Fa­cha­das ver­des: com­ple­men­to pa­ra el con­su­mo de ener­gía y con­fort in­te­rior

Con ele­men­tos ve­ge­ta­les que sir­ven de cu­bier­ta en un mu­ro o un te­cho, se pue­den me­jo­rar las con­di­cio­nes de ca­li­dad de vi­da de una edi­fi­ca­ción y sus con­di­cio­nes tér­mi­cas, en­tre otros ele­men­tos.

La Tercera - Especiales2 - - News -

Las fa­cha­das ver­des con­sis­ten en in­cor­po­rar ve­ge­ta­ción en los ele­men­tos cons­truc­ti­vos ver­ti­ca­les, ya sea en los mu­ros o con es­truc­tu­ras adi­cio­na­les pa­ra sos­te­ner las es­pe­cies ve­ge­ta­les. Por lo ge­ne­ral, las ins­ta­la­cio­nes nue­vas in­clu­yen sis­te­mas de rie­go au­to­má­ti­co (en ge­ne­ral, por go­teo) y sis­te­mas de mó­du­los en­sam­bla­bles con el sus­tra­to (tie­rra) y las plan­tas. En ellas, “so­lo al­gu­nos ti­pos de es­pe­cies ve­ge­ta­les han de­mos­tra­do su su­per­vi­ven­cia a lar­go pla­zo en las con­di­cio­nes de so­lea­mien­to y vien­to, ya que se pue­den ins­ta­lar a una al­tu­ra con­si­de­ra­ble”, es­pe­ci­fi­ca Her­nán Ma­drid, je­fe de Cer­ti­fi­ca­ción Edi­fi­cio Sus­ten­ta­ble (CES).

En ese sen­ti­do, a jui­cio de Ma­drid, una fa­cha­da ver­de pue­de apor­tar a que una edi­fi­ca­ción sea sus­ten­ta­ble, pe­ro so­la­men­te in­clu­yen­do fa­cha­das ver­des en un edi­fi­cio “nor­mal” no ha­rá que es­te sea sus­ten­ta­ble, “por­que hay lí­neas de ac­ción de cons­truc­ción sus­ten­ta­ble que no in­ter­vie­nen, por ejem­plo, en ges­tión de re­si­duos o ni­ve­les de ven­ti­la­ción, so­lo por nom­brar al­gu­nos”.

Pa­ra ello, se ha­ce ne­ce­sa­rio in­cor­po­rar un di­se­ño de acuer­do a las ne­ce­si­da­des del edi­fi­cio, “que con­si­de­re el efec­to en ‘som­brea­mien­to’ en ve­rano e in­vierno, el im­pac­to en la ilu­mi­na­ción na­tu­ral y sis­te­mas efi­cien­tes de rie­go”, di­ce Ma­drid.

De he­cho, el je­fe de CES sos­tie­ne que in­cor­po­rar fa­cha­das ve­ge­ta­les pue­de ser un gran apor­te a lí­neas co­mo con­su­mo de ener­gía y con­fort in­te­rior, ya que al ser uti­li­za­dos co­mo ele­men­tos de pro­tec­ción so­lar, “per­mi­ten du­ran­te la tem­po­ra­da ca­li­dad re­du­cir la ra­dia­ción al in­te­rior, pe­ro se tie­ne que eva­luar el efec­to en la re­duc­ción de la ilu­mi­na­ción na­tu­ral”.

Asi­mis­mo, Car­los Agui­rre con­si­de­ra que una fa­cha­da ver­de de­be te­ner, prin­ci­pal­men­te, una ba­ja hue­lla en el con­su­mo de agua, lo que “im­pli­ca una ade­cua­da se­lec­ción de la es­pe­cie ve­ge­tal y la ade­cua­da im­per­mea­bi­li­za­ción del sis­te­ma pa­ra evi­tar la fil­tra­ción o pér­di­da de agua. Ade­más, una ade­cua­da man­ten­ción, por par­te del re­si­den­te”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.