Nue­vas ener­gías

Efi­cien­cia, aho­rro, más co­ber­tu­ra en las ciu­da­des y me­nos emi­sio­nes de CO2 son las pro­me­sas de es­ta ten­den­cia que se abre ca­mino en los paí­ses más desa­rro­lla­dos y que po­dría apor­tar gran­des ven­ta­jas a la lo­gís­ti­ca en Chi­le.

La Tercera - Especiales2 - - Portada - Por: Fa­bio­la Ro­mo

Los al­can­ces de la elec­tro­mo­vi­li­dad en el trans­por­te y la dis­tri­bu­ción.

Con­si­de­ran­do la can­ti­dad de ki­ló­me­tros que se re­co­rren, cuan­do se tra­ta de trans­por­te de car­ga y dis­tri­bu­ción de mer­ca­de­rías, la elec­tro­mo­vi­li­dad pue­de ofre­cer gran­des ven­ta­jas. Pa­ra San­tia­go Ma­rín, di­rec­tor de Área Es­cue­las In­ge­nie­ría, Cons­truc­ción y Re­cur­sos Na­tu­ra­les de Duoc UC, sin du­da, las más im­por­tan­tes son la efi­cien­cia en la ope­ra­ción y los me­no­res cos­tos de man­te­ni­mien­to que ge­ne­ran los vehícu­los eléc­tri­cos ver­sus los vehícu­los con­ven­cio­na­les.

Por su par­te, el di­rec­tor de In­ge­nie­ría en Me­dio Am­bien­te y Sus­ten­ta­bi­li­dad de la Uni­ver­si­dad Ma­yor, Nel­son Urra, des­ta­ca el aho­rro ener­gé­ti­co que ofre­ce es­ta ten­den­cia que se es­tá ex­ten­dien­do con fuer­za en otros paí­ses, co­mo No­rue­ga, por ejem­plo. “La va­ria­ble más crí­ti­ca en trans­por­te de car­ga es el pa­go de com­bus­ti­ble. El uso de elec­tri­ci­dad ge­ne­ra un aho­rro de, al me­nos, 30% en el tras­la­do por uni­dad trans­por­ta­da”, se­ña­la.

Se­gún el aca­dé­mi­co de la Uni­ver­si­dad Ma­yor otra de las ven­ta­jas de la elec­tro­mo­vi­li­dad apli­ca­da al trans­por­te de car­ga es la dis­mi­nu­ción en la emi­sión de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro, mien­tras que San­tia­go Ma­rín de Duoc UC agre­ga, la re­duc­ción de la con­ta­mi­na­ción acús­ti­ca. El be­ne­fi­cio am­bien­tal no es me­nor, pues el 23% de las emi­sio­nes mun­dia­les de CO2 pro­vie­nen del sec­tor trans­por­te, de acuer­do a es­ti­ma­cio­nes del In­ter­na­tio­nal Coun­cil on Clean Trans­por­ta­tion (ICCT).

La dis­mi­nu­ción en la emi­sión de ga­ses de efec­to in­ver­na­de­ro al in­cor­po­rar más tec­no­lo­gía en la dis­tri­bu­ción y trans­por­te es­tá di­rec­ta­men­te re­la­cio­na­da con el me­nor uso del dié­sel, que es el com­bus­ti­ble más usa­do en las flo­tas de vehícu­los que uti­li­za el mun­do lo­gís­ti­co. “Tan­to en car­ga co­mo en vehícu­los par­ti­cu­la­res el trans­por­te es la se­gun­da fuen­te de emi­sio­nes, por lo tan­to, ha­bría una ba­ja im­por­tan­te ali­nea­da con com­ba­te al cam­bio cli­má­ti­co”, afir­ma Nel­son Urra.

Una mi­ra­da al fu­tu­ro

Con po­co más de 5,3 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes, No­rue­ga es el país don­de más fuer­za se pro­mue­ve el uso de vehícu­los lim­pios y el más avan­za­do en elec­tri­fi­ca­ción, en tér­mi­nos de cuo­tas de mer­ca­do, se­gún el úl­ti­mo in­for­me de la Agen­cia In­ter­na­cio­nal de la Ener­gía (AIE). En ese país, los vehícu­los ce­ro emi­sio­nes, es de­cir, 100% eléc­tri­cos o de hi­dró­geno re­pre­sen­ta­ron ca­si el 30% de los nue­vos au­tos li­via­nos en el pri­mer tri­mes­tre de 2018. Si su­ma­mos los hí­bri­dos, el por­cen­ta­je lle­ga al 60% del mer­ca­do.

En mu­chos lu­ga­res de No­rue­ga, los au­to­mó­vi­les pue­den usar ca­rri­les ex­clu­si­vos pa­ra trans­por­te co­lec­ti­vo y re­car­gar gra­tui­ta­men­te en los cer­ca de 10 mil pun­tos de car­ga pú­bli­cos. Pa­ra 2030, se es­pe­ra que to­das las ca­mio­ne­tas pe­sa­das, el 75% de los buses de lar­ga dis­tan­cia y el 50% de los ca­mio­nes nue­vos ten­gan ce­ro emi­sio­nes en ese país. Una me­ta que va apa­lan­ca­da del desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co, res­pon­sa­ble de ha­cer vehícu­los más com­pe­ti­ti­vos y que va­le la pe­na mi­rar.

Se­gún el di­rec­tor de Área Es­cue­las In­ge­nie­ría, Cons­truc­ción y Re­cur­sos Na­tu­ra­les de Duoc UC, San­tia­go Ma­rín, Chi­le po­dría lo­grar im­por­tan­tes aho­rros de cos­tos y con­tri­buir a la sus­ten­ta­bi­li­dad, ele­van­do los es­tán­da­res de ca­li­dad de vi­da de los ha­bi­tan­tes, gra­cias a los be­ne­fi­cios am­bien­ta­les y acús­ti­cos ge­ne­ra­dos por la elec­tro­mo­vi­li­dad.

Sin em­bar­go, pa­ra que lo an­te­rior sea po­si­ble, el es­pe­cia­lis­ta cree ne­ce­sa­rio que exis­ta una bue­na co­ber­tu­ra de red de es­ta­cio­nes de car­ga (elec­tro­li­ne­ras) que per­mi­tan ase­gu­ran la dis­po­ni­bi­li­dad de ener­gía que los vehícu­los eléc­tri­cos re­quie­ren. “Sien­do Chi­le un im­por­tan­te Hub lo­gís­ti­co pue­de ser un ac­tor re­le­van­te en la pro­mo­ción de la elec­tro­mo­vi­li­dad en to­da su ca­de­na de va­lor, des­de bu­ques eléc­tri­cos, equi­pos de puer­to has­ta equi­pos de bo­de­ga y dis­tri­bu­ción co­mo es ca­so de No­rue­ga”, se­ña­la.

Igual­men­te, Ma­rín afir­ma que pa­ra que la elec­tro­mo­vi­li­dad sea 100% ce­ro emi­sión, la elec­tri­ci­dad tie­ne que pro­ve­nir de ener­gías re­no­va­bles no con­ven­cio­na­les co­mo, por ejem­plo, las so­la­res, que se po­drían ins­ta­lar en los mis­mos cen­tros de dis­tri­bu­ción.

Des­pa­chos en ciu­da­des

Se­gún el ge­ren­te del Cen­tro de Ex­ten­sio­nis­mo Tec­no­ló­gi­co de Lo­gis­ti­ca ( CETLOG), de la Uni­ver­si­dad de Tal­ca, Mar­cos Oli­va, la elec­tro­mo­vi­li­dad po­dría apli­car­se per­fec­ta­men­te a las em­pre­sas de trans­por­te de car­ga de úl­ti­ma mi­lla, más que pen­san­do en el trans­por­te de car­ga pun­to a pun­to.

“Chi­le es un país muy lar­go, don­de hay mu­chos ki­ló­me­tros por re­co­rrer pa­ra un trans­por­te de San­tia­go a Ari­ca. La au­to­no­mía de la elec­tro­mo­vi­li­dad hoy día no nos

Sien­do Chi­le un im­por­tan­te Hub lo­gís­ti­co pue­de ser un ac­tor re­le­van­te en la pro­mo­ción de la elec­tro­mo­vi­li­dad en to­da su ca­de­na de va­lor, des­de bu­ques eléc­tri­cos, equi­pos de puer­to has­ta equi­pos de bo­de­ga y dis­tri­bu­ción”, afir­ma San­tia­go

Ma­rín de Duoc UC.

La elec­tro­mo­vi­li­dad po­dría ayu­dar a te­ner equi­pos más com­pac­tos, que per­mi­ti­rían ha­cer el tra­ba­jo del des­pa­cho de pun­to a pun­to en cual­quier ho­ra­rio den­tro de las ciu­da­des, di­ce el ge­ren­te de CETLOG.

per­mi­te ha­cer tra­yec­tos tan lar­gos, pe­ro en des­pa­chos de dis­tri­bu­ción en ciu­da­des, a par­tir de un cen­tro de dis­tri­bu­ción, la elec­tro­mo­vi­li­dad po­dría ayu­dar­nos a ha­cer ese tra­mo fi­nal con equi­pos de me­nor ca­pa­ci­dad”, afir­ma.

En ese con­tex­to, el es­pe­cia­lis­ta en ope­ra­cio­nes cree que el tiem­po de car­ga y des­car­ga con­ti­nuo po­dría ocu­par­se en las ciu­da­des que hoy ge­ne­ran cier­tas res­tric­cio­nes de ho­ra­rio, frente al gran ta­ma­ño de los ca­mio­nes que en­tran a la ciu­dad a ha­cer des­pa­chos. Es de­cir, es­ta ten­den­cia po­dría ayu­dar a te­ner equi­pos más com­pac­tos, que per­mi­ti­rían ha­cer el tra­ba­jo del des­pa­cho de pun­to a pun­to en cual­quier ho­ra­rio. “Po­dría ha­cer más efi­cien­te el tra­ba­jo de la úl­ti­ma mi­lla, con equi­pos que pue­dan en­trar a la ciu­dad du­ran­te to­do el día, evi­tan­do las res­tric­cio­nes ho­ra­rias, so­bre to­do, en las ur­bes más gran­des co­mo San­tia­go, Con­cep­ción y Vi­ña del Mar”, ex­pli­ca Mar­cos Oli­va.

En de­fi­ni­ti­va, in­cor­po­rar la elec­tro­mo­vi­li­dad a la lo­gís­ti­ca en Chi­le po­dría ba­jar los cos­tos en los lla­ma­dos des­pa­chos de úl­ti­ma mi­lla, dan­do ma­yor co­ber­tu­ra, du­ran­te una ven­ta­na de tiem­po más lar­ga y con me­nos rui­do. Pe­ro tam­bién, al in­cor­po­rar tec­no­lo­gía avan­za­da de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción, la hue­lla de car­bono se­ría mu­cho me­nor que la que ge­ne­ran los equi­pos con­ven­cio­na­les a com­bus­tión pe­tro­le­ra. “Es­to po­dría po­si­cio­nar a Chi­le den­tro de los paí­ses de pun­ta en cuan­to al cui­da­do del me­dioam­bien­te”, se­ña­la el ge­ren­te del CETLOG.

De­mos­tra­ción de vehícu­los eléc­tri­cos pos­ta­les en Fran­cia, pa­ra La Pos­te, em­pre­sa fran­ce­sa que ges­tio­na el sis­te­ma pos­tal de es­ta na­ción eu­ro­pea.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.