Las pro­pie­da­des del ca­fé y los efec­tos po­si­ti­vos de su con­su­mo ha­bi­tual.

En­tre las di­ver­sas cua­li­da­des que po­see el ca­fé, des­ta­can sus pro­pie­da­des an­ti­oxi­dan­tes que pue­den te­ner efec­tos po­si­ti­vos pa­ra quie­nes lo con­su­men ha­bi­tual­men­te. De una a dos ta­zas de ca­fé al día ayu­da­ría a pre­ve­nir al­gu­nos pro­ble­mas de sa­lud.

La Tercera - Especiales2 - - Portada - Por: Ro­mi­na Ja­ra­mi­llo di Le­nar­do

Los gra­nos de ca­fé con­tie­nen una se­rie de mi­cro­nu­trien­tes co­mo el mag­ne­sio, po­ta­sio, nia­ci­na, tri­ge­no­li­na, to­co­fe­ro­les, en­tre otros, a los cua­les se les ha atri­bui­do efec­tos be­né­fi­cos”. In­grid Schif­fer­li, aca­dé­mi­ca de la Uni­ver­si­dad de la Fron­te­ra.

El aro­ma y sa­bor del ca­fé cau­ti­va a mi­llo­nes de per­so­nas en to­do el mun­do que dis­fru­tan de es­ta be­bi­da y las di­ver­sas pre­pa­ra­cio­nes que de­ri­van de és­ta. In­clu­so, son mu­chos los mo­men­tos má­gi­cos que se vin­cu­lan con una ta­za de ca­fé, co­mo dis­fru­tar­la cuan­do se lee un li­bro, con­ver­sa­cio­nes con ami­gos, reunio­nes de tra­ba­jo y un sin­nú­me­ro de even­tos que ha­cen del ca­fé un ícono que gus­ta y en­can­ta.

Pe­ro tam­bién hay otros atri­bu­tos del ca­fé que po­de­mos des­ta­car, ya que po­see di­ver­sas pro­pie­da­des que es­tán da­das por su ca­pa­ci­dad an­tio­xi­dan­te. In­grid Schif­fer­li, nu­tri­cio­nis­ta, ma­gís­ter en Cien­cias Bio­ló­gi­cas men­ción Nu­tri­ción y aca­dé­mi­ca del De­par­ta­men­to de Sa­lud Pú­bli­ca de la Uni­ver­si­dad de la Fron­te­ra, ex­pli­ca que “los gra­nos de ca­fé con­tie­nen an­tio- xi­dan­tes co­mo áci­dos fe­nó­li­cos, po­li­fe­no­les y al­ca­loi­des; es­pe­cial­men­te los áci­dos fe­nó­li­cos elá­gi­co, ca­fei­co y clo­ro­gé­ni­co; el con­te­ni­do de es­tos com­po­nen­tes va­ría en­tre es­pe­cies y lu­gar de ori­gen. Ade­más, con­tie­ne una se­rie de mi­cro­nu­trien­tes co­mo el mag­ne­sio, po­ta­sio, nia­ci­na, tri­ge­no­li­na, to­co­fe­ro­les, en­tre otros, a los cua­les se les ha atri­bui­do efec­tos be­né­fi­cos”. Asi­mis­mo, la es­pe­cia­lis­ta co­men­ta que di­ver­sos es­tu­dios han re­la­cio­na­do que el con­su­mo de una a dos ta­zas de ca­fé al día con­fie­re pro­tec­ción con­tra en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res, ta­les co­mo el in­far­to agu­do al mio­car­dio (IAM) e hi­per­ten­sión ar­te­rial.

Sin em­bar­go, la aca­dé­mi­ca es en­fá­ti­ca en se­ña­lar que el efec­to be­né­fi­co es­tá da­do prin­ci­pal­men­te por los an­ti­oxi­dan­tes pre­sen­tes en el ca­fé, ya que las be­bi­das co­la o ener­gé­ti­cas, que con­tie­nen so­lo ca­feí­na y no an­ti­oxi­dan­tes, re­pre­sen­tan un fac­tor de ries­go pa­ra en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res.

De una a dos ta­zas al día

Pa­ra ob­te­ner las di­ver­sas pro­pie­da­des del ca­fé es ne­ce­sa­rio con­su­mir los que son de al­ta ca­li­dad. En cuan­to al con­su­mo dia­rio re­co­men­da­do pa­ra que los an­ti­oxi­dan­tes ha­gan efec­to, In­grid Schif­fer­li, afir­ma que pa­ra las per­so­nas adul­tas en ge­ne­ral, la re­co­men­da­ción es de una a dos ta­zas de ca­fé al día. En em­ba­ra­za­das, siem­pre que no ha­ya ries­go de par­to pre­ma­tu­ro o de re­cién na­ci­do con ba­jo pe­so de na­ci­mien­to, de­ben con­su­mir má­xi­mo una ta­za, y en mu­je­res en pe­río­do de lac­tan­cia, la mis­ma re­co­men­da­ción que pa­ra la po­bla­ción ge­ne­ral.

En cuan­to a las be­bi­das pre­pa­ra­das con ca­fé, la pro­fe­sio­nal re­cal­ca que se re­co­mien­da con­su­mir le­che des­cre­ma­da o se­mi­des­cre­ma­da. “Res­pec­to del azú­car, en ge­ne­ral es me­jor evi­tar­la y con­su­mir el ca­fé so­lo o con en­dul­zan­te en pe­que­ñas do­sis”, agre­ga.

De acuer­do a es­tas recomendac­iones, al mo­men­to de pre­pa­rar una ta­za de ca­fé o rea­li­zar su pe­di­do en las ca­fe­te­rías, re­cuer­de evi­tar el ex­ce­so de azú­car y pre­fe­rir las le­ches des­na­ta­das. De es­ta for­ma, po­drá ob­te­ner las di­ver­sas pro­pie­da­des de es­ta be­bi­da ener­gi­zan­te y an­tio­xi­dan­te que es tan apre­cia­da por mi­llo­nes de per­so­nas en to­do el mun­do y que sor­pren­de con nue­vas ver­sio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.