PLAN­TAS Y ÁR­BO­LES DE LOS BOS­QUES DE CHI­LE

La Tercera - Más Deco - - Guía - LI­BRE­RÍAS CON­TRA­PUN­TO

In­ves­ti­ga­do­res del jardín bo­tá­ni­co de Edim­bur­go, ilus­tra­do­ras bo­tá­ni­cas de Tur­quía, y dos agró­no­mas chi­le­nas die­ron vi­da a es­te li­bro que sin­te­ti­za 10 años in­ves­ti­ga­ción de las más de 80 es­pe­cies en­dé­mi­cas de nues­tro país que apa­re­cen ilus­tra­das.

Hay que acla­rar que es­ta es la se­gun­da ver­sión en es­pa­ñol del li­bro, ya que la pri­me­ra vez fue una edi­ción li­mi­ta­da de 150 ejem­pla­res en 2016 que an­tes de lle­gar a las li­bre­rías ya es­ta­ba com­ple­ta­men­te ago­ta­do. “La idea del li­bro es lla­mar la aten­ción del pú­bli­co chi­leno so­bre cuán no­ta­ble, be­lla y úni­ca es la flo­ra na­ti­va de Chi­le. Al pre­sen­tar las plan­tas en es­te li­bro de gran for­ma­to y ca­li­dad, me pa­re­ce que las per­so­nas co­mien­zan a mi­rar­las con otros ojos; co­mo si ad­qui­rie­ran un va­lor dis­tin­to al es­tar plas­ma­das con tan­to de­ta­lle y de­li­ca­de­za en pa­pel. Por­que el li­bro es al mis­mo tiem­po una obra de ar­te o, más bien, 81 obras de ar­te”, di­ce una de sus au­to­ras, Jo­se­fi­na Hepp.

Tal co­mo lo men­cio­na la in­tro­duc­ción del li­bro, la con­ser­va­ción de nues­tra vi­da ve­ge­tal de­be ser una prio­ri­dad: el ai­re que res­pi­ra­mos, la ro­pa que ves­ti­mos, el ali­men­to que con­su­mi­mos, el agua que be­be­mos y cer­ca del 80% de las me­di­ci­nas que uti­li­za­mos de­pen­den de las plan­tas. Pe­ro la­men­ta­ble­men­te, 20 de las es­pe­cies re­pre­sen­ta­das en es­te li­bro se en­cuen­tran en pe­li­gro de ex­tin­ción.

A es­to se le de­be su­mar que cer­ca del 46% de nues­tras plan­tas na­ti­vas na­cio­na­les son en­dé­mi­cas, es de­cir, son ex­clu­si­vas de nues­tro te­rri­to­rio. El coor­di­na­dor y res­pon­sa­ble de la in­ves­ti­ga­ción fue Mar­tin Gard­ner, del Real Jardín Bo­tá­ni­co de Edim­bur­go (RBGE) y en la ela­bo­ra­ción de tex­tos par­ti­ci­pa­ron Pau­li­na He­chen­leit­ner y Jo­se­fi­na Hepp. “Des­de el prin­ci­pio, la me­ta fue­ron 80 es­pe­cies. La úl­ti­ma plan­ta ilus­tra­da (N° 81) fue Lar­di­za­ba­la bi­ter­na­ta (co­güi­le­ra o coile), que flo­re­ció de ma­ne­ra ines­pe­ra­da des­pués de 24 años de no ha­ber flo­re­ci­do en el Real Jardín Bo­tá­ni­co de Edim­bur­go. La se­lec­ción de las es­pe­cies es­tu­vo ba­sa­da en la ne­ce­si­dad de con­se­guir ilus­tra­cio­nes in­tere­san­tes, de es­pe­cial be­lle­za y, en al­gu­nos ca­sos, es­pe­cies nun­ca an­tes pin­ta­das”, di­ce Jo­se­fi­na.

La ma­yor par­te del ma­te­rial ve­ge­tal de re­fe­ren­cia usa­do pa­ra ha­cer las ilus­tra­cio­nes de es­te li­bro pro­vino de la co­lec­ción de plan­tas vi­vas del RBGE y sus su­cur­sa­les re­gio­na­les co­mo son los jar­di­nes bo­tá­ni­cos de Ben­mo­re, Da­wick y Lo­gan. En­tre 2007 y 2014, las ilus­tra­do­ras vi­si­ta­ron es­tos jar­di­nes de ma­ne­ra re­gu­lar, ade­más de otros den­tro de las is­las bri­tá­ni­cas, co­mo el Jardín Bo­tá­ni­co de Cam­brid­ge, Mount Stuart (Is­la de Bu­te), Ny­mans Gar­den (West Sus­sex) y el jardín pri­va­do de los bo­tá­ni­cos Mar­tin y Sa­bi­na Gard­ner en Gran­ton Road, Edim­bur­go, don­de hay múl­ti­ples es­pe­cies na­ti­vas chi­le­nas. “Sin em­bar­go, aque­llas es­pe­cies no dis­po­ni­bles ba­jo cul­ti­vo fue­ron pin­ta­das en su há­bi­tat na­tu­ral en Chi­le. Por ejem­plo, Gül­nur Ekşi vi­si­tó Ca­cha­gua por sie­te días en 2010, don­de ilus­tró la pa­sio­na­ria, el azu­li­llo y la aña­ñu­ca de fue­go, en­tre otras; e Işik Gü­ner vi­si­tó los bos­ques cer­ca­nos a Ca­cha­gua y Za­pa­llar y la ciu­dad de Puer­to Va­ras, por dos me­ses en 2011, don­de pu­do ter­mi­nar de ilus­trar la pre­cio­sa nal­ca”, cuen­ta Jo­se­fi­na.

LA SU­PER­VI­SIÓN y guía du­ran­te la pre­pa­ra­ciónde las acua­re­las es­tu­vo a car­go de la di­rec­to­ra de Ar­te Bo­tá­ni­co del jardín, Jac­qui Pes­tell. El di­se­ño es­tu­vo a car­go de Nye Hughes, deDalrym­ple.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.