Desafíos

Me­di­ci­na de me­dia­na y al­ta com­ple­ji­dad en la red pú­bli­ca y pri­va­da

La Tercera - Especiales3 - - Portada - Por: Jor­ge Alia­ga San­do­val

Chi­le avan­za en el ca­mino ha­cia que to­dos sus re­cin­tos de sa­lud pú­bli­ca y pri­va­da cuen­ten con la ca­pa­ci­dad téc­ni­ca y de in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra aten­der a pa­cien­tes en es­ta­do crí­ti­co y pro­ce­di­mien­tos que re­quie­ren de un ma­yor gra­do de com­ple­ji­dad. ¿Cuá­les son las áreas de com­pe­ten­cia de es­tos pro­fe­sio­na­les?

Un pa­cien­te crí­ti­co que es­tá hos­pi­ta­li­za­do en el pa­be­llón de que­ma­dos, un tras­plan­ta­do de ór­ga­nos y un pa­cien­te que es so­me­ti­do a una ci­ru­gía de al­to ries­go coin­ci­den en el ni­vel de com­ple­ji­dad de sus pro­ce­di­mien­tos. Pa­ra es­tos ca­sos se uti­li­zan los con­cep­tos de me­dia­na y de al­ta com­ple­ji­dad.

De acuer­do al doc­tor Jo­sé Mi­guel Ber­nuc­ci, se­cre­ta­rio ge­ne­ral del Co­le­gio Mé­di­co, la aten­ción se­cun­da­ria ( es­te nom­bre se le otor­ga en el sec­tor pú­bli­co) o de me­dia­na com­ple­ji­dad, abar­ca la aten­ción de es­pe­cia­li­da­des y sub­es­pe­cia­li­da­des am­bu­la­to­rias. En el ám­bi­to pú­bli­co, se con­cen­tran en los Cen­tros de Diag­nós­ti­co Te­ra­péu­ti­co (CDT, los que an­tes se de­no­mi­na­ban con­sul­to­rios de es­pe­cia­li­da­des. Tam­bién se les lla­ma cen­tros se­cun­da­rios a hos­pi­ta­les y clí­ni­cas en los cua­les se cuen­tan con al­gu­nas áreas de es­pe­cia­li­dad. Se ca­rac­te­ri­zan por rea­li­zar al­gu­nos pro­ce­di­mien­tos y aten­ción a pa­cien­tes que no es­tán en una con­di­ción tan com­ple­ja.

En­tre las es­pe­cia­li­da­des en me­di­ci­na se­cun­da­ria es­tán la me­di­ci­na in­ter­na, ci­ru­gía ge­ne­ral, pe­dia­tría y gi­ne­co­lo­gía. Tam­bién pue­den ha­ber al­gu­nas sub­es­pe­cia­li­da­des. Al­gu­nos de los pro­ce­di­mien­tos más co­mu­nes son las ci­ru­gías bi­liar y de apén­di­ce, en­tre otras.

En es­te ám­bi­to, uno de los re­tos pa­ra la aten­ción se­cun­da­ria, se­gún el se­cre­ta­rio ge­ne­ral del Co­le­gio Mé­di­co, es ha­cer un ma­yor nú­me­ro de pres­ta­cio­nes am­bu­la­to­rias sus­ti­tu­yen­do las hos­pi­ta­li­za­cio­nes en ca­sos que no lo ame­ri­ten en el mun­do pú­bli­co, ya que es una nueva mi­ra­da, mu­cho más mo­der­na.

Me­di­ci­na de al­ta com­ple­ji­dad

Ber­nuc­ci ex­pli­ca que por aten­ción ter­cia­ria (nom­bre que se le da en el sec­tor pú­bli­co) o al­ta com­ple­ji­dad, se alu­de a los hos­pi­ta­les y clí­ni­cas, don­de se rea­li­zan ci­ru­gías com­ple­jas y se atien­den pa­cien­tes crí­ti­cos. Por ejem­plo, la UCI (Uni­dad de Cui­da­dos In­ten­si­vos) y la UTI (Uni­dad de Cui­da­dos In­ter­me­dios), las que re­quie­ren per­so­nal al­ta­men­te ca­pa­ci­ta­do.

Al­gu­nas de las es­pe­cia­li­da­des que con­si­de­ra son me­di­ci­na in­ter­na, car­dio­lo­gía, in­fec­to­lo­gía, en­do­cri­no­lo­gía, bron­co­pul­mo­nar, ne­fro­lo­gía, pe­dia­tría, gi­ne­co-obs­te­tri­cia, mé­di­cos in­ten­si­vis­tas, en­tre di­ver­sas ra­mas de la me­di­ci­na in­ter­na y otras sub­es­pe­cia­li­da­des. En­tre los pro­ce­di­mien­tos más co­mu­nes es­tán la ci­ru­gía car­dio­vas­cu­lar, di­ges­ti­va y neu­ro­ci­ru­gía. Al­gu­nos de los pro­ce­di­mien­tos más com­ple­jos es­tán los tras­plan­tes car­día­cos, pul­mo­na­res, mix­tos (car­día­cos y pul­mo­na­res), he­pá­ti­cos, re­na­les y la ci­ru­gía on­co­ló­gi­ca.

Cer­ti­fi­ca­ción de es­pe­cia­lis­tas

El doc­tor Vi­cen­te Val­di­vie­so, pro­fe­sor emé­ri­to de la Fa­cul­tad de Me­di­ci­na de la Pon­ti­fi­cia Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca de Chi­le y miem­bro de la Aca­de­mia Chi­le­na de Me­di­ci­na ex­pli­ca que en nues­tro país exis­ten dos for­mas pa­ra que los mé­di­cos ob­ten­gan una es­pe­cia­li­dad. Una es ha­cien­do un pro­gra­ma uni­ver­si­ta­rio y otra es dan­do exá­me­nes en Co­na­cem (Cor­po­ra­ción Na­cio­nal Au­tó­no­ma de Cer­ti­fi­ca­ción de Es­pe­cia­li­da­des Mé­di­cas) des­pués de una prác­ti­ca. Es­ta ins­ti­tu­ción re­co­no­ce la cer­ti­fi­ca­ción de es­pe­cia­lis­tas. “Hay ca­sos en que per­so­nas sa­len de un pro­gra­ma uni­ver­si­ta­rio y se re­gis­tran de igual ma­ne­ra en Co­na­cem, por­que tie­ne mu­cho pe­so en la cul­tu­ra mé­di­ca na­cio­nal”, di­ce Val­di­vie­so. El cer­ti­fi­ca­do de es­pe­cia­lis­ta de Co­na­cem tie­ne una du­ra­ción de 7 años. Tie­ne que ser re­no­va­do.

Las es­pe­cia­li­da­des pri­ma­rias son aque­llas que re­quie­ren pa­ra en­trar al pro­gra­ma uni­ver­si­ta­rio sea mé­di­co ci­ru­jano. Esas son 30 es­pe­cia­li­da­des. Des­pués vie­nen las de­ri­va­das que tie­nen co­mo exi­gen­cia ha­ber cur­sa­do al­gu­na de las an­te­rio­res (las pri­ma­rias). En Chi­le las es­pe­cia­li­da­des pri­ma­rias en pro­me­dio tie­nen una du­ra­ción de 3 años, con al­gu­nas ex­cep­cio­nes. Las de­ri­va­das son dos años más. Las pri­ma­rias en la red de sa­lud pú­bli­ca son de­pen­dien­tes del CESFAM (Cen­tro de Sa­lud Fa­mi­liar) y las de­ri­va­das en hos­pi­ta­les y clí­ni­cas.

Aten­ción ter­cia­ria o de al­ta com­ple­ji­dad, alu­de a los hos­pi­ta­les y clí­ni­cas, don­de se rea­li­zan ci­ru­gías com­ple­jas y se atien­den pa­cien­tes crí­ti­cos. Por ejem­plo, la UCI (Uni­dad de Cui­da­dos In­ten­si­vos) y la UTI (Uni­dad de Cui­da­dos In­ter­me­dios), las que re­quie­ren per­so­nal al­ta­men­te es­pe­cia­lis­ta.

La aten­ción se­cun­da­ria o de me­dia­na com­ple­ji­dad abar­ca la aten­ción de es­pe­cia­li­da­des y sub­es­pe­cia­li­da­des am­bu­la­to­rias. En el ám­bi­to pú­bli­co se con­cen­tran en los Cen­tros de Diag­nós­ti­co Te­ra­péu­ti­co (CDT), los que an­tes se de­no­mi­na­ban con­sul­to­rios de es­pe­cia­li­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.