Tips pa­ra los cats lo­vers: Lo me­jor pa­ra nues­tros mi­ni­nos.

Des­ti­nar dia­ria­men­te una ru­ti­na de jue­go, brin­dar­les un es­pa­cio que les otor­gue se­gu­ri­dad y ali­men­tar­los con pro­duc­tos es­pe­cia­li­za­dos pa­ra su es­ti­lo de vi­da son al­gu­nos de los re­que­ri­mien­tos de es­te ti­po de fe­li­nos. Si es un cat lo­ver, acá le en­tre­ga­mos t

La Tercera - Especiales - - Portada - Por: Ro­mi­na Ja­ra­mi­llo di Le­nar­do

En­tre 12 a 16 ho­ras dia­rias pue­den dor­mir nues­tros ga­ti­tos. Si a eso se su­ma que mu­chos se que­dan so­los du­ran­te el día mien­tas no­so­tros va­mos a tra­ba­jar, sue­len abu­rrir­se y des­ti­nar to­do ese tiem­po pa­ra des­can­sar has­ta que su fa­mi­lia hu­ma­na vuel­ve de sus queha­ce­res pa­ra com­par­tir y ju­gar con ellos. Es­te es­ti­lo de vi­da de mu­chos fe­li­nos es de­no­mi­na­do co­mo in­door.

El Dr. Ro­dri­go Pul­gar, aca­dé­mi­co de la Es­cue­la de Me­di­ci­na Ve­te­ri­na­ria de la Uni­ver­si­dad San­to To­más, ex­pli­ca que “un ga­to in­door es aquel que per­ma­ne­ce cons­tan­te­men­te den­tro del ho­gar con tem­pe­ra­tu­ra cons­tan­te y ci­clos de luz y obs­cu­ri­dad re­gu­la­res. Es­ta ten­den­cia ha ido cre­cien­do en el ca­so de los ga­tos, que por su ta­ma­ño y ca­rác­ter, se aco­mo­dan muy bien a la vi­da en de­par­ta­men­tos”. Cla­ra­men­te, de acuer­do a es­ta des­crip­ción, es­tos fe­li­nos son más se­den­ta­rios que aque­llos que tie­nen ac­ce­so al ex­te­rior.

Asi­mis­mo, los ga­tos de in­te­rior tie­nen cier­tos re­que­ri­mien­tos, en­tre ellos, se les de­be pro­por­cio­nar un es­pa­cio que sien­tan co­mo pro­pio don­de ten­gan ali­men­to y agua fres­ca cons­tan­te­men­te, una ca­ma, un pos­te pa­ra ara­ñar, una ca­ja de are­na (le­jos de la co­mi­da), ju­gue­tes y la po­si­bi­li­dad de mi­rar por una ven­ta­na.

Nu­tri­ción es­pe­cia­li­za­da

Los ga­tos in­door, se ca­rac­te­ri­zan por te­ner un ba­jo ni­vel de ac­ti­vi­dad fí­si­ca en com­pa­ra­ción a aque­llos ani­ma­les que salen del ho­gar, por en­de, su re­que­ri­mien­to ener­gé­ti­co es me­nor. De­bi­do a es­te es­ti­lo de vi­da, que es­tos mi­ni­nos re­quie­ren de una nu­tri­ción es­pe­cia­li­za­da. “Otro fac­tor que se de­be con­si­de­rar, es que la cas­tra­ción tan­to de hem­bras co­mo de ma­chos pre­dis­po­ne a la obe­si­dad, por lo que tam­bién de­be con­si­de­rar­se en la elec­ción del ali­men­to y en la can­ti­dad a en­tre­gar”, en­fa­ti­za el pro­fe­sio­nal.

Co­mo mu­chos cats lo­vers quie­ren dar­le lo me­jor a sus fe­li­nos, par­tien­do por el ám­bi­to de la ali­men­ta­ción, es que el mer­ca­do ha desa­rro­lla­do pro­duc­tos nu­tri­cio­na­les es­pe­cia­les pa­ra ellos. Con es­to, se bus­ca man­te­ner el pe­so ideal del ga­to pa­ra cui­dar su sa­lud y evi­tar en­fer­me­da­des aso­cia­das a una ali­men­ta­ción des­ba­lan­cea­da.

En esa lí­nea, el mé­di­co ve­te­ri­na­rio se­ña­la que es­te ti­po de ali­men­tos de­be con­te­ner “una al­ta can­ti­dad de pro­teí­nas pa­ra pre­ser­var su ma­sa ma­gra y com­pen­sar su al­ta ta­sa de re­cam­bio de pe­la­je. Ade­más, esa pro­teí­na de­be ser muy ab­sor­bi­ble pa­ra evi­tar su fermentación en el in­tes­tino grue­so”.

“Usar vi­deos que mues­tren se­res vi­vos en ac­ción pue­de en­tre­te­ner a los ga­tos cuan­do es­tán so­los”.

Dr. Ro­dri­go Pul­gar, aca­dé­mi­co de la Es­cue­la de Me­di­ci­na Ve­te­ri­na­ria de la Uni­ver­si­dad San­to To­más. 30 mi­nu­tos dia­rios de­be des­ti­nar la fa­mi­lia hu­ma­na pa­ra es­ti­mu­lar el jue­go con su mas­co­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.