Ca­sa o de­par­ta­men­to

En­con­trar el lu­gar ideal pa­ra vi­vir con la fa­mi­lia de­pen­de de las ne­ce­si­da­des y pre­su­pues­to con el que se cuen­te, así co­mo con­si­de­rar di­fe­ren­tes aris­tas de es­ta de­ci­ción que te mos­tra­mos a con­ti­nua­ción.

La Tercera - Especiales2 - - Portada - Por: Pa­tri­cia So­lís

Con­si­de­ra­cio­nes pa­ra eva­luar qué ti­po de vi­vien­das ad­qui­rir.

In­for­mar­se es lo más im­por­tan­te en la elec­ción de la vi­vien­da, ya las al­ter­na­ti­vas exis­ten­tes son variadas y ca­da fa­mi­lia de­be to­mar la que me­jor se adap­te a sus ne­ce­si­da­des.

Así, un de­par­ta­men­to es ideal pa­ra fa­mi­lias pe­que­ñas que ya sa­ben que no se­gui­rán cre­cien­do, ase­gu­ran­do un es­pa­cio có­mo­do. Ade­más, un de­par­ta­men­to pa­ga gas­tos co­mu­nes, los que tie­nen que ser co­no­ci­dos an­tes de la de­ci­sión de com­pra, ya que de­ben ser pa­ga­dos mes a mes co­mo par­te de los gas­tos fi­jos del ho­gar.

La se­gu­ri­dad y el aseo de las áreas co­mu­nes son en ge­ne­ral gas­tos que se pa­gan con ese pa­go men­sual y se ex­ter­na­li­za, por lo que no de­be­mos preo­cu­par­nos di­rec­ta­men­te por esos ítems. En cam­bio, en una ca­sa, si bien los gas­tos co­mu­nes no se pa­gan, si se de­be te­ner en cuen­ta el cos­to men­sual de man­ten­ción del jar­dín, el que in­clu­ye pa­gos de agua, luz y man­ten­ción si es que re­qui- rie­se jar­di­ne­ro o tiem­po en el ca­so que lo ha­ga uno mis­mo.

Pa­ra Ser­gio Ar­cos, ge­ren­te ge­ne­ral de Reis­tock.com, em­pre­sa de ase­so­ría en in­ver­sión in­mo­bi­lia­ria, “se de­be con­si­de­rar la can­ti­dad de per­so­nas que vi­vi­rán y sus es­ti­los de vida, los gas­tos fi­jos que im­pli­ca cui­dar una ca­sa y su en­torno, ver­sus los gas­tos de vi­vir en un de­par­ta­men­to o con­do­mi­nio, en­tre otros”.

Ubi­ca­ción y ser­vi­cios

Así, la co­mu­na y la lo­ca­li­za­ción don­de es­té ubi­ca­do el ho­gar es muy im­por­tan­te, ya que, pa­ra el ex­per­to, “hoy nues­tra ciu­dad no de­ja mu­chos es­pa­cios li­bres pa­ra la im­ple­men­ta­ción de nue­vos pro­yec­tos re­si­den­cia­les por lo cual, por re­gla ge­ne­ral, en el ca­so que se eli­ja una ca­sa, gran par­te de las cons­truc­cio­nes de vi­vien­das se en­cuen­tran en los al­re­de­do­res de San­tia­go y no en el cen­tro mis­mo. Por lo que se es­ta­rá, por lo ge­ne­ral, más ale­ja­do de la me­dia de los gran­des cen­tros ur­ba­nos”. En cual­quier ca­so, una fa­mi­lia de­bie­ra es­tar lo más cer­ca po­si­ble de los ser­vi­cios que ella re­quie­re, co­mo co­le­gios, su­per­mer­ca­dos, ser­vi­cios de sa­lud y lu­gar de tra­ba­jo, en­tre otros.

En cam­bio, res­pec­to de los de­par­ta­men­tos, “es im­por­tan­te en­ten­der que hoy en el cen­tro de la ciu­dad si al­go so­bra es al­ta cons­truc­ción, por lo cual en es­ta ma­te­ria es cla­ve ase­so­rar­se y ele­gir so­la­men­te el me­jor lu­gar de acuer­do con mis ne­ce­si­da­des, por­que pa­ra ele­gir hay bas­tan­te” re­cal­ca Ar­cos.

Si la fa­mi­lia es gran­de o quie­re te­ner más in­te­gran­tes, lo me­jor se­rá op­tar por una ca­sa que ten­ga la po­si­bi­li­dad de am­plia­ción, así el es­pa­cio re­ci­bi­do se po­drá ir adap­tan­do con­for­me a los re­que­ri­mien­tos del mo­men­to de la fa­mi­lia.

Se­gu­ri­dad

El cos­to de la se­gu­ri­dad de una vi­vien­da va a de­pen­der de la zo­na en la que se en­cuen­tre y en las ayudas ane­xas que de­ci­dan ca­da uno o en co­mu­ni­dad. Pe­ro en ge­ne­ral, son los edi­fi­cios re­si­den­cia­les los que en­tre­gan un ín­di­ce ma­yor de se­gu­ri­dad, ya que es­tán res­guar­da­dos por una re­cep­ción y cir­cui­tos de cá­ma­ras de vi­gi­lan­cia. Ade­más, no se que­dan so­los cuan­do uno sa­le, ya que hay más ve­ci­nos y la co­mu­ni­dad tam­bién se pue­de or­ga­ni­zar. Lo mis­mo su­ce­de en un con­do­mi­nio de casas, don­de el pe­rí­me­tro pue­de ser vi­gi­la­do, exis­te más or­ga­ni­za­ción y po­si­bi­li­da­des de con­tra­ta­ción de per­so­nal de se­gu­ri­dad pa­ra evi­tar he­chos de de­lin­cuen­cia.

Ac­ce­so a ser­vi­cios, se­gu­ri­dad, co­nec­ti­vi­dad, nú­me­ro de in­te­gran­tes del gru­po fa­mi­liar, son al­gu­nos de los fac­to­res a con­si­de­rar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.