La im­por­tan­cia de per­so­na­li­zar el pro­duc­to

Co­mo una for­ma de en­tre­gar un va­lor agre­ga­do a las gift­cards, se ha ge­ne­ra­do una fuer­te ne­ce­si­dad de per­so­na­li­zar­las, tan­to con la mar­ca de la em­pre­sa u or­ga­ni­za­ción, co­mo con la emo­cio­na­li­dad que se quie­re plas­mar en ellas.

La Tercera - Especiales2 - - News -

Se­gún las fe­chas y los even­tos que se quie­ran celebrar en las em­pre­sas, es im­por­tan­te, se­gún los ex­per­tos, dar un se­llo per­so­na­li­za­do a las tar­je­tas de re­ga­lo. An­drea Mar­goz­zi­ni, di­rec­to­ra de las ca­rre­ras de Di­se­ño Grá­fi­co e Ilus­tra­ción de Duoc UC Se­de San Car­los de Apo­quin­do, ex­pli­ca que “el di­se­ño ad­quie­re una gran im­por­tan­cia ya que de­be co­mu­ni­car y co­nec­tar­se efi­cien­te­men­te con las emo­cio­nes de la fes­ti­vi­dad y lle­gar al pú­bli­co al cual se di­ri­ge. Exis­te una gran di­ver­si­dad de op­cio­nes pa­ra per­so­na­li­zar las tar­je­tas. La uti­li­za­ción de imá­ge­nes ge­né­ri­cas o des­car­ga­das des­de in­ter­net es po­co re­co­men­da­ble ya que son co­no­ci­das y pier­de el va­lor emo­cio­nal y pa­sa a ser un ob­je­to más bien ca­ren­te de va­lor agre­ga­do. El di­se­ño le en­tre­ga al plás­ti­co sig­ni­fi­ca­do y le otor­ga un men­sa­je que en ge­ne­ral va aso­cia­do, ade­más, a la iden­ti­dad de la mar­ca, lo que ha­ce que la per­so­na que re­ci­be la tar­je­ta se vin­cu­le con és­ta y per­ci­ba efec­ti­va­men­te la preo­cu­pa­ción e im­por­tan­cia que le da la or­ga­ni­za­ción a sus equi­pos”. Por tan­to, se­ña­la la do­cen­te, es ne­ce­sa­rio te­ner cla­ri­dad de qué se quie­re co­mu­ni­car pa­ra po­der de­fi­nir las for­mas, co­lo­res, ilus­tra­cio­nes, ti­po­gra­fía, en­tre otros ele­men­tos que van a dar for­ma y sen­ti­do a las gift­cards más allá del plás­ti­co y el va­lor mo­ne­ta­rio de re­ga­lo o be­ne­fi­cio aso­cia­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.