Se­gu­ros de vi­da

La Tercera - Especiales2 - - Portada - Por: Ro­mi­na Ja­ra­mi­llo di Le­nar­do

La ase­so­ría de ex­per­tos pa­ra ele­gir la op­ción más con­ve­nien­te.

De acuer­do con lo que el afi­lia­do desee ase­gu­rar o los ries­gos per­so­na­les que po­sea es que el mer­ca­do na­cio­nal cuen­ta con di­ver­sas op­cio­nes en se­gu­ros de vi­da. Co­noz­ca cuál es el más ade­cua­do pa­ra ca­da per­so­na y la im­por­tan­cia de in­for­mar­se an­tes de con­tra­tar un plan.

La ca­li­dad de vi­da y el bie­nes­tar de ca­da miem­bro de la fa­mi­lia son cla­ves pa­ra la fe­li­ci­dad del gru­po fa­mi­liar. Sin em­bar­go, exis­ten cier­tas si­tua­cio­nes ines­pe­ra­das en que es me­jor afron­tar­las con un res­guar­do eco­nó­mi­co que ayu­de a so­bre­lle­var­las. Es por es­to, que exis­ten di­ver­sas he­rra­mien­tas de apo­yo fren­te a es­tas even­tua­li­da­des, co­mo lo son los se­gu­ros de vi­da que fun­cio­nan an­te el fa­lle­ci­mien­to del afi­lia­do o que tam­bién pue­den uti­li­zar­se an­te otros si­tua­cio­nes co­mo la in­va­li­dez per­so­nal. Tam­bién exis­ten los se­gu­ros con ahorro que con­tri­bu­yen a guar­dar cier­tos re­cur­sos fi­nan­cie­ros que pos­te­rior­men­te pue­den ser uti­li­za­dos.

Ser­gio Pa­rra, se­cre­ta­rio del Co­le­gio de Co­rre­do­res de Se­gu­ros y Ase­so­res Pre­vi­sio­na­les, ex­pli­ca que “el mer­ca­do chi­leno de los se­gu­ros de vi­da es muy desa­rro­lla­do en com­pa­ra­ción con el res­to de Amé­ri­ca La­ti­na. Los se­gu­ros más co­no­ci­dos son los de vi­da -protección, vi­daaho­rro, es­co­la­res, do­ta­les, protección fa­mi­liar, pre­vi­sio­na­les, en­tre otros. Co­mo exis­te una am­plia va­rie­dad, an­tes de ele­gir es re­co­men­da- ble re­ci­bir la orien­ta­ción de un es­pe­cia­lis­ta pa­ra con­tra­tar una pó­li­za acor­de a sus con­di­cio­nes de ries­go”. Co­mo se in­di­ca­ba an­te­rior­men­te, los se­gu­ros de vi­da son muy va­ria­dos y la ven­ta­ja que tie­nen en ge­ne­ral, se­gún in­di­ca Pa­rra, es que se pue­de ele­gir a los be­ne­fi­cia­rios. Por ejem­plo, al fa­lle­ci­mien­to del ase­gu­ra­do, el ca­pi­tal se pa­ga en su to­ta­li­dad a sus be­ne­fi­cia­rios, y el ca­pi­tal pa­ga­do a es­tos no tri­bu­ta. En el ca­so de los APV, tie­nen be­ne­fi­cios tri­bu­ta­rios pe­ro es­tos van en lí­nea de que la per­so­na se ju­bi­le, por eso, siem­pre es im­por­tan­te la ase­so­ría de un co­rre­dor de se­gu­ros.

Co­ti­ce y com­pa­re

Al ele­gir un se­gu­ro de vi­da, en­tre las dis­tin­tas mo­da­li­da­des del mer­ca­do, la prin­ci­pal re­co­men­da­ción es in­for­mar­se y co­ti­zar pa­ra com­pa­rar los be­ne­fi­cios y ven­ta­jas de los pro­duc­tos. “Es im­por­tan­te ase­so­rar­se. Por ejem­plo, si rea­li­za al­gu­na ac­ti­vi­dad co­mo tra­ba­jo en al­tu­ra o de­por­tes ex­tre­mos, de­be in­for­mar a la com­pa­ñía, ya que es­tas ac­ti­vi­da­des por lo ge­ne­ral es­tán ex­clui­das o po­drían in­cluir­se pa­gan­do una so­bre pri­ma. Tam­bién es ne­ce­sa­rio con­sul­tar las prin­ci­pa­les ex­clu­sio­nes y pla­zos es­ta­ble­ci­dos. Los se­gu­ros de vi­da con ahorro son ex­ce­len­tes ins­tru­men­tos de protección y de ahorro a lar­go pla­zo, por lo tan­to, la ase­so­ría de­bie­ra ser de for­ma per­ma­nen­te”, re­cal­ca el eje­cu­ti­vo.

En tan­to, la Aso­cia­ción de Ase­gu­ra­do­res de Chi­le (AACH) des­ta­ca en es­te ám­bi­to la ne­ce­si­dad de re­vi­sar bien la pó­li­za: ex­clu­sio­nes, pe­río­dos de ca­ren­cia, pri­ma y pro­ce­di­mien­to en ca­so de ocu­rrir el si­nies­tro pa­ra co­brar la in­dem­ni­za­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.