Ejes de la al­ta ge­ren­cia

El me­jo­ra­mien­to con­ti­nuo y la or­ga­ni­za­ción a tra­vés de un go­bierno cor­po­ra­ti­vo, tan­to pa­ra el de­sa­rro­llo or­ga­ni­za­cio­nal co­mo pa­ra me­jo­rar las com­pe­ten­cias del ca­pi­tal hu­mano, son ejes trans­ver­sa­les en el li­de­raz­go ge­ren­cial.

La Tercera - Especiales2 - - Portada - Por: Ger­mán Krei­sel y An­drés Ortiz

Me­jo­ra­mien­to con­ti­nuo y trans­for­ma­ción cul­tu­ral.

Adap­ta­ción a los cam­bios en un mun­do que se mue­ve a mi­les de re­vo­lu­cio­nes por mi­nu­to. Así es el mer­ca­do la­bo­ral en el cual es im­pres­cin­di­ble un me­jo­ra­mien­to con­ti­nuo pa­ra ela­bo­rar una es­tra­te­gia em­pre­sa­rial, for­ta­le­cer la ins­ti­tu­ción y desa­rro­llar una cul­tu­ra or­ga­ni­za­cio­nal. To­do ello re­cae en el rol de las al­tas ge­ren­cias.

En esa lí­nea, exis­ten ejes trans­ver­sa­les en las al­tas ge­ren­cias que se re­la­cio­nan di­rec­ta­men­te con la ges­tión de un go­bierno cor­po­ra­ti­vo. Pa­ra Clau­dio Mü­ller, aca­dé­mi­co del De­par­ta­men­to de Con­trol de Ges­tión y Sis­te­mas de In­for­ma­ción de la Fa­cul­tad de Eco­no­mía y Ne­go­cios de la Uni­ver­si­dad de Chi­le, “la exis­ten­cia de nor­mas y ór­ga­nos in­ter­nos en las com­pa­ñías, es de­cir, más allá de las uni­da­des fun­cio­na­les y uni­da­des de negocio, lla­ma­das fre­cuen­te­men­te co­mo go­bierno cor­po­ra­ti­vo, tie­nen co­mo ob­je­ti­vo re­sol­ver con­flic­tos en­tre ac­cio­nis­tas y en­tre és­tos con los ad­mi­nis­tra­do­res o la pro­pia em­pre­sa”, ex­pli­ca.

Asi­mis­mo, pre­ci­sa que los ejes trans­ver­sa­les en las al­tas ge­ren­cias de las em­pre­sas de­be­rían es­tar fo­ca­li­za­dos en el de­sa­rro­llo de com­pe­ten­cias de sus co­la­bo­ra­do­res, “es­pe­cial­men­te en el ám­bi­to de los de­re­chos y la equi­dad pa­ra los di­fe­ren­tes in­ter­lo­cu­to­res: accionista, in­ver­sio­nis­ta, ór­ga­nos re­gu­la­do­res y fis­ca­li­za­do­res, y por su­pues­to, los co­la­bo­ra­do­res y sin­di­ca­tos, que ayu­den a fa­ci­li­tar el diá­lo­go y re­so­lu­ción de con­flic­tos en­tre las par­tes in­vo­lu­cra­das”, sos­tie­ne Mü­ller.

Con lo an­te­rior, tam­bién exis­ten as­pec­tos en que se de­ben en­fo­car los desafíos de me­jo­ra­mien­to con­ti­nuo, tan­to en la ges­tión y di­rec­ción de una em­pre­sa, co­mo tam­bién en po­ten­ciar el ca­pi­tal hu­mano que sus­ten­ta el de­sa­rro­llo de la com­pa­ñía.

El aca­dé­mi­co ex­pli­ca que es­tos as­pec­tos es­tán ba­sa­dos en el co­no­ci­mien­to y ha­bi­li­da­des que for­man par­te de las per­so­nas del equi­po co­la­bo­ra­dor, “par­ti­cu­lar­men­te, las que tie­nen re­la­ción con la pla­ni­fi­ca­ción y re­gu­la­ción de los pro­pios en­tor­nos, con fo­men­tar el com­pro­mi­so e ini­cia­ti­va de los tra­ba­ja­do­res, con la fi­na­li­dad de que pue­dan res­pon­der ade­cua­da­men­te an­te si­tua­cio­nes con­flic­ti­vas, y la adap­ta­bi­li­dad an­te di­ver­sos es­ce­na­rios que pue­dan pre­sen­tar­se en la or­ga­ni­za­ción”, in­di­ca Clau­dio Mü­ller.

“La exis­ten­cia de nor­mas y ór­ga­nos in­ter­nos en las com­pa­ñías, es de­cir más allá de las uni­da­des fun­cio­na­les y uni­da­des de negocio, lla­ma­das fre­cuen­te­men­te co­mo go­bierno cor­po­ra­ti­vo, tie­nen co­mo ob­je­ti­vo re­sol­ver con­flic­tos en­tre ac­cio­nis­tas y en­tre és­tos con los ad­mi­nis­tra­do­res o la pro­pia em­pre­sa”, Clau­dio Mü­ller, aca­dé­mi­co del De­par­ta­men­to de Con­trol de Ges­tión y Sis­te­mas de In­for­ma­ción de la Fa­cul­tad de Eco­no­mía y Ne­go­cios de la Uni­ver­si­dad de Chi­le.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.