Avan­ces an­ti­sís­mi­cos

In­no­va­cio­nes an­ti­sís­mi­cas: al­to desa­rro­llo en Chi­le.

La Tercera - Especiales2 - - Portada - Por: Tan­ya Ore­lla­na C.

Con la fre­cuen­te ocu­rren­cia de even­tos de gran mag­ni­tud, Chi­le es un la­bo­ra­to­rio sís­mi­co na­tu­ral. Ade­más de fre­cuen­tes, acá se han pre­sen­ta­do los te­rre­mo­tos más gran­des del pla­ne­ta, en­tre los que se cuen­tan Val­di­via en 1960 y Mau­le en el 2010.

Es­ta reali­dad ha si­do asu­mi­da con desa­rro­llo e in­ves­ti­ga­ción. Lue­go del te­rre­mo­to de Illa­pel, en 2015, en el mun­do lla­mó la aten­ción la ca­pa­ci­dad de Chi­le pa­ra afron­tar es­te ti­po fe­nó­me­nos. En la oca­sión, la je­fa de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra la Re­duc­ción del Ries­go de Desas­tres (Unisdr), Mar­ga­re­ta Wahls­tröm, des­ta­có la res­pues­ta del Es­ta­do chi­leno y los re­sul­ta­dos pa­ten­tes de las in­ver­sio­nes en nor­ma­ti­va, in­fra­es­truc­tu­ra, ca­pa­ci­ta­ción hu­ma­na y pla­nes de emer­gen­cia. En tan­to, el coor­di­na­dor re­si­den­te del Sis­te­ma de Na­cio­nes Uni­das en Chi­le, Antonio Mol­pe­ce­res, afir­mó en aque­llos días que “les cues­ta a mu­chos creer que con un te­rre­mo­to de más de ocho gra­dos de mag­ni­tud, una en ciu­dad de cin­co mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes, co­mo San­tia­go, no se ha­ya caí­do nin­gún edi­fi­cio. Eso no es nor­mal”.

Desa­rro­llo nor­ma­ti­vo

En es­te es­ce­na­rio, el desafío pa­ra las edi­fi­ca­cio­nes es ma­yor. Bá­si­ca­men­te, el desa­rro­llo nor­ma­ti­vo se orien­ta a que lo que se cons­tru­ya no co­lap­se y, ade­más, pue­da man­te­ner o re­cu­pe­rar su fun­cio­na­li­dad de la for­ma más rá­pi­da po­si­ble, co­men­ta el di­rec­tor del Cen­tro Sis­mo­ló­gi­co Na­cio­nal (CSN) de la Fa­cul­tad de Cien­cias Fí­si­cas y Ma­te­má­ti­cas de la Uni­ver­si­dad de Chi­le, Ser­gio Ba­rrien­tos: “La sis­mi­ci­dad obli­ga a que, de for­ma per­ma­nen­te, se es­tén exa­mi­nan­do mé­to­dos que per­mi­tan dis­mi­nuir la vul­ne­ra­bi­li­dad y en­con­trar­nos pre­pa­ra­dos pa­ra en­fren­tar fe­nó­me­nos que, de se­gu­ro, se­gui­rán pre­sen­tán­do­se”.

El he­cho de ser el país más sís­mi­co del mun­do ha pro­pi­cia­do el desa­rro­llo de la más exi­gen­te nor­ma­ti­va an­ti­sís­mi­ca y la cons­tan­te eva­lua­ción y ac­tua­li­za­ción de pa­rá­me­tros que de­be cum­plir la in­fra­es­truc­tu­ra, aco­ta Yves Be­sa­nçon, past pre­si­dent de la Aso­cia­ción de Ofi­ci­nas de Ar­qui­tec­tos (AOA).

De es­ta for­ma, tan­to la in­fra­es­truc­tu­ra pú­bli­ca co­mo pri­va­da in­vier­te en res­guar­dos pa­ra en­fren­tar los te­rre­mo­tos mien­tras que, con la ocu­rren­cia de ca­da sis­mo, se in­ves­ti­ga e in­cor­po­ran los an­te­ce­den­tes pa­ra re­vi­sar la nor­ma­ti­va y evi­tar que se re­pi­tan pro­ble­mas evi­den­cia­dos.

Tec­no­lo­gías avan­za­das

Des­de ha­ce unas dé­ca­das la ais­la­ción y di­si­pa­ción sís­mi­ca han te­ni­do un gran desa­rro­llo en di­fe­ren­tes pro­yec­tos, se­gún sus ca­rac­te­rís­ti­cas y usos.

El avan­ce de la in­ge­nie­ría an­ti­sís­mi­ca, tan­to teó­ri­ca co­mo apli­ca­da, obli­ga a los pro­fe­sio­na­les en Chi­le a es­tar desa­rro­llan- do tan­to co­no­ci­mien­to co­mo so­lu­cio­nes, ase­ve­ra Ser­gio Con­tre­ras, di­rec­tor del Ins­ti­tu­to de la Cons­truc­ción (IC): “Res­pec­to de las tec­no­lo­gías, ha ha­bi­do una re­la­ti­va bue­na in­cor­po­ra­ción de la ais­la­ción y di­si­pa­ción sís­mi­ca, apli­cán­do­las en va­rios edi­fi­cios con bas­tan­te éxi­to. El desafío es me­jo­rar su pe­ne­tra­ción, ya que tie­nen aún es­pa­cios pa­ra cre­cer en pre­sen­cia”, aña­de.

Los ais­la­do­res sís­mi­cos han si­do de gran uti­li­dad en los pro­yec­tos de hos­pi­ta­les y clí­ni­cas, co­men­ta el past pre­si­dent de AOA. “Mien­tras que, pa­ra edi­fi­cios de ofi­ci­nas, los amor­ti­gua­do­res sís­mi­cos han con­tri­bui­do en di­si­par la fuer­za del sis­mo y así evi­tar da­ños ac­ce­so­rios co­mo mo­bi­lia­rio, as­cen­so­res o cie­los, ade­más de per­mi­tir a los usua­rios una per­cep­ción psi­co­ló­gi­ca me­nos agre­si­va del mo­vi­mien­to es­truc­tu­ral”, ex­pli­ca.

Hoy, sos­tie­ne el ar­qui­tec­to, gran­des desafíos es­tán en los con­tro­les y su­per­vi­sión de las obras de cons­truc­ción, en el cum­pli­men­to de los pro­yec­tos y sus es­pe­ci­fi­ca­cio­nes.

“Una prue­ba de la ca­li­dad de nues­tra in­ge­nie­ría y ar­qui­tec­tu­ra es el ex­ce­len­te com­por­ta­mien­to de los edi­fi­cios en el sis­mo 8.8 del 27 de fe­bre­ro de 2010, uno de los de ma­yor mag­ni­tud des­de que se co­no­cen me­di­cio­nes sís­mi­cas. Las edi­fi­ca­cio­nes apro­ba­ron con cre­ces la di­fí­cil prue­ba de ese enor­me sis­mo”, Yves Be­sa­nçon, past pre­si­dent de la Aso­cia­ción de Ofi­ci­nas de Ar­qui­tec­tos (AOA).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.