ÚL­TI­MO

La Tercera - Más Deco - - Editorial -

fin de se­ma­na del año, uno per­fec­to pa­ra po­ner en or­den ideas y, si hay ener­gía, la ca­sa. Es una bue­na ma­ne­ra de ce­rrar el año y de re­ci­bir el nue­vo más li­viano, des­há­gan­se de lo que no usan, de lo que es­tá ro­to o aque­llo que ya no les ge­ne­ra nin­gu­na emo­ción po­si­ti­va, cues­ta, des­pren­der­se nun­ca es fá­cil, pe­ro una vez que se em­pie­za, el pro­ce­so se va sim­pli­fi­can­do. Soy un con­ven­ci­do de que las ca­sas lle­nas de co­sas ge­ne­ran es­pa­cios más com­pli­ca­dos, me­nos fáciles de vi­vir y me­nos ale­gres, y qui­zás esa sea mi me­ta pa­ra el 2019, de­jar ir y no caer en la ten­ta­ción de re­em­pla­zar. Es­cri­bir­lo y pre­di­car­lo me cues­ta po­co, pe­ro apli­car­lo mu­cho más y se me ha­ce cues­ta arri­ba. ¿Qué ha­go con las cien­tos de re­vis­tas que por tra­ba­jo y pla­cer he ido re­co­lec­tan­do por años? Sé que mu­chas nun­ca las vol­ve­ré a leer, pe­ro cuan­do em­pie­zo a se­lec­cio­nar y a ho­jear, inevi­ta­ble­men­te me que­do pe­ga­do y así jus­ti­fi­co que si­gan ocu­pan­do me­tros en la bi­blio­te­ca, o los mu­chos ador­nos que lle­nan el li­ving, al­gu­nos son re­ga­los, otros com­pra­dos en via­jes o he­re­da­dos. Y así la lis­ta pue­de se­guir mien­tras me pa­seo por ca­da sec­tor de mi ca­sa, in­clu­so el bo­ti­quín es­tá lleno de ‘qui­za­ses’ y ‘tal­ve­ces’, soy acu­mu­la­dor por na­tu­ra­le­za y es una ca­rac­te­rís­ti­ca per­so­nal que cues­ta re­edu­car. Por lo me­nos pue­do de­cla­rar que el

2018 fue el turno del cló­set y, si mi­ro pa­ra atrás, pue­do de­cir ¡prue­ba su­pe­ra­da! Lo­gré dis­mi­nuir el vo­lu­men de ma­ne­ra ra­di­cal y he evi­ta­do re­po­ner lo que do­né o re­ga­lé, pe­ro creo que aún pue­do ha­cer­lo me­jor.

Exis­ten au­to­res co­mo la ar­chi­co­no­ci­da Ma­rie Kon­do con su best se­ller La Ma­gia del Or­den, que te di­ce que con­ser­ves so­lo lo que te pro­du­ce ale­gría y que aho­ra es­tre­na se­rie en Net­flix, o si­tios co­mo el blog The Mi­ni­ma­list War­dro­be, que con un mí­ni­mo de pie­zas re­suel­ve el ir bien ves­ti­do por la vi­da, pa­ra que se ins­pi­ren y apo­yen cuan­do las fuer­zas pa­ra des­car­tar fla­queen.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.