El impacto de la ley de mi­ti­ga­ción ur­ba­na en el desa­rro­llo in­mo­bi­lia­rio

El pe­río­do de gra­cia -de 18 me­ses tras la pu­bli­ca­ción de la ley­po­dría im­pul­sar fuer­te­men­te las ven­tas de la in­dus­tria. Se­gún los es­pe­cia­lis­tas, la nue­va nor­ma ayu­da­rá a me­jo­rar la pla­ni­fi­ca­ción ur­ba­na.

La Tercera - Especiales2 - - News - Por: Fa­bio­la Ro­mo

Sin la Ley de Apor­tes al Es­pa­cio Pú­bli­co, el impacto de los pro­yec­tos in­mo­bi­lia­rios en su en­torno con­si­de­ra­ba so­lo vialidad y ha­bía una gran can­ti­dad de pro­yec­tos exi­mi­dos de mi­ti­gar. Pe­ro la nue­va nor­ma­ti­va cam­bia­rá las co­sas en Chi­le y, es­pe­cial­men­te, en Chi­cu­reo, el ex­clu­si­vo ba­rrio de Co­li­na que ha te­ni­do un desa­rro­llo in­mo­bi­la­rio im­pre­sio­nan­te en los úl­ti­mos años.

“La nor­ma en­tre­ga una he­rra­mien­ta a la co­mu­na pa­ra ha­cer una me­jor pla­ni­fi­ca­ción te­rri­to­rial. Al am­pa­ro de es­ta ley ha­brá un in­gre­so que ge­ne­ra­rá me­jo­rías y evi­ta­rá si­tua­cio­nes co­mo que Chi­cu­reo cons­ti­tu­ya una is­la res­pec­to de Co­li­na”, ex­pli­ca la abo­ga­da de la Uni­ver­si­dad Bernardo O´Hig­gins (UBO), Clau­dia Cor­tés, ma­gís­ter en De­re­cho Re­gu­la­to­rio de la Pon­ti­fi­cia Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca de Chi­le.

Se­gún la do­cen­te, los pro­yec­tos in­mo­bi­lia­rios en­tre­ga­rán un me­ca­nis­mo de in­gre­so a las mu­ni­ci­pa­li­da­des, que be­ne­fi­cia­rá a la co­mu­na en la que se cons­tru­yen. Y es que es­te cam­bio vie­ne a im­pul­sar un desa­rro­llo más equi­li­bra­do en­tre desa­rro­llo in­mo­bi­lia­rio, mo­vi­li­dad y es­pa­cios pú­bli­cos, fa­vo­re- cien­do la ar­mo­nía y la ade­cua­da eva­lua­ción de los im­pac­tos.

Al­can­ces en el mer­ca­do

Des­de la pu­bli­ca­ción de la ley y has­ta 18 me­ses des­pués de que co­mien­ce a apli­car­se exis­ti­rá un pe­rio­do de gra­cia, don­de se es­pe­ra que se ace­le­ren mu­chos pro­yec­tos. Se­gún Ser­gio Ar­cos Pe­ña, so­cio fun­da­dor de Reis­tock.com, em­pre­sa de ase­so­rías in­mo­bi­lia­rias, es­te fe­nó­meno se ve­rá tra­du­ci­do en un al­za en ven­tas de pro­yec­tos y tam­bién en el au­men­to del in­te­rés por paños en sec­to­res que hoy son in­dus­tria­les y que se ven con po­ten­cial in­mo­bi­lia­rio. “Los desa­rro­lla­do­res ten­drán dos al­ter­na­ti­vas: po­drán mi­ti­gar obras, es de­cir, ge­ne­rar ac­cio­nes en ges­tión de trán­si­to; o po­drán rea­li­zar apor­tes al es­pa­cio pú­bli­co”, se­ña­la.

De es­ta ma­ne­ra, “gue­tos verticales” co­mo los que tan­ta po­lé­mi­ca cau­sa­ron en otra zo­na de la ca­pi­tal, ya no de­bie­ran ver­se en nin­gu­na co­mu­na. “Es un gra­va­men nue­vo, pe­ro que va a ser de­ter­mi­nan­te en los pla­nes de in­ver­sión de es­pa­cio pú­bli­co”, aña­de Ser­gio Ar­cos. Se­gún el asesor in­mo­bi­lia­rio, Chi­cu­reo pre­sen­ta una ofer­ta que su­pera las 1.300 pro­pie­da­des en ven­ta, ac­tual­men­te, y, es po­si­ble que al te­ner que pa­gar un im­pues­to au­men­te el va­lor de las pro­pie­da­des, por lo que com­prar aho­ra es una ven­ta­ja.

Si a lo an­te­rior, se su­man las ba­jas ta­sas de in­te­rés que es­tán ofre­cien­do los ban­cos en es­te mo­men­to, el es­ce­na­rio es muy po­si­ti­vo pa­ra el mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio que siem­pre ha si­do uno de los más seguros pa­ra in­ver­tir y que -co­mo ha si­do la tó­ni­ca de los úl­ti­mos años- si­gue au­men­tan­do la plus­va- lía en las me­jo­res zo­nas pa­ra vi­vir. “Los nue­vos pro­yec­tos co­mo los mul­ti­fa­mily, lle­ga­rán pa­ra que­dar­se y ba­rrios de co­mu­nas con­sa­gra­das su­bi­rán su va­lor”, es­ti­ma Ser­gio Ar­cos, quien cree que la re­for­ma va a apo­yar el es­pa­cio pú­bli­co de Chi­cu­reo. “Los úl­ti­mos me­ses han si­do de boom en ven­tas”, di­ce el so­cio fun­da­dor de Reis­tock. com. El es­pe­cia­lis­ta va­lo­ra -por cier­to- que la nor­ma or­de­ne las obli­ga­cio­nes de la in­dus­tria in­mo­bi­lia­ria. “Va a te­ner una res­pon­sa­bi­li­dad so­cial, y ter­mi­na­rá con­tri­bu­yen­do a me­jo­res obras via­les, ins­ta­la­ción de se­má­fo­ros, pla­zas, etc.”, agre­ga. De to­das ma­ne­ras, en Chi­cu­reo, las per­so­nas pa­gan ex­clu­si­vi­dad, por lo que si en un par de años lle­ga­ra a tras­pa­sar­se el cos­to del im­pues­to de la ley de mi­ti­ga­cio­nes ur­ba­nas, el es­pe­cia­lis­ta no cree que las ven­tas se vean afec­ta­das. “La elas­ti­ci­dad del pre­cio es fuer­te”, di­ce.

Se­gún el Mi­nis­te­rio de Vi­vien­da y Ur­ba­nis­mo, la tra­mi­ta­ción de es­te pro­yec­to en la Co­mi­sión de Vi­vien­da y Desa­rro­llo Ur­bano del Se­na­do ge­ne­ró un am­plio de­ba­te en­tre to­dos los ac­to­res in­vo­lu­cra­dos. Hu­bo múl­ti­ples au­dien­cias que per­mi­tie­ron in­cor­po­rar ade­cua­cio­nes, sim­pli­fi­ca­cio­nes y ro­bus­te­cer la ini­cia­ti­va que, fi­nal­men­te, fue apro­ba­da de for­ma uná­ni­me.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.