Una he­rra­mien­ta clave pa­ra ob­te­ner me­jo­res al­ter­na­ti­vas la­bo­ra­les

La Tercera - Especiales2 - - Portada - Por: Ro­mi­na Ja­ra­mi­llo di Le­nar­do

Op­tar a más al­ter­na­ti­vas de tra­ba­jo y ob­te­ner un ma­yor in­gre­so eco­nó­mi­co son al­gu­nas de las ven­ta­jas de los pro­fe­sio­na­les bi­lin­gües. Por otro la­do, tam­bién hay com­pa­ñías que ofre­cen capacitaciones en es­ta área pa­ra sus co­la­bo­ra­do­res. Co­noz­ca la re­le­van­cia del in­glés y por qué son tan de­man­da­dos los tra­ba­ja­do­res que ma­ne­jan es­te idio­ma.

Un fac­tor re­le­van­te en es­te mun­do glo­ba­li­za­do que dia­ria­men­te se abre a nue­vos mer­ca­dos, es con­tar con pro­fe­sio­na­les que do­mi­nen el idio­ma in­glés. Asi­mis­mo, es­ta es una he­rra­mien­ta clave pa­ra me­jo­rar la em­plea­bi­li­dad, ya que las em­pre­sas ca­da vez más es­tán re­clu­tan­do per­so­nal bi­lin­güe.

Gabriela Sa­la­zar, je­fa de Mar­ke­ting de Tron­well, ex­pli­ca que “en el plano la­bo­ral, los es­tu­dios in­di­can que el suel­do de un tra­ba­ja­dor que ha­bla in­glés pue­de ser has­ta un 20% su­pe­rior del que no lo ha­ce, y sus al­ter­na­ti­vas de em­plear­se son un 30% por so­bre de aquel que no ma­ne­ja el idio­ma in­glés”. Ade­más, agre­ga que hay tra­ba­ja­do­res que es­tán in­tere­sa­dos en ca­pa­ci­tar­se a sí mis­mos, o apro­ve­chan los pla­nes que mu­chas com­pa­ñías es­tán ofre­cien­do a sus co­la­bo­ra­do­res co­mo un be­ne­fi­cio. “No­so­tros en Tron­well rea­li­za­mos cur­sos a la me­di­da de las ne­ce­si­da­des de las em­pre­sas, en de­pen­den­cias de és­tas o bien en la se­des Tron­well”, afirma Sa­la­zar.

Idio­ma es­tán­dar de tra­ba­jo

La de­man­da por pro­fe­sio­na­les con do­mi­nio de in­glés va en au­men­to ca­da año. Ka­ri­na Pé­rez, di­rec­to­ra de Ro­bert Half en Chi­le, se­ña­la que “te­ne­mos es­ta­dís­ti­cas de que so­lo el 30% de los pro­fe­sio­na­les en Chi­le cuen­tan con un ni­vel de in­glés que les per­mi­te tra­ba­jar en ese idio­ma. Hay mu­chas em­pre­sas in­ter­na­cio­na­les en Chi­le que re­cu­rren al in­glés co­mo el idio­ma es­tán­dar de tra­ba­jo”. Es por es­to, que el ma­ne­jo de es­te idio­ma es su­ma­men­te ne­ce­sa­rio.

Por otro la­do, la eje­cu­ti­va de Ro­bert Half men­cio­na dos be­ne­fi­cios di­rec­tos pa­ra los pro­fe­sio­na­les bi­lin­gües. “Lo pri­me­ro es que hay ma­yo­res opor­tu­ni­da­des de tra­ba­jo, pues­to que una per­so­na que no ten­ga es­te co­no­ci­mien­to no pue­de par­ti­ci­par en nin­gu­na de las ofer­tas de tra­ba­jo don­de se so­li­ci­ta do­mi­nio de in­glés. Lo se­gun­do, co­mo to­da­vía es una ha­bi­li­dad es­ca­sa en el mer­ca­do, las per­so­nas que lo ha­blan sue­len es­tar me­jor re­mu­ne­ra­das, por­que hay mu­cha de­man­da y po­ca ofer­ta de can­di­da­tos, lo que ha­ce que los sa­la­rios pa­ra es­te gru­po de pro­fe­sio­na­les sea más com­pe­ti­ti­vo”, agre­ga.

““Una per­so­na que ten­ga buen ni­vel de in­glés pue­de pro­yec­tar su ca­rre­ra in­ter­na­cio­nal­men­te y pen­sar en op­tar por tra­ba­jos fue­ra de Chi­le”.

Ka­ri­na Pé­rez, di­rec­to­ra de Ro­bert Half en Chi­le.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.