Se­gu­ros en via­je

La Tercera - Especiales2 - - Portada - Por: Andrés Ortiz

Pó­li­zas y co­ber­tu­ras pa­ra via­jar tran­qui­lo y evi­tar con­tra­tiem­pos.

Las pó­li­zas de asis­ten­cia en via­je son un pro­duc­to de cre­cien­te de­man­da, ya que per­mi­te a los ase­gu­ra­dos dis­fru­tar del des­tino con la protección y co­ber­tu­ra an­te even­tua­li­da­des co­mo pro­ble­mas de sa­lud, un ac­ci­den­te o ro­bo. Es im­por­tan­te in­for­mar­se so­bre los to­pes y vi­gen­cias de las asistencias, así co­mo las ex­clu­sio­nes y de al­gu­nos paí­ses que exi­gen un se­gu­ro de via­je.

De­bi­do al cre­cien­te flu­jo in­ter­na­cio­nal de tu­ris­tas chi­le­nos, a des­ti­nos de Su­da­mé­ri­ca, el Ca­ri­be, Nor­tea­mé­ri­ca y Eu­ro­pa, el se­gu­ro de via­je se ha con­ver­ti­do un pro­duc­to com­ple­men­ta­rio que ad­quie­re ma­yor re­le­van­cia y de­man­da.

Se­gún ex­pli­ca Jorge Clau­de, vi­ce­pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de la Aso­cia­ción de Ase­gu­ra­do­res de Chi­le (AACH), es­tas pó­li­zas son bien eva­lua­das por quie­nes via­jan a otro país por­que ex­tien­den la se­gu­ri­dad del ho­gar al lu­gar de des­tino. “El ob­je­ti­vo es que la per­so­na se tras­la­de con una sen­sa­ción de tran­qui­li­dad y protección, y si pa­sa una emer­gen­cia, la per­so­na ten­ga la se­gu­ri­dad que lo van a ayu­dar a re­sol­ver su pro­ble­ma”, di­ce Clau­de.

En tan­to, Lorena Arria­ga­da, se­cre­ta­ria ge­ne­ral de la Aso­cia­ción Chi­le­na de Em­pe­sas de Tu­ris­mo, ACHET, co­men­ta: “En los ca­sos de via­jes al ex­te­rior, es re­co­men­da­ble y en otros ca­sos in­dis­pen­sa­ble con­tra­tar un se­gu­ro o asis­ten­cia en via­je. Ello, de­bi­do a que cuan­do un viajero y su gru­po fa­mi­liar se des­pla­za fue­ra del país se ve en­fren­ta­do a mu­chas si­tua­cio­nes que no es­tán ba­jo su con­trol. Des­de el ex­tra­vío de una ma­le­ta has­ta pro­ble­mas de sa­lud”.

Aun­que su con­tra­to no es obli­ga­to­rio pa­ra en­trar a al­gu­nos paí­ses, se­gún el vo­ce­ro del gre­mio ase­gu­ra­dor es re­co­men­da­ble que to­do viajero pue­da to­mar es­tos se­gu­ros, “pa­ra que su ex­pe­rien­cia sea gra­ta. Con ma­yor ra­zón si via­ja con per­so­nas ma­yo­res o niños”.

De acuer­do a la in­for­ma­ción de AACH, la co­ber­tu­ra que más se ocu­pa, en un 80%, es la de asis­ten­cia mé­di­ca por en­fer­me­dad o ac­ci­den­te, y que cu­bre el cos­to del tra­ta­mien­to mé­di­co.

Even­tos y co­ber­tu­ras

En re­la­ción a las di­fe­ren­tes even­tua­li­da­des que pue­den ocu­rrir en otro país, los se­gu­ros de via­jes en­tre­gan di­ver­sas co­ber­tu­ras en el ex­tran­je­ro co­mo:

• Com­pen­sa­ción por can­ce­la­ción de via­je: si el clien­te por al­gu­na si­tua­ción mé­di­ca (de­be hos­pi­ta­li­zar­se) o fa­lle­ci­mien­to o con­di­ción ju­rí­di­ca (ci­ta­do a un jui­cio), emer­gen­cia (se le que­mó la ca­sa), tie­ne has­ta 48 ho­ras pa­ra avi­sar que no va a via­jar. Su ae­ro­lí­nea y los ho­te­les le de­vol­ve­rán una par­te del di­ne­ro, y el se­gu­ro cu­bre la di­fe­ren­cia. Hay lí­mi­tes de co­ber­tu­ra y de­pen­de­rá de las ca­rac­te­rís­ti­cas de ca­da pro­duc­to.

• Re­gre­so al país por una en­fer­me­dad gra­ve, ac­ci­den­te o re­pa­tria­ción en ca­so de fa­lle­ci­mien­to.

• Re­gre­so an­ti­ci­pa­do por cual­quier cau­sa jus­ti­fi­ca­da, co­mo fa­lle­ci­mien­to de fa­mi­liar di­rec­to o emer­gen­cia gra­ve, si­nies­tro en el do­mi­ci­lio.

• Asis­ten­cia Le­gal en el ex­tran­je­ro: por ac­ci­den­te o de­man­da. Cu­bre as­pec­tos co­mo la fian­za, abo­ga­do, re­pre­sen­ta­ción del clien­te en el jui­cio, etc...

• Asis­ten­cia en ca­so de ro­bo o pér­di­da de al­go: ma­le­tas, do­cu­men­tos, ce­lu­la­res, etc.

Com­pra in­for­ma­da

Jorge Clau­de ad­vier­te lo opor­tuno de in­for­mar­se an­tes de ad­qui­rir un se­gu­ro de via­je, res­pec­to de las co­ber­tu­ras, to­pes de re­em­bol­so y ex­clu­sio­nes, me­dian­te las con­sul­tas per­ti­nen­tes a la com­pa­ñía o agen­te de via­jes al mo­men­to de com­prar los pa­sa­jes o el pa­que­te tu­rís­ti­co. “Por ejem­plo, es cla­ve com­prar­lo an­tes del via­je. Es una ex­clu­sión ha­cer­lo des­pués de su­bir­me al avión. El to­pe de co­ber­tu­ra es­tá de­ter­mi­na­do por la pó­li­za que se com­pre. Es im­por­tan­te fi­jar­se en detalles co­mo que los mon­tos com­pro­me­ti­dos por asis­ten­cia mé­di­ca di­fe­ren­cian pro­ble­mas de sa­lud o ac­ci­den­te, es de­cir, si el mon­to es un to­tal por am­bos si­nies­tros o el mon­to es por ca­da uno. Tam­bién es im­por­tan­te fi­jar­se en la du­ra­ción de la asis­ten­cia, el má­xi­mo de días”, pre­ci­sa el vo­ce­ro de AACH. Otras ex­clu­sio­nes de un se­gu­ro de via­je son ac­ci­den­tes por de­por­tes ex­tre­mos o ries­go­sos, cual­quier da­ño au­to in­frin­gi­do, par­ti­ci­pa­ción en ac­tos te­rro­ris­tas o ma­li­cio­sos o en paí­ses con ries­go de con­flic­to bé­li­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.