Vo­ca­ción: cons­truc­ción del desa­rro­llo per­so­nal

Más que des­cu­brir­se, la vo­ca­ción de­bie­ra en­ten­der­se co­mo un pro­ce­so de cons­truc­ción de com­pe­ten­cias e iden­ti­dad, en el que los ta­len­tos, ha­bi­li­da­des y la elec­ción de una ca­rre­ra son me­dios, pe­ro no el fin pa­ra lo­grar el desa­rro­llo per­so­nal.

La Tercera - Especiales2 - - News - Por: An­drés Or­tiz

Jun­to con el desa­rro­llo de la edu­ca­ción, la psi­co­lo­gía y los pro­ce­sos for­ma­ti­vos, el con­cep­to de vo­ca­ción tam­bién ha evo­lu­cio­na­do. En los úl­ti­mos años, los ex­per­tos han plan­tea­do que más que ser una con­di­ción que al­gu­nos tie­nen de ma­ne­ra in­he­ren­te y que por ello se de­be des­cu­brir, la vo­ca­ción es más bien una cons­truc­ción o pro­ce­so de for­jar la iden­ti­dad e iden­ti­fi­car en qué que­re­mos desa­rro­llar­nos. Lue­go, las com­pe­ten­cias ad­qui­ri­das y la edu­ca­ción son las que apor­tan he­rra­mien­tas pa­ra lo­grar el ca­mino de rea­li­za­ción per­so­nal.

Se­gún ex­pli­can des­de Vo­ca­cio­nal, con­sul­to­ra que vin­cu­la edu­ca­ción con re­cur­sos hu­ma­nos, “la vo­ca­ción de­be com­pren­der­se co­mo el pro­ce­so de cons­truc­ción de la per­so­na que quie­res ser y tu ca­pa­ci­dad pa­ra lo­grar­lo”. Pa­ra orien­tar a la co­mu­ni­dad es­co­lar en es­te pro­ce­so, la con­sul­to­ra desa­rro­lló el Mo­de­lo de Orien­ta­ción Vo­ca­cio­nal por Com­pe­ten­cias e Iden­ti­dad (OVCI), “en el que lo nu­clear es la iden­ti­dad, se­cun­da­do por el desa­rro­llo de com­pe­ten­cias. El ta­len­to y la elec­ción de la ca­rre­ra exac­ta son ele­men­tos re­le­van­tes, pe­ro se­cun­da­rios. La cons­truc­ción de una iden­ti­dad sa­lu­da­ble y el desa­rro­llo de com­pe­ten­cias son lo cen­tral, lo otro se ob­ten­drá co­mo con­se­cuen­cia”, ex­pli­ca Pa­tri­cio Pul­gar, di­rec­tor de Vo­ca­cio­nal.

Otro as­pec­to que el jo­ven de­be te­ner cla­ro es que la ca­rre­ra téc­ni­ca o uni­ver­si­ta­ria no es un ob­je­ti­vo ni un fin en sí mis­mo, sino un me­dio o un ca­mino pa­ra lo­grar el desa­rro­llo per­so­nal. “Es muy im­por­tan­te no con­fun­dir es­tos as­pec­tos del pro­ce­so vo­ca­cio­nal”, acla­ra Pa­tri­cio Pul­gar.

Rol de los pa­dres

Un as­pec­to im­por­tan­te en la cons­truc­ción de la iden­ti­dad y pro­ce­so vo­ca­cio­nal, es la orien­ta­ción o ex­pe­rien­cias que pue­dan re­ci­bir los jó­ve­nes de sus pa­dres o del en­torno fa­mi­liar. “El so­lo he­cho de dis­tin­guir que la ca­rre­ra uni­ver­si­ta­ria es un me­dio y no un fin, ha­ce gran­des di­fe­ren­cias. Ba­ja la ten­sión y la pre­sión. Lue­go, cuan­do nos cen­tra­mos en la cons­truc­ción de una iden­ti­dad, ma­te­ria­li­za­da en un pro­yec­to per­so­nal, el te­ma ad­quie­re ma­yor pers- pec­ti­va y ai­re”, di­ce Pul­gar. Y sub­ra­ya: “Les acon­se­ja­ría a los pa­dres que sean ho­nes­tos con­si­go mis­mos y con sus hi­jos. Ellos sa­ben que lo más im­por­tan­te es el tra­ba­jo, que muy po­cas per­so­nas tie­nen cla­ras sus vo­ca­cio­nes a los 18 años, que en el mun­do laboral las cosas son más fle­xi­bles de lo que apa­re­ce en los me­dios. Eso de­ben trans­mi­tír­se­lo a sus hi­jos”.

El di­rec­tor de Vo­ca­cio­nal tam­bién en­fa­ti­za en lo im­por­tan­te de desa­rro­llar las com­pe­ten­cias o ha­bi­li­da­des, las que per­mi­ti­rán desen­vol­ver­se de bue­na for­ma en la co­mu­ni­dad de edu­ca­ción su­pe­rior y en am­bien­tes la­bo­ra­les. “La va­ria­ble de­ci­si­va no es la ca­rre­ra que se eli­ja, sino lo com­pe­ten­te que se es pa­ra avan­zar. En el con­tex­to ac­tual, ad-por­tas de la re­vo­lu­ción in­dus­trial 4.0, la ca­rre­ra se­rá ca­da vez me­nos re­le­van­te que las com­pe­ten­cias per­so­na­les”.

“El ta­len­to y la elec­ción de la ca­rre­ra exac­ta son ele­men­tos re­le­van­tes, pe­ro se­cun­da­rios. La cons­truc­ción de una iden­ti­dad sa­lu­da­ble y el desa­rro­llo de com­pe­ten­cias son lo cen­tral, lo otro se ob­ten­drá co­mo con­se­cuen­cia”. Pa­tri­cio Pul­gar, di­rec­tor de Vo­ca­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.