CO­NO­CER

La Tercera - Más Deco - - Personajes -

la ma­te­ria pri­ma

“Es co­mo to­mar­se un vino chi­leno pro­du­ci­do y em­bo­te­lla­do en Chi­le, no im­por­ta dón­de lo to­mes, siem­pre es el mis­mo vino… el ori­gen y el pro­ce­so es lo bá­si­co, lo mis­mo pa­sa con el ca­fé y la ma­yo­ría de los pro­duc­tos que tie­nen que ser em­pa­ca­dos en su lu­gar de ori­gen pa­ra man­te­ner la fres­cu­ra. La fres­cu­ra es la úni­ca va­ria­ble pa­ra de­ci­dir si un té es de bue­na ca­li­dad o no, to­do el res­to es gus­to”, ex­pli­ca Cris­tián Pas­te­ne, LA­TAM Dil­mah brand re­pre­sen­ta­ti­ve and tea trai­ner.

La fres­cu­ra es ese aro­ma que sa­le cuan­do se abre por pri­me­ra vez un té; por ejem­plo, al abrir un té ne­gro van a pre­do­mi­nar los aromas a ma­de­ra y fru­tos se­cos, y es eso es lo que de­fi­ne la ca­li­dad de un pro­duc­to. Des­pués, los más eru­di­tos re­co­no­cen en bo­ca sus atri­bu­tos. “Cuan­do se que­da co­mo atas­ca­do en la len­gua quie­re de­cir que no es­tá fres­co y pue­de ha­ber es­ta­do más de un año sin en­va­sar. Los tés si no es­tán se­lla­dos her­mé­ti­ca­men­te con el tiem­po pier­den pro­pie­da­des y an­ti­oxi­dan­tes”, ex­pli­ca.

Un buen té se pre­pa­ra con agua fil­tra­da a me­nos de 100 gra­dos, una vez her­vi­da el agua hay que es­pe­rar que ba­je la tem­pe­ra­tu­ra an­tes de ser­vir­la. Aho­ra, de­pen­de de si es blan­co, ne­gro o ver­de la can­ti­dad de mi­nu­tos que se de­be es­pe­rar an­tes de con­su­mir­lo, y es im­por­tan­te re­vol­ver­lo pa­ra que las ho­jas se hi­dra­ten y suel­ten su aro­ma y sa­bor.

LA AL­TU­RA DE­FI­NE

“Los in­gle­ses hi­cie­ron bien la pe­ga y le pu­sie­ron Break­fast y Af­ter­noon”, cuen­ta so­bre los nom­bres que ayu­dan a cual­quie­ra a sa­ber qué es­tá com­pran­do y a qué ho­ra es ideal to­mar­lo, al­go que es­tá da­do por la al­tu­ra del cul­ti­vo de la “Un En­glish Break­fast es­tá cul­ti­va­do a ba­ja al­tu­ra, a ni­vel del mar, por lo que es un té más in­ten­so, co­mo un ca­ber­net sau­vig­non; tie­ne har­to po­li­fe­nol y an­ti­oxi­dan­te que cor­ta la gra­sa de la le­che, y por eso es bueno po­ner­le unas go­ti­tas de le­che y no se te va a cor­tar el té. Des­pués, mien­tras más al­tu­ras son tés más sua­ves que se acom­pa­ñan con co­mi­das más li­via­nas o dul­ces, co­mo un Af­ter­noon”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.