¿CUÁN­TO

La Tercera - Más Deco - - Editorial -

sa­be­mos de las plan­tas que nos ro­dean? ¿Po­de­mos di­fe­ren­ciar las en­dé­mi­cas pro­pias de una zo­na a las in­tro­du­ci­das? Chi­le tie­ne una flo­ra pro­pia es­pe­cial y so­fis­ti­ca­da, el he­cho de po­seer un te­rri­to­rio ex­ten­so y es­tar aco­rra­la­dos por la cor­di­lle­ra ge­ne­ra cien­tos de mi­cro­cli­mas con ca­rac­te­rís­ti­cas úni­cas y eso ha per­mi­ti­do el desa­rro­llo de plan­tas es­pe­cí­fi­cas a zo­nas aco­ta­das, pe­ro ¡qué po­co sa­be­mos! Un ejem­plo: las mu­chas fa­mi­lias y es­pe­cies de hon­gos que exis­ten en el te­rri­to­rio na­cio­nal, al me­nos yo nun­ca he pen­sa­do a Chi­le co­mo un te­rreno pro­lí­fi­co pa­ra ellos, pe­ro el nue­vo li­bro de Fun­da­ción Fun­gi de­ja cla­ro que sí lo es. Hi­ci­mos una re­co­pi­la­ción de nue­vos tí­tu­los pa­ra que des­cu­bran el fan­tás­ti­co mun­do na­tu­ral que nos ro­dea y así cuan­do ha­gan un pa­seo o sal­gan al jardín, mi­ren sus plan­tas con otros ojos.

Dos ca­sas re­mo­de­la­das pe­ro con én­fa­sis dis­tin­tos de­mues­tran que el re­ci­cla­je ur­bano no so­lo es fac­ti­ble, sino desea­ble. La pri­me­ra, una ca­sa que fue re­mo­de­la­da lo mí­ni­mo, su due­ña qui­so man­te­ner las ca­rac­te­rís­ti­cas mo­der­nas de su ar­qui­tec­tu­ra y que fue lo que la enamo­ró en pri­me­ra ins­tan­cia. Una ca­sa es­tu­dia­da por mu­chos y que por lo mis­mo ha si­do res­pe­ta­da por sus ac­tua­les ocu­pan­tes. La se­gun­da su­frió un pro­ce­so más ra­di­cal ya que sus nue­vos due­ños que­rían una ca­sa suelta, abier­ta, co­mo las de Bra­sil, el re­sul­ta­do con­si­guió eso y más, trans­for­mán­do­la en el cen­tro de reunión fa­mi­liar.

Os­val­doLu­co Di­rec­tor

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.