OPE RA­CIÓN CA­SA LIM­PIA

La Tercera - Más Deco - - Guía - Po­r_ MACARENA SÁN­CHEZ F. in­fo­gra­fía_ CONSUELOASTORGA

¿Te cues­ta re­cor­dar al­gu­nas co­sas, tie­nes pro­ble­mas pa­ra dor­mir, ja­que­cas o aler­gias? Con unas sim­ples me­di­das pue­des de­jar tu ca­sa más li­bre de ra­dia­cio­nes elec­tro­mag­né­ti­cas y eli­mi­nar tecno

pa­tías que no te ha­cen na­da de bien.

da­ños im­por­tan­tes en la sa­lud. Si bien res­pec­to a las mi­cro­on­das sue­le ar­gu­men­tar­se que aún no hay evi­den­cia su­fi­cien­te, que no ha pa­sa­do el tiem­po ne­ce­sa­rio pa­ra co­no­cer sus efec­tos a lar­go pla­zo, lo cier­to es que hay cien­tos de es­tu­dios que aso­cian los cam­pos elec­tro­mag­né­ti­cos a efec­tos pa­ra la sa­lud que van des­de tras­tor­nos del sue­ño y aler­gias has­ta de­pre­sio­nes, da­ños cog­ni­ti­vos y de memoria, da­ños en la mem­bra­na de las cé­lu­las, al­te­ra­ción del ADN y del sis­te­ma in­mu­ni­ta­rio.

La OMS, que no ha si­do muy ta­jan­te al res­pec­to –ídem la le­gis­la­ción en Chi­le–, en 2011 cla­si­fi­ca­ba los cam­pos elec­tro­mag­né­ti­cos de ra­dio­fre­cuen­cia co­mo “un po­si­ble can­ce­rí­geno hu­mano”. Sin em­bar­go, una se­rie de paí­ses, co­mo Sui­za, Ale­ma­nia, Ca­na­dá, Fran­cia, han adop­ta­do una pos­tu­ra más proac­ti­va es­ta­ble­cien­do el “prin­ci­pio de precaución”, del pro­to­co­lo so­bre se­gu­ri­dad de la bio­tec­no­lo­gía del Con­ve­nio so­bre la Di­ver­si­dad.

Co­mo ex­pli­ca Wer­ner Ke­ller, geo­bió­lo­go, que se de­di­ca jus­ta­men­te a me­dir geo­pa­tías y tec­no­pa­tías, fac­to­res geo­ló­gi­cos y tec­no­ló­gi­cos que in­ci­den en la sa­lud, se tra­ta de no es­pe­rar a que los efec­tos a lar­go pla­zo sean in­ne­ga­bles, sino pre­ve­nir aho­ra. “Chi­le es uno de los po­cos paí­ses del mun­do que tie­nen los es­tán­da­res más al­tos en cuan­to a emi­sio­nes de den­si­dad de po­ten­cia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.