QUE­SO

La Tercera - Más Deco - - Gourmet -

Se le re­co­no­ce co­mo un ali­men­to adic­ti­vo en to­das sus for­mas, pe­ro es de­rre­ti­do cuan­do se le dis­tin­gue co­mo un ga­ti­lla­dor del ham­bre con la so­la ima­gen, una que apun­ta tan­to a la me­mo­ria y las emo­cio­nes, co­mo al de­seo y la sa­tis­fac­ción. Es­tá en va­rias pre­pa­ra­cio­nes y son ellas las que pue­den crear si­tua­cio­nes don­de echar mano pa­ra sen­tir su ca­lor.

La pizza con mu­cho que­so, sa­can­do un trozo y con hi­los col­gan­do, es una de las fo­tos fe­ti­ches de los ins­ta­gram co­mes­ti­bles y, por su­pues­to, de la pu­bli­ci­dad. ¿Quién se re­sis­te? Muy po­cos. Si no, vean las fi­las que tie­ne La Ar­gen­ti­na Piz­ze­ría crea­da por el co­ci­ne­ro ar­gen­tino Juan Ma­nuel Pe­na Pas­sa­ro ha­cien­do ho­nor al que­so en can­ti­da­des co­mo lo man­dan las em­ble­má­ti­cas piz­zas de Baires. Ahí es­tá la Muz­za, sim­ple­men­te 500 g de que­so de­rre­ti­do, con acei­tu­nas ver­des y chi­mi­chu­rri, o cual­quie­ra de las ver­sio­nes con la moz­za­re­lla ar­gen­ti­na co­mo pro­ta­go­nis­ta: pal­mi­tos, mo­rrón, ja­món y la inigua­la­ble Fu­gaz­ze­ta, que su­ma ce­bo­lla. Es el rey del al pa­so, con ven­ta por tro­zos co­mo tam­bién las com­ple­tas pa­ra lle­var o co­mer en el ca­da vez más bo­nae­ren­se lo­cal.

Otra pre­pa­ra­ción ícono del que­so de­rre­ti­do son las em­pa­na­das. Ya sa­be de las fri­tas re­cién he­chas que tan pro­fun­do ca­lan en la co­ci­na y pla­cer chi­le­nos, tan­to en ca­sas co­mo la ca­lle. Pe­ro las em­pa­na­das de horno tam­bién tie­nen que de­cir. Lo Sal­des (en to­das sus tien­das) dan ex­ce­len­te mues­tra de ello. Ver­sión ce­bo­lla pa­ra aplau­dir, so­lo tam­bién. Por otro la­do, las ar­te­sa­na­les de Gregoria Co­ci­na es­pe­cia­li­za­da en las trans­an­di­nas, ofre­cen va­rias con que­so más cho­clo, es­pi­na­cas, cham­pi­ñón, ca­pre­se, ja­món o la de ce­bo­llín. Tie­ne des­pa­cho a do­mi­ci­lio y una reunión fa­mi­liar jun­to a ellas es más que de­li­cio­sa. Tam­bién las pue­de com­prar sin hor­near, pa­ra ha­cer­las re­cién sa­li­das del horno don­de le plaz­ca. La que se lle­va to­das las mi­ra­das, bo­cas y ha­la­gos en es­te pre­ci­so momento es la Provoleta (en la fo­to) del nue­vo e im­per­di­ble Pri­ma Bar don­de lo ar­te­sa­nal es lo que man­da. Mu­cho de pre­pa­ra­ción pro­pia (li­co­res, ver­mouth y más) y su Provoleta, ser­vi­da hir­vien­do en una pai­li­ta jun­to a un trozo de fo­cac­cia, de­ja en la lu­na. Ellos van a bus­car la le­che fres­ca a Me­li­pi­lla y pre­pa­ran el que­so en ca­sa. El re­sul­ta­do es un sa­bor a le­che glo­rio­so, ri­ca tex­tu­ra, go­lo­so, pu­ro. Hay que ir a pro­bar­lo y de pa­so pe­dir la ta­bla char­cu­te­ra con fiam­bres de ma­nu­fac­tu­ra pro­pia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.