Cul­tu­ra de trans­pa­ren­cia: to­dos so­mos res­pon­sa­bles

El lla­ma­do es cla­ro y úni­co: la cri­sis de con­fian­za es trans­ver­sal a to­dos los sec­to­res y to­dos so­mos res­pon­sa­bles de su­pe­rar­la.

La Tercera - Especiales2 - - News - Por: Mar­ce­lo Dra­go, pre­si­den­te del Con­se­jo pa­ra la Trans­pa­ren­cia

Nues­tro país se en­cuen­tra en una pro­fun­da cri­sis de con­fian­za que, a pe­sar de los es­fuer­zos, no he­mos po­di­do con­te­ner y me­nos su­pe­rar. Múl­ti­ples me­di­cio­nes, co­mo nues­tro Es­tu­dio Na­cio­nal de Trans­pa­ren­cia, mues­tran que sus efec­tos han gol­pea­do tan­to a or­ga­nis­mos del Es­ta­do co­mo a pri­va­dos prác­ti­ca­men­te por igual. Un 77% de los con­sul­ta­dos por nues­tro es­tu­dio de­cla­ró no con­fiar en el sec­tor pú­bli­co a prio­ri y un 75% di­jo des­con­fiar de los pri­va­dos. Un por­cen­ta­je si­mi­lar (78%) cree que los fun­cio­na­rios son co­rrup­tos o muy co­rrup­tos.

Es­tos nú­me­ros de­bie­sen re­me­cer a cual­quie­ra que desem­pe­ñe al­gu­na res­pon­sa­bi­li­dad pú­bli­ca, y re­ver­tir­los exi­ge la im­ple­men­ta­ción de cam­bios con­cre­tos a cor­to y me­diano pla­zo. An­te ello, el lla­ma­do es cla­ro y úni­co: la cri­sis de con­fian­za es trans­ver­sal a to­dos los sec­to­res y ca­da uno de no­so­tros so­mos res­pon­sa­bles de su­pe­rar­la.

En el ám­bi­to pú­bli­co se ha avan­za­do en va­rios fren­tes: de­cla­ra­cio­nes de in­tere­ses y pa­tri­mo­nio, ley del lobby, re­gu­la­ción al fi­nan­cia­mien­to elec­to­ral, fi­dei­co­mi­so cie­go, de­ber de abs­ten­ción in­com­pa­ti­bi­li­da­des, in­for­ma­ción pú­bli­ca ac­ti­va y pa­si­va, en­tre otros. Son me­di­das exi­gen­tes, pe­ro que co­la­bo­ran en la re­cu­pe­ra­ción de la con­fian­za ciu­da­da­na a tra­vés de la trans­pa- ren­cia y ac­coun­ta­bi­lity.

Hay lar­ga ex­pe­rien­cia en he­rra­mien­tas del sec­tor pri­va­do que se tras­la­dan al sec­tor pú­bli­co pa­ra me­jo­rar su efi­ca­cia. Pe­ro en es­te ám­bi­to pue­de su­ce­der jus­to lo con­tra­rio. El sec­tor pri­va­do pue­de apren­der de la ex­pe­rien­cia pú­bli­ca con el fin de me­jo­rar la con­fian­za ciu­da­da­na y con ello su repu­tación en los mer­ca­dos. He­rra­mien­tas de trans­pa­ren­cia y ren­di­ción de cuen­tas que ofre­cen una re­la­ción de po­der dis­tin­ta en­tre las per­so­nas y las ins­ti­tu­cio­nes; res­tric­cio­nes a puer­ta gi­ra­to­ria; prohi­bi­ción de cohe­cho en­tre pri­va­dos; trans­pa­ren­cia en el lobby; res­pe­to a los da­tos per­so­na­les. Hay mu­cho don­de avan­zar.

Hoy el sen­ti­do de lo pú­bli­co es más com­ple­jo, con una ciu­da­da­nía más em­po­de­ra­da y más de­man­dan­te, lo que plan­tea exi­gen­cias y desafíos ma­yo­res a las em­pre­sas. En es­te sen­ti­do, to­ma un ca­rác­ter fun­da­men­tal el apor­te que pue­da rea­li­zar el mun­do pri­va­do en la cons­truc­ción de una cul­tu­ra na­cio­nal de la Trans­pa­ren­cia.

Un 77% de los con­sul­ta­dos por nues­tro es­tu­dio de­cla­ró no con­fiar en el sec­tor pú­bli­co a prio­ri y un 75% di­jo des­con­fiar de los pri­va­dos. Un por­cen­ta­je si­mi­lar (78%) cree que los fun­cio­na­rios son co­rrup­tos o muy co­rrup­tos”. Mar­ce­lo Dra­go, pre­si­den­te del Con­se­jo pa­ra la Trans­pa­ren­cia.

El sec­tor pri­va­do pue­de apren­der de la ex­pe­rien­cia pú­bli­ca pa­ra me­jo­rar la con­fian­za ciu­da­da­na y con ello su repu­tación en los mer­ca­dos. He­rra­mien­tas de trans­pa­ren­cia y ren­di­ción de cuen­tas que ofre­cen una re­la­ción de po­der dis­tin­ta en­tre las per­so­nas y las ins­ti­tu­cio­nes; res­tric­cio­nes a puer­ta gi­ra­to­ria; prohi­bi­ción de cohe­cho en­tre pri­va­dos; trans­pa­ren­cia en el lobby... Hay mu­cho don­de avan­zar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.