DES­PER­TAR

La Tercera - Más Deco - - Editorial -

y ver el mar, de­be ser una de las me­jo­res sen­sa­cio­nes po­si­bles y es lo que nos cuen­ta la due­ña de una de las ca­sas que lle­va­mos en es­ta edi­ción. Las dos ca­sas son, en esen­cia, lo que uno se ima­gi­na cuan­do pien­sa en la ca­sas de ve­ra­neo: re­la­ja­das, abier­tas a los ami­gos, po­cas re­glas y mu­cho es­pa­cio ex­te­rior, co­mo cie­rre per­fec­to, are­na y mar so­lo a me­tros de la ca­ma.

Y so­bre re­la­jo y pla­ya es lo que qui­si­mos ha­blar en es­te nú­me­ro, ideas para dis­fru­tar el buen tiem­po, el ex­ce­so de ri­cas fru­tas y por qué no, es­pa­cios que nos in­vi­tan a so­ñar con las va­ca­cio­nes per­fec­tas. Aquí hay al­go que va­le in­ves­ti­gar un po­co más a fon­do. El mer­ca­do de se­gun­da vi­vien­da si­gue cre­cien­do a bue­nas ta­sas y la cos­ta por de­fi­ni­ción es el des­tino que mu­chos pre­fie­ren y hoy la ofer­ta es am­plia en to­do sen­ti­do, des­de el lu­gar a la ti­po­lo­gía de vi­vien­da, ca­sas o de­par­ta­men­tos en con­do­mi­nio o si­tios ais­la­dos es lo que más se en­cuen­tra. Y, co­mo son mu­chos los que quie­ren sa­lir de va­ca­cio­nes, in­ver­tir en una pro­pie­dad de es­te ti­po pue­de re­sul­tar una bue­na op­ción, al ser por tiem­pos aco­ta­dos, tam­bién per­mi­te que uno la use o arrien­de de ma­ne­ra al­ter­na­da. Si es­tán en el otro la­do y son los que arrien­dan, eli­jan la ca­sa con tiem­po, oja­lá a tra­vés de un ca­nal for­mal, in­ter­net da para mu­cho y ca­da año en es­ta épo­ca las es­ta­fas se dis­pa­ran. Tra­ten la ca­sa con ca­ri­ño, cui­dán­do­la y dis­fru­tán­do­la co­mo si fue­ra pro­pia y, si les gus­ta, con­si­dé­ren­la co­mo una op­ción a re­pe­tir, ma­ne­jar una ca­sa siem­pre tie­ne sus tru­cos y mien­tras más uno se fa­mi­lia­ri­ce, más fe­li­ces y fá­ci­les se­rán las va­ca­cio­nes. Os­val­doLu­co Director

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.