Nor­te y sur de Chi­le

Di­ver­sos pai­sa­jes que en­can­tan por su na­tu­ra­le­za y desa­rro­llo tu­rís­ti­co.

La Tercera - Especiales3 - - Por­ta­da - Por: Ger­mán Krei­sel

Co­mo el me­jor des­tino pa­ra vi­si­tar el 2018 catalogó a Chi­le la re­co­no­ci­da guía de via­jes Lo­nely Pla­net que lo ca­li­fi­ca co­mo un “país ais­la­do del res­to de Su­da­mé­ri­ca (y del mun­do) por los al­tí­si­mos An­des al es­te, el océano Pa­cí­fi­co al oes­te, el ári­do de­sier­to de Ata­ca­ma al nor­te y la im­pe­ne­tra­ble na­tu­ra­le­za de la Pa­ta­go­nia al sur. Los chi­le­nos ca­da día apro­ve­chan más al­gu­nos des­ti­nos y ya es­tán pla­ni­fi­can­do es­ca­pa­das pa­ra un fin de se­ma­na lar­go o el pos­ter­ga­do des­can­so, so­bre to­do si se apro­ve­chan los pre­cios de tem­po­ra­da ba­ja y la ofer­ta de vue­los a pre­cios más con­ve­nien­tes.

Un des­tino es­tre­lla que bri­lla por si só­lo y que co­rre con ven­ta­ja en el nor­te de Chi­le es San Pedro de Ata­ca­ma. Con­si­de­ra­do co­mo un oa­sis en pleno de­sier­to es el fa­vo­ri­to de tu­ris­tas de to­do el mun­do que se encantan con su be­lle- za y mis­ti­cis­mo. El lu­gar po­see una am­plia ofer­ta de ho­te­les y hos­ta­les, res­to­ra­nes y ac­ti­vi­da­des al ai­re li­bre, co­mo sa­li­das a las la­gu­nas al­ti­plá­ni­cas y ru­tas pa­ra re­co­rrer en bi­ci­cle­ta.

A po­cos ki­ló­me­tros el Va­lle de la Lu­na sor­pren­de con sus panorámicas y for­ma­cio­nes ro­co­sas co­mo Las Tres Ma­rías, el An­fi­tea­tro, la Gran Du­na y las Ca­ver­nas de Sal. Muy cer­ca, el Va­lle de la Muer­te re­ci­be a los vi­si­tan­tes con in­men­sas mon­ta­ñas de are­na y sin­gu­la­res ro­cas ero­sio­na­das por el vien­to. Muy re­co­men­da­ble es vi­si­tar­lo una no­che de lu­na lle­na pa­ra apre­ciar los de­ta­lles que se ilu­mi­nan en sus pa­re­des es­car­pa­das. Tam­bién, el Sa­lar de Ata­ca­ma con más de 3.000 ki­ló­me­tros cua­dra­dos es el ter­cer ma­yor sa­lar del mun­do y el há­bi­tat de la ga­vio­ta an­di­na, agui­lu­cho, zorro cul­peo y fla­men­cos, ca­rac­te­rís­ti­cos de la zo­na y pos­tal obli­ga­da pa­ra el vi­si­tan­te. Muy cer­ca de la co­mu­na se pue­de lle­gar a las Rui­nas de Tu­lor, po­bla­do de más de 3.000 años; o al Pu­ka­rá de Qui­tor, cons­trui­do en el si­glo XII por los an­ti­guos ha­bi­tan­tes y uti­li­za­do por los In­cas.

La Arau­ca­nía la­cus­tre

Co­mo uno de los lu­ga­res más atrac­ti­vos de la Arau­ca­nía, Pu­cón y sus al­re­de­do­res se ha trans­for­ma­do en el des­tino fa­vo­ri­to pa­ra quie­nes bus­can tran­qui­li­dad, di­ver­sión y des­can­so. Es el cen­tro neu­rál­gi­co de la zo­na la­cus­tre y cuen­ta con ex­ce­len­te in­fra­es­truc­tu­ra y en­tre­ten­ción, so­bre to­do al ai­re li­bre. En­tre ellas des­ta­ca el trek­king al crá­ter del vol­cán Villarrica, ex­pe­rien­cia úni­ca a 2.847 me­tros de al­tu­ra por apro­xi­ma­da­men­te nue­ve ho­ras de as­cen­so. El des­cen­so por el río Tran­cu­ra tam­bién es un im­per­di­ble. Sus aguas cris­ta­li­nas y sus rá­pi­dos gra­do III y IV son co­no­ci­dos en to­do el mun­do por quie­nes prac­ti­can raf­ting. En al­gu­nas zo­nas tie­ne di­fi­cul­tad al­ta, mien­tras que en el sec­tor más ba­jo es ap­to pa­ra quie­nes van por pri­me­ra vez.

Sin em­bar­go, la ma­ne­ra más en­tre­te­ni­da de re­co­rrer la ciudad y al­re­de­do­res es

en bi­ci­cle­ta. Sec­to­res co­mo La Po­za, la Pla­ya Gran­de y el mi­ra­dor del Mo­nas­te­rio son ac­ce­si­bles en es­te me­dio de trans­por­te. El ca­mino ha­cia Ca­bur­gua lle­va a her­mo­sos pa­ra­jes, sen­de­ros y puen­tes don­de se pue­de ob­ser­var el río Tran­cu­ra. Só­lo se ne­ce­si­ta una bo­te­lla de agua y las ga­nas de pe­da­lear.

Po­lo tu­rís­ti­co de la X Re­gión

Puer­to Va­ras re­ci­be vi­si­tan­tes du­ran­te to­do el año y se en­cum­bra co­mo una de las ciu­da­des más be­llas de Chi­le. Cuen­ta con ex­ce­len­tes ser­vi­cios ho­te­le­ros y ac­ti­vi­da­des pa­ra to­dos los gus­tos, y cer­ca­nía con her­mo­sos en­tor­nos na­tu­ra­les. Vi­si­ta obli­ga­da es la igle­sia Sa­gra­do Co­ra­zón de Je­sús, vi­si­ble des­de to­do el plan y de­cla­ra­da Mo­nu­men­to Na­cio­nal. Tam­bién, la ex­ten­sa cos­ta­ne­ra in­vi­ta a ca­mi­nar o a dis­fru­tar de un pa­seo en bi­ci­cle­ta, co­mo tam­bién de pro­bar la va­ria­da ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca que va des­de la más tra­di­cio­nal re­pos­te­ría ale­ma­na has­ta los pla­tos más ela­bo­ra­dos en ba­se a pro­duc­tos de la zo­na co­mo car­nes y fru­tos ex­traí­dos de sus bos­ques.

Puer­to Va­ras, es ade­más el ini­cio del ca­mino pa­ra ro­dear el la­go Llan­quihue, don­de a su pa­so es­tán Fru­ti­llar, Puer­to Oc­tay, Pe­trohué y el la­go To­dos los San­tos. Es­te úl­ti­mo, in­mer­so en el Par­que Na­cio­nal Vi­cen­te Pé­rez Ro­sa­les, se­gún ci­fras de Ser­na­tur, el más vi­si­ta­do den­tro de las Áreas Sil­ves­tres Pro­te­gi­das del Es­ta­do.

Los tres des­ti­nos cuan­tan con pai­sa­jes so­bre­co­ge­do­res a su al­re­de­dor. La­gu­nas al­ti­plá­ni­cas en el nor­te, y vol­ca­nes, bos­ques y Par­ques Na­cio­na­les en el sur. En­tre ellos el par­que Vi­cen­te Pé­rez Ro­sa­les, uno de los ma­yo­res atrac­ti­vos del país. Chi­le fue ele­gi­do por se­gun­da vez con­se­cu­ti­va co­mo el Me­jor Des­tino de Tu­ris­mo Aven­tu­ra del Mun­do otor­ga­do por World Tra­vel Awards. San Pedro de Ata­va­ma, Pu­cón y Puer­to Va­ras co­rren con ven­ta­ja pa­ra es­te ti­po de tu­ris­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.