bla­ción mun­dial es­ta­rá on­li­ne. El 25% de las fun­cio­nes de ne­go­cios se­rán rea­li­za­das en ba­se al con­cep­to de Ma­chi­ne Lear­ning. De­be­mos rein­ven­tar nues­tro tra­ba­jo, orien­tán­do­nos a áreas en que lo re­le­van­te sea la crea­ti­vi­dad, la em­pa­tía y la éti­ca en co­ne­xión con otros se­res hu­ma­nos”, agre­ga Duar­te.

En lí­nea con lo an­te­rior, An­drés Me­yer, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Ca­lev Con­sul­ting, afir­ma que con un fu­tu­ro di­gi­tal, don­de vi­vi­re­mos con la ro­bó­ti­ca fren­te a nues­tros ojos, los cam­bios más im­por­tan­tes no só­lo se­rán la ac­tua­li­za­ción y la ca­pa­ci­dad de adap­tar­se a las nue­vas tec­no­lo­gías, sino tam­bién la co­ne­xión. “La era di­gi­tal es­tá y es­ta­rá li­de­ra­da por los pro­fe­sio­na­les que se en­cuen­tren co­nec­ta­dos a los cam­bios, a la in­no­va­ción y a la fle­xi­bi­li­dad”, pun­tua­li­za.

““La di­gi­ta­li­za­ción de las fae­nas cu­bre as­pec­tos ope­ra­cio­na­les, me­dioam­bien­ta­les, de se­gu­ri­dad y fi­nan­cie­ros, con in­for­ma­ción or­ques­ta­da y con­tex­tua­li­za­da dis­po­ni­ble en tiem­po real”. Jo­sé Beas, ge­ren­te de Mi­ne­ría pa­ra La­ti­noa­mé­ri­ca de Rock­well Au­to­ma­tion. ““El tra­ba­jo por objetivos se­rá la nor­ma y los sa­la­rios por cum­pli­mien­tos por KPI irán ga­nan­do te­rreno”. Eli­za­ve­ta Ho­di­re­va, ma­na­ger de DNA Hu­man Ca­pi­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.