EL AR­QUI­TEC­TO

La Tercera - Más Deco - - Espacios - IVÁN BRA­VO AR­QUI­TEC­TO IVANBRAVO.CL IN­FO@IVANBRAVO.CL COMODOROO 569 954609507

Iván Bra­vo se en­fren­tó a tra­ba­jar con una cons­truc­ción que pre­sen­ta­ba pro­ble­mas téc­ni­cos y que, con el pa­so del tiem­po, ge­ne­ra­ron im­por­tan­tes de­te­rio­ros en la in­fra­es­truc­tu­ra ori­gi­nal. La pro­pie­ta­ria de la ca­sa, Ber­nar­di­ta Sil­va, “de­ci­dió no so­lo re­sol­ver los pro­ble­mas, si no que ha­cer una re­no­va­ción re­le­van­te que le die­ra una ca­li­dad de es­pa­cios y es­té­ti­ca al ho­gar”, cuen­ta Bra­vo.

Se tra­ta­ba de una ca­sa an­ti­gua, de unos 50 años, con al­gu­nas am­plia­cio­nes an­te­rio­res, que des­de el pun­to de vis­ta de Iván, ha­cían con­fu­sa la for­ma de usar los es­pa­cios. “Por ejem­plo, te­nía mu­chas áreas que no se usa­ban co­ti­dia­na­men­te, es­pe­cial­men­te las más pú­bli­cas co­mo el li­ving”, y a eso se le su­ma­ba que exis­tía mu­cha es­ca­sez de luz en el pri­mer pi­so. La pro­pues­ta se re­su­me en que se re­du­je­ron el nú­me­ro de es­pa­cios pa­ra así desaho­gar la ca­sa en su ge­ne­ra­li­dad, abrien­do los lu­ga­res im­por­tan­tes pa­ra in­yec­tar­les luz.

Tres fue­ron las ope­ra­cio­nes que se hi­cie­ron pa­ra ar­ti­cu­lar los es­pa­cios. Se in­cor­po­ró la co­ci­na al li­ving co­me­dor, se de­mo­lie­ron to­das las cons­truc­cio­nes he­chas en re­mo­de­la­cio­nes an­te­rio­res que se en­con­tra­ban en el pa­tio pos­te­rior y se cons­tru­yó una pis­ci­na y un in­ver­na­de­ro.

Iván tra­ba­jó con un pre­su­pues­to aco­ta­do, por lo que los ma­te­ria­les usa­dos fue­ron muy sim­ples. Mu­cha ma­de­ra de ála­mo pa­ra los cie­rres y puer­tas nue­vas, ma­te­ria­les de lo que se de­mo­lió, co­mo por ejem­plo el mu­ro de la­dri­llo del es­tar que se eli­mi­nó, re­uti­li­za­mos par­te de las ven­ta­nas en el in­ver­na­de­ro, etc.”, di­ce. Ade­más usó el in­ge­nio en el ma­ne­jo de los sis­te­mas de pin­tu­ras que se con­vir­tió en una es­tra­te­gia de ma­te­rial im­por­tan­te. “Por ejem­plo, en el ex­te­rior yo que­ría la ca­sa com­ple­ta­men­te ne­gra y bri­llan­te… Gra­cias a un via­je a Áms­ter­dam, to­mé las ca­sas de esa ciu­dad co­mo un re­fe­ren­te, ya que mu­chas de ellas son cons­trui­das en la­dri­llo pin­ta­do bri­llan­te, co­sa que en Chi­le no pa­sa mu­cho. Por otra par­te, en el sec­tor prin­ci­pal de la ca­sa, lo que di­vi­de el li­ving con el co­me­dor co­ci­na es una pin­tu­ra de al­to trá­fi­co que pa­sa por mu­ros, cie­lo e in­clu­so so­bre el par­qué”, ex­pli­ca.

Iván pien­sa las obras de ar­qui­tec­tu­ra co­mo una to­ta­li­dad, por lo mis­mo, par­ti­ci­pa en to­da la es­ca­la de la obra, des­de la cons­truc­ción has­ta los ob­je­tos de di­se­ño. En es­te ca­so, di­se­ñó los mue­bles tí­pi­cos que se en­tre­gan con una ca­sa co­mo la co­ci­na, la lo­gia, va­ni­to­rios de ba­ño, zo­na de asa­dos, etc. “Pe­ro acá ade­más desa­rro­llé la me­sa de co­me­dor, la re­pi­sa ama­ri­lla del li­ving, el nú­me­ro de la ca­sa, has­ta una lám­pa­ra ha­ló­ge­na que va en el ba­ño de vi­si­tas, que fue pen­sa­da y di­se­ña­da ex­clu­si­va­men­te pa­ra es­te pro­yec­to. Bus­qué en fe­rias co­sas an­ti­guas, al­gu­nas de otros usos que fue­ron adap­ta­das, co­mo al­gu­nas de las lám­pa­ras in­te­rio­res y ex­te­rio­res, col­ga­do­res de toa­llas, ma­ni­llas pa­ra los mue­bles, etc. Bá­si­ca­men­te na­da que­dó al azar”, di­ce.

Co­mo re­sul­ta­do que­dó una ca­sa abier­ta, co­nec­ta­da, re­la­ja­da. “Una ca­sa que no ne­ce­si­ta es­tar to­do en su lu­gar. No me in­tere­sa la ar­qui­tec­tu­ra que no per­mi­te una mo­chi­la en el sue­lo, las ven­ta­nas en di­fe­ren­tes aber­tu­ras, lo que sea. Las ca­sas son pa­ra vi­vir­las. Por eso acá pro­pu­se una mix­tu­ra, ni con­tem­po­rá­neo ni de épo­ca, ni mi­ni­ma­lis­ta ni sa­tu­ra­da. La ca­sa es co­mo tie­ne que ser”, con­clu­ye.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.